domingo, 7 de junio de 2020, 12:36
Desde
Desde

¿Dónde fueron a parar tus genios...?

|

¿Dónde fueron a parar tus genios...?


¿Dónde fueron a para tus genios

y en qué momento se apagó tu voz?

¿Dónde está tu fuerte energía

cuando. al orden, nos recriminabas?

¿Y aquella alegría,

que apagó tu vida,

aquella primavera?

Te miro con amor,

y una inmensa ternura

me inunda el alma.

No veo más que tristeza

en tus ojos y en tu aliento

y no puedo hacer nada.

Tus ojos apenas ven

me miran,

y asoman a tus ojos

dos lágrimas

que se deslizan

por los pliegues de tu piel.

¡Son 96 años!

Y el peso de toda una vida

se apoya en su fragilidad.

No puedo describir

lo que mi alma siente

¡Es mi madre. la quiero...

y no puedo aliviar su pena!

Me rebelo ante Dios,

y le pido perdón.

pero no hay derecho.

¿Por qué la vida,

en la vejez,

nos vuelve frágiles

y volvemos a sufrir

después de todo lo pasado?

Pilar López Mompó


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.