sábado, 6 de junio de 2020, 11:41
Desde
Desde

El Belén Napolitano del Palacio Real

|




El Belén Napolitano del Palacio Real de Madrid, conmemora este año el tercer centenario del Rey Carlos III.


El Belén del Palacio Real de Madrid, que tiene su origen en el Belén del Príncipe iniciado por Carlos III. Con la llegada de este monarca a España, al igual que sucedía en Nápoles, el belén se convertirá en un divertimento elegante para la corte, y es ahí donde radica su principal aportación y novedad en el país. El rey, habituado a la presencia de los "presepi" en tiempo de Navidad en Nápoles, hizo colocar grupos de figuras en los Reales Sitios, procedentes de los «dos armarios llenos de figuras desnudas y vestidas», citadas en un inventario madrileño de 1760, que trajo consigo de Nápoles. Así, en el Palacio del Buen Retiro existía el salón denominado pieza de paso del Nacimiento y en el Palacio Nuevo se enumeran en los inventarios hasta «tres piezas de entrada al Nacimiento y dos piezas oscuras que van al Nacimiento». El rey, desde su regreso a España, permaneció en continuo contacto con Nápoles a fin de conseguir figuras para los nacimientos de sus hijos, tanto para el príncipe de Asturias, futuro rey Carlos IV, como para el infante don Gabriel de Borbón y Sajonia.


A la muerte de Carlos III en Madrid el 14 de diciembre de 1788, su hijo Carlos IV continuó con la tradición de montar y exhibir el belén que su padre había traído de la ciudad partenopea. Se ha llegado a decir que el nacimiento de Carlos IV, el Belén del Príncipe, llegó a constar de 5.950 piezas ejecutadas por diversos artistas, no todas ellas napolitanas como veremos, adquiridas en su mayor parte entre los años 1786 y 1788. Entre las que destacaron especialmente varias parejas de pastores vestidos con sus trajes típicos, regalo de su hermano Fernando IV de Nápoles en 1786.


Figuras que casualmente fueron encontradas en un anticuario de Barcelona por los hermanos García de Castro Márquez el 23 de diciembre de 1982, quienes las adquirieron para su belén. En total se conservaban veintiséis de estas figuras.


Del conocido como Belén del Príncipe, son muy pocas las figuras de la época de Carlos III que hoy se conservan en el Palacio Real, presentando en muchos casos sus maniquíes las proporciones alteradas y las indumentarias originales perdidas. 


La última aportación de figuras napolitanas al Belén del Palacio Real fue un séquito de los Reyes Magos obra de Giuseppe Sanmartino y un gran número de animales de alto nivel, traídas en 1829 por María Cristina de Nápoles, esposa del monarca Fernando VII, cuyo padre el rey Francisco I había comprado en 1822 al negociante de pieles Antonio Cinque.


Siguiendo esta tradición, importada por Carlos III a España, en este belén se han ido incorporando cada Navidad objetos inspirados en las Colecciones Reales, así como en las arquitecturas de los diferentes Reales Sitios, que han sido realizados por propios los técnicos de Patrimonio Nacional, cumpliendo así con la tradición participativa que caracteriza desde su origen en Nápoles la instalación de los “pesepri”, en cuya elaboración, disposición, escenografías y vestimentas colaboraban los propios miembros de las residencias que los poseían.



Además de los elementos creados en años anteriores, como son los bancos, inspirados en los de los jardines de la Granja de San Ildefonso, o la silla de manos que recrea en miniatura la que perteneció a la Reina Bárbara de Braganza, el montaje de esta Navidad tendrá referencias a los Jardines Reales, el mundo de la Ilustración y escenas populares representativas de finales del siglo XVIII.



Así la reproducción del Zaguán de entrada al propio Palacio Real en ruinas alberga el Misterio. El templete circular del Estanque de los Chinescos y la fuente del Espinario, ambos de los jardines de Aranjuez, son el escenario idóneo para ambientar a los personajes que se ejercitan en el estudio de las Ciencias ilustradas, como la Astronomía, la Zoología, la Botánica, así como en el ejercicio y disfrute de las Bellas Artes.



Puede visitarse desde el pasado 6 de diciembre de 2017, hasta el 14 de enero de 2018, entre las 10:00 y las 18:00 (último acceso a las 17:00), de forma gratuita.





Fuentes: 


* Web Oficial de Patrimonio Nacional


* El Gusto por el Belén Napolitano en la Corte Española. Ángel Peña Martín (Universidad Autónoma de Madrid).


















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.