miércoles, 12 de agosto de 2020, 20:31
Desde
Desde

¡Buenos días, princesa!

|


PHOTO 2020 02 15 20 30 06


El viernes 14 celebramos el día de los enamorados, y yo siempre recuerdo esa fiesta, la escena de la película “La vida es bella”, una fábula de Roberto Benigni, en la que se escucha al gran protagonista Guido, ese “grito”: ¡Buenos días, princesa!

Saliendo al paso de alguna publicación sobre un origen siniestro de este día, con medias verdades, quisiera dejar claro que San Valentín era un sacerdote que hacia el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. El emperador Claudio se enteró y como San Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó a Palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo.

El emperador Claudio dio orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y, en nombre del Señor, le devolvió la vista.

Asterius y su familia se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, plantó un almendro de flores rosas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo del amor y amistad duraderos.

Aunque sean los enamorados los que principalmente celebran este día, sin embargo, en ese día se festeja también a todos aquellos que comparten la amistad, y todo el que siente el aroma del amor que, como flor de primavera, nunca debe perder su agradable perfume.

En la Biblia se describe que de la vara de Aarón brotaron flores y almendras maduras, como símbolo de su conexión con Dios. El nombre del almendro en hebreo, significa “el despertar” o “estar despierto”, porque el almendro es el árbol que florece primero.

Si no lo has hecho este año, te invito a que, en el 2021, celebres por todo lo alto el día del amor y la amistad. Tengas la edad que tengas y en cualquier circunstancia posible, pues podemos felicitar también a parientes, amigos, con un: ¡Buenos días, princesa! FELICIDADES!!!

María Ángeles Bou


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.