lunes, 10 de agosto de 2020, 18:15
Desde
Desde
Alfonso José Jiménez Maroto



Alfonso José Jiménez Maroto

GRÁFICO 1

Indudablemente, en la lista de demarcaciones a las que se ceñía esta declaración, se hallaban las colonias hispanas de Fernando Poo, conocida como Guinea española, Río Muni, el Sáhara y evidentemente, Ifni.

GRÁFICO 1

En los momentos que se avivan, la prueba de fuego para un marco sin precedentes, está centralizado en las resonancias económico-monetarias y en la capacidad de manejo de los organismos medulares del sistema de Bretton Woods, que entre el 1 y el 22 de julio de 1944, respectivamente, pretendió dar estabilidad a las transacciones comerciales con tipo de cambio sólido y estable al orden económico vigente hasta principios de la década de los setenta, hoy implementado en el Fondo Monetario Internacional, FMI, y el Banco Mundial, BM, que deben mostrar su cabida para superar las que proporcionaron en su día, apaciguando las ramificaciones de 2008.

GRÁFICO 1

Sin duda, la supuesta narración de las vicisitudes divulgadas por la gestión norteamericana tras la guerra, y respaldado por el discurso en la radio del emperador Hirohito (1901-1989), en el que comunicó oficialmente la capitulación refiriéndose a una “nueva y cruel bomba”.

GRÁFICO 1

Actualmente, resulta poco contundente deliberar esta andanza con las pautas y normas de la sociedad de hoy, omitiendo, que, si aquella población indígena fue realmente subyugada por los españoles, no lo fue mucho más, o tal vez, menos, que como ya había sido sometida; o que las fechorías que se perpetraron, estaban legitimadas por una cosmovisión religiosa que toleraba el mandato de la fe por medio de las armas.

GRÁFICO 1

De lo que se desprende, que nos adentramos en una dinámica de desconcierto con el rearme; el declive de EEUU como primera potencia y el ascenso de Asia-Pacífico, como la región más pujante; el reforzamiento de los Estados y el incremento de las ultraderechas.