viernes, 5 de junio de 2020, 09:47
Desde
Desde

Piensa en voz alta

|

"Piensa en voz alta", era una consigna de casa cuando veíamos a alguien preocupado y callado, "piensa en voz alta" era la forma  de decir "estamos aqui" "queremos ayudarte, habla".... Ha pasado el tiempo y aunque ellos ya no están aquí, sigo pensando en ellos en los momentos difíciles, momentos como los que estamos viviendo con un gobierno como mínimo esperpéntico en el que lo de menos es la ideología política, si no la incoherencia, el populismo y la democracia con proyectos vendidos a la población con frases hechas y palabras falseadas repetidas por todos sin analizar por casi nadie.


¿Qué pensarán, me pregunto continuamente?... Y el caso es que, desde el punto de vista de marketing, lo están haciendo muy bien porque están movilizando sectores poblacionales fácilmente manipulables, diciéndoles lo que quieren oír, que es prometerles mejoras, sin que tengan que esforzarse para merecerlo, pero que suponen votos a costa de los que producen.

Más del 50% de la población española son mujeres... Ministerio de igualdad.... ¿en 2020?, ¿con el artículo 14 de la Constitución?..... ¡Y se creen que están inventando el feminismo! Miremos un poco atrás.


El verdadero feminismo es el que defiende la igualdad en derechos, obligaciones y oportunidades de hombres y mujeres, pues bien, las mayores batallas por las pequeñas cosas cotidianas ¡se han ganado en la calle! Toda la vida las mujeres han trabajado, además de haber sido amas de casa en un porcentaje muy elevado. En 1938 salió la ley de excedencia forzosa por matrimonio en empleo público, en la privada no se aplicó, salvo que la interesada así lo quisiera, en cuyo caso se la indemnizaba con "la dote" y se quedaba en casa... O seguía trabajando porque sanidad y pensión de viudedad las tenía aseguradas sólo por la cotización de su marido... 


Eso no era igualdad, ¡salía ganando la mujer! El hombre solo podía tener sanidad y pensión si cotizaba, la pensión de viudedad en el hombre se tuvo que ganar en los tribunales.


Los hombres eran machistas ¡sí!, pero también caballeros andantes que tenían que conquistar a la mujer, situarse en la vida para sacar una familia adelante sin "que les falte de nada", sin cansarse de trabajar y orgullosos de ello, algunos Codos puestos de trabajo ¿esperaban estas señoras que llegando a casa ogotados se pudieran a hacer tareas domésticas también?


Veamos esto, señora que vivía de los ingresos de su marido "ama de casa", "señora", caballero, eran muy pocos los que vivían de los ingresos de la esposa o tenían menos que ella "mantenido". ¿Dónde está el principio de igualdad aquí?... ¿Quién sale beneficiado?


Lo realmente deficil fue ganar esas pequeñas batallas de las cosas cotidianas, fumar sin ser críticadas, llevar pantalones sin escandalizar, romper con el novio sin temor a que te lleven la cuenta del número de novios, algo que en ellos era muy bien visto... Pero el problema estaba más en la competencia desleal que se hacían las mujeres entre sí que las perdía frente a la complicidad implícita masculina. 


Sí había desventaja en la sexualidad considerada un derecho en el hombre y una obligación en la mujer, llamada "el débito", el hombre presumía de aventuras, pero exigía virginidad total en la mujer porque era una forma fácil de sentirse superior sin esforzarse en estas manifestaciones, ¡pero lo daban todo sólo por ese requisito! y muchas mujeres, la mayoría, aceptaba con tal de no tener que trabajar.


¿Cómo puede ser que los bienes adquiridos, fruto del trabajo de los hombres, mientras sus mujeres no trabajaban, se llamen gananciales?... ¿Tiene sentido que a día de hoy se sigan manteniendo pensiones de viudedad y orfandad a personas que jamás han cotizado, sólo por la dudosa virtud de la supervivencia? Lo que no quiere decir que no se paguen las que se están cobrando, ni a personas que por edad ya no podrían cotizar.


Nos están engañando y enfrentando a los españoles, enarbolando banderas de falso feminismo de las que saldrían ganando ellos: "divide y venceras".


Argumentan "brecha salarial", pero no dicen en qué consiste y por qué se da.


Los ingresos de una persona van marcados por formación previa, hay profesiones que se pagan más que a otras, pero no por el sexo del ejerciente sino por la profesión en sí, formación continuada, responsabilidad del puesto de trabajo, dedicación y disponibilidad del trabajo... La baja paternal no es sino un machismo enmascarado que no impide que la mayoría de las mujeres tengan que sacrificar parte de sus carreras profesionales; eso lo solucionaría guarderías las 24 horas del día todos los del año con tarifas proporcionales a los ingresos de las familias en las que los dos trabajan, con personal cualificado y eso si que facilitaría la carrera profesional y es cuestión de infraestructuras, no de leyes.


Desigualdad de pensiones, ¿Cómo van a ser las mismas cuantías las no contribuyentes que las contribuyentes?Los malos tratos... Es una herida sangrante en nuestra sociedad y la educación evitaría muchas de ellas, educación a las mujeres en independencia para no necesitar ni depender de nadie teniendo independencia económica, primera vía a la libertsd y esta sólo se consigue con trabajo, educación en autovaloración y humildad en aceptar que nadie cambia a nadie y salir corriendo al primer signo de maltrato antes de llegar a más.


Educación en prevención, en saber qué se puede y qué no se puede hacer sin ponernos en riesgo, aceptando con realismo la situación actual.


Hemos dado un bandazo de feminismo a hembrismo, de machismo victorioso a criminalizado, poniendo a muchos hombres en situación de indefension y vulnerabilidad por mujeres que pretenden aprovecharse de la situación, amparadas por políticas oportunistas que están dividiendo la sociedad y que no son nada igualitarias

¿Es lícito que una señora que ha vivido del trabajo de su pareja un tiempo pretenda vivir toda la vida a costa de él, si se separa?


¡No nos dejemos engañar! Aprendamos del pasado y defendamos el presente con visión de futuro, reconociendo, ante todo, que la igualdad en derechos sin cumplimiento de deberes y aportaciones es la mayor forma de injusticia y sin ella nada es posible.Un ministerio de igualdad hoy día no tiene más finalidad que premiar a los amigos y allegados con puestos de trabajo y eso se llama nepotismo y lo estamos consintiendo. 


Que cada cual obre en consecuencia y pueda vivir las consecuencias con salud y paz.


Mª Belén Estevan Fernández





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.