domingo, 7 de junio de 2020, 12:41
Desde
Desde

Su Majestad el Rey transmite el reconocimiento del conjunto de la sociedad española, a las Fuerzas Armadas por su tarea en la crisis sanitaria y les anima a seguir sin descanso en la tarea allá donde se les necesite

|


1


El Rey transmitió en el Mando de Operaciones (MOPS), el reconocimiento de toda la sociedad española por la contribución de las Fuerzas Armadas en la lucha común frente al #COVID19.

También, Don Felipe aprovechó “para transmitir de forma colectiva, a todos los implicados en la Operación Balmis al conjunto de las Fuerzas Armadas, un mensaje de apoyo y gratitud. Y de orgullo. Ante lo que es una contribución muy importante en un momento de necesidad y emergencia nacional”.

Don Felipe ha visitado, en la Base de Retamares en Pozuelo de Alarcón (Madrid), el órgano del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) responsable del planeamiento operativo, la conducción y el seguimiento de las operaciones militares. Actualmente coordina todas las actividades de las Fuerzas Armadas y efectivos empleadas en la Operación Balmis, para la prevención y contención de la transmisión del COVID-19, mitigando su impacto sanitario, social y económico.

Su Majestad el Rey ha estado acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles y por el jefe de Estado Mayor de la defensa, general del Aire Miguel Ángel Villarroya.

En una primera presentación el comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), teniente general Fernando López del Pozo, ha explicado las capacidades y medios humanos y materiales puestos a disposición del desarrollo de esta operación.

A continuación, en la sala del Centro de Conducción de Operaciones Conjuntas, el Rey ha contactado en múltiple videoconferencia, con los cinco mandos subordinados operativamente al CMOPS que intervienen en la Operación Balmis, y que han expuesto su participación desde cada ámbito de actuación:




  • Mando Componente Terrestre, en el Cuartel General del Ejército de Tierra (Madrid).
  • Mando Componente Naval, en la Base Aeronaval de Rota (Cádiz).
  • Mando Componente Aéreo, en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).
  • Mando de Emergencias (UME), en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).
  • Inspector General de Sanidad de la Defensa, en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla (Madrid).
La Operación Balmis comenzó el 15 de marzo dirigida por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, que a su vez es miembro del Comité Técnico de Gestión del Coronavirus. En esta operación están desplegados 2.500 efectivos en 172 ciudades de toda España y participa Personal del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, Unidad Militar de Emergencias y Guardia Real.


Las actuaciones que se están ejecutando están relacionadas, principalmente, con la desinfección de infraestructuras críticas (puertos, aeropuertos y estaciones), instalaciones sanitarias y de dependencias tanto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como de otros servicios públicos esenciales, además de apoyo en la instalación de hospitales de campaña, acciones de apoyo de transporte de materiales diversos a lugares e instalaciones de atención sanitaria. Especialmente relevante está siendo el esfuerzo realizado en la desinfección de más de 130 residencias de mayores y traslado de enfermos y personas mayores de hospitales a hoteles hospitalizados.

Además, el Centro Militar de Farmacia de la Defensa (CEMILFARDEF) centra ya su actividad en la producción de gel hidroalcohólico, paracetamol y antivirales.

Operación ‘Balmis’

La misión de las Fuerzas Armadas en esta crisis sanitaria ha sido bautizada con el nombre de operación ‘Balmis’, como homenaje a la expedición humanitaria que lideró Francisco Javier Balmis entre 1803 y 1806, un médico militar que llevó la vacuna de la viruela a los territorios del imperio español en América y Filipinas.

El propósito del grupo no fue otro que acabar con la mortalidad infantil que el virus estaba originando en los territorios de ultramar. Desde su salida del puerto de A Coruña, la tripulación inmunizó a las poblaciones de Canarias, América, Filipinas, Macao, Cantón y la isla Santa Elena. Una proeza sanitaria que el facultativo alicantino logró junto al militar catalán José Salvany.















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.