jueves, 18 de julio de 2019, 19:35
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La Jura de Bandera para personal civil

|


JuraBanderapersonalcivil

          Jura de Bandera de Personal Civil en Brea de Tajo 07-05-2017. Foto Armada Española



La Jura de Bandera es uno de los actos más solemnes que existen pero, lejos de lo que algunos puedan creer, este proceso no está reservado exclusivamente al personal militar. Cualquier ciudadano que lo desee puede participar en una Jura civil. Es la expresión cívica, pública e individual de lealtad hacia España y hacia los españoles, un compromiso por defender los intereses colectivos y comprometerse a ello siendo un buen ciudadano. 


Los civiles pueden hacerlo en las fechas que las Fuerzas Armadas -Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército de Aire- designan cada año en diferentes localidades distribuidas por toda la geografía española. Es obligatorio contar, como mínimo, con 18 años de edad, según queda establecido en la orden de Defensa 1445/2004. Otro requisito indispensable es tener la nacionalidad española y no haber sido declarado incapaz por sentencia judicial firme. Pero no se establecen franjas de edades máximas para esta ceremonia. 


El ciudadano decide por voluntad propia, mostrar ante todos que está decidido a contribuir por el bien común. Es una promesa que el ciudadano se hace a sí mismo y que puede desempeñar en cualquiera que sea su labor en la sociedad, ya sea en el trabajo o con la familia, en el entorno público o privado: pagar sus impuestos como exige la Ley, colaborar con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado cuando la situación lo requiere, comportarse de forma adecuada etc. 


La Jura también puede suponer, dentro de estos valores éticos, el apoyo a la seguridad y la defensa de España. Por este motivo, algunos civiles deciden integrarse el las Fuerzas Armadas como reservistas voluntarios -por tanto, no es una labor obligatoria- que, tras unas prácticas anuales -pueden ser desde una semana hasta un mes- con las Fuerzas Armadas pueden ser requeridos para prestar su experiencia en ciertas operaciones o misiones.


Para inscribirse es obligatorio rellenar una instancia que se puede descargar de la web oficial del Ministerio de Defensa, en la que se nos indica donde y como remitirla.


Origen


Tomar juramento a quien acaba de entrar en el Ejército es una ceremonia que procede de la Antigua Roma. Ya entonces, mediante el "sacramentum", se convertía -jurídicamente- a un ciudadano en un legionario.


En España existen testimonios de estos actos desde la Edad Media, en tiempos de la Reconquista. Mediante el juramento se creaba una relación que no se daba entre el Rey y un súbdito cualquiera, pues el soldado pasaba a percibir del monarca un sueldo y armas y estaba legitimado para usar de la violencia, dentro de unos límites.


Con el paso de los siglos, la ceremonia se ha ido adaptando al tiempo actual, pero mantiene su esencia. Desde el siglo XIX, y al compás del perfeccionamiento del sistema político en el que el Ejército había dejado de ser "real" –es decir, defensor de los intereses del "rey soberano"- para pasar a ser "nacional" –defensor y protector de los intereses del "pueblo soberano"-, estas ceremonias se celebraban con toda solemnidad en las calles y plazas más importantes de las ciudades y pueblos.



JURAS DE BANDERA CIVILES EN 2018


Siguiente actividad:












Texto y fotos: Web Ministerio de Defensa


















Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.