martes, 12 de diciembre de 2017, 07:36
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Celebremos el día de la Constitución

|



Constitucion 1978




Miguel Adrover

Se acerca una fecha clave, el próximo miércoles 6 de diciembre, el Gobierno, diputados y senadores, (parte de ellos, porque como es sabido, hay diputados y senadores a los que la Constitución les da sarpullidos), otras altas instituciones del Estado y personalidades de la sociedad civil, se reunirán en el Congreso para celebrar el 39 aniversario de la Constitución Española.


Este próximo 6 de diciembre será el punto de partida de un año cargado de actos de conmemoración, ya que el próximo año 2018 se cumplirá el 40 aniversario de la Carta Magna, en 2018. Y al coincidir con esa fecha redonda a buen seguro, se multiplicarán los actos y celebraciones institucionales y sociales.


Y como prueba de ello, el Congreso y el Senado ya han empezado a realizar la planificación, constituyendo un consejo asesor formado, entre otros, por los tres únicos ponentes de la Constitución con vida: Miquel Roca, José Pedro Pérez-Llorca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.


Constitucion6diciembre1978

Todo aniversario requiere un balance, ya sea personal o colectivo. El día 6 se cumplirán treinta y nueve años del día en que los ciudadanos votaron y apoyaron de forma masiva el texto y las reglas de convivencia que deberían regir la vida democrática y ciudadana de nuestro país, un país llamado España. En aquellas votaciones, los españoles empezaron a construir su futuro. Un futuro que entonces la amplísima mayoría de españoles deseaba fervientemente, desde la unidad, desde la solidaridad y lejos de rencores pasados.


No cabe decir que ahora estamos en ese futuro, que nació con incertidumbres ancestrales, se desarrolló con ansias, se consolidó con fuerza, y ahora, treinta y nueve años después, hemos llevado de nuevo a la incertidumbre.


Pero seguimos construyéndolo. Si, entre todos. Vivimos en 2017 y si nos podemos a pensar, si quisiéramos hacer un listado de los que hemos conseguido juntos, de los avances que han modernizado nuestra nación a lo largo de los últimos decenios, si quisiéramos detallar todos los aspectos en los que España ha crecido como nación desde aquel lejano 1978, sería una tarea imposible, la lista sería interminable, aunque inacabada todavía. Debemos seguir adelante, impulsando cada día nuestro país, a su pueblo, a nuestra gente.


Debemos seguir intentando ser un país a la cabeza en desarrollo social, una nación próspera y fuerte, con un proyecto común y solidario. El próximo día 6 es un día para recordar que a la Constitución de 1978 le debemos nuestra prosperidad, porque estableció el marco necesario para nuestro desarrollo como estado social y democrático de derecho. Y hasta ahora nos ha llevado por una buena senda. Mal que les pese a algunos.


A veces, algunos ingratos, y que demasiadas veces cobran a través de las libertades que les otorga, olvidan adrede que nada de lo que estamos viviendo hoy hubiera sido posible de no ser porque la Constitución nació de la unidad de todos los españoles. "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado", proclama en su artículo primero la Carta Magna. Con esta sencilla frase, la Constitución aprobada por la mayoría de los españoles en 1978, devolvía el poder absoluto de la nación a sus ciudadanos.


Estoy completamente convencido y no dudo en afirmar que la Constitución, nuestra Constitución, era y es nuestro mejor instrumento para construir un futuro común y también lo será para seguir construyéndolo desde este año 2017.


Constitucin

Pero no nos engañemos, hay quienes no creen en el espíritu de lo que se firmó y se votó por todos los españoles hace 39 años, y son ellos quienes quieren ver lo que no existe. Hay algunos que no creen en la solidaridad y en una nación común, que desde sus púlpitos de orador, piden cercenar nuestra norma básica de convivencia sin decir con claridad que no sería mejorar, modificar, retocar o actualizar el texto constituyente, están empeñados en hacer, con alevosía y nocturnidad, otro muy distinto, un texto nuevo. Defenestrar la Constitución que nos ha regido durante estos 39 años, pervertiría el que es el principio fundamental que ha sostenido durante estos años la sociedad en la que ahora convivimos: El principio de que este país lo hacemos entre todos.


Es por ello, y este año más que nunca, que todos debemos saber que significa para nuestro país la celebración del 6 de diciembre, tengamos conocimiento de lo que celebramos entre todos. No, no es un día simplemente festivo, es la fiesta de nuestra democracia, de nuestra convivencia, de nuestra libertad como pueblo y como nación.



Miguel Adrover Caldentey

Director de El Monárquico



















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.