viernes, 24 de noviembre de 2017, 11:52
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Crónica Literaria: "Don Juan"

|






J.ManuelYribarren

El gran escritor y periodista LUIS MARÍA ANSÓN es el autor de este libro merecedor de todos los elogios, porque ha escrito una obra excelente, casi me atrevería a decir que insuperable, sobre un tema que conoce en profundidad por haberlo vivido en primera persona.


La obra que voy a comentar, publicada por Círculo de Lectores, con licencia editorial de Plaza & Janés, lo ha sido con profusión de muy interesantes fotografías, que se lee con comodidad por el formato elegido por la editorial.


A pesar de que el libro ha sido escrito hace ya algunos años, sigue teniendo el mismo interés por el tema que trata y como lo expone.


Luis María Ansón que figura en el libro como un personaje más , divide en cuatro etapas la Restauración: la primera "Derribar la República" ; la segunda, "Derribar a Franco" ; la tercera, "Engañar a Franco" ; y la cuarta, "Evitar la III República".


IMG 20171019 0001

Al autor se le percibe muy bien documentado, como consta al final de la obra, y lo que no es de extrañar, puesto que el Sr. Ansón ha vivido muchos de los hechos que se narran, en primera persona.


El libro no tiene desperdicio, por lo que recomiendo su lectura a toda persona que esté interesada por España porque va a conocer muchas cuestiones que seguro desconoce sobre los entresijos vividos durante los cuarenta años de la dictadura y algunos más, tanto de antes como de después de ésta.


Queda bien claro a lo largo de toda la obra que a Franco lo que más le interesaba era afianzarse y perpetuarse en el poder, como queda demostrado con el paso de los años y de los acontecimientos, para dejar al fin totalmente claro que mientras viviera Franco no sería Rey ni don Juan ni ninguna otra persona.


Don Juan no fue Rey de hecho de España, sino de derecho, para la mayoría de españoles, cualesquiera que fuese su ideología, como hijo heredero de Alfonso XIII.


A lo largo de la obra expone el autor con claridad manifiesta el día a día de Don Juan, de Don Juan Carlos y de Franco, los roces entre ellos, los momentos más tensos vividos y el final acaecido.


Reconoce que el gran amor de don Juan fue el mar. Era algo claro e indiscutible.


Se refiere el autor con gran respeto y cariño a la gran persona que fue el Rey Alfonso XIII y el enorme amor que este tenía a España hasta el punto de preferir dejar el trono y aceptar el exilio, para evitar un derramamiento de sangre entre los españoles.


Merecen ser citados en esta crónica personalidades que mucho hicieron en favor de don Juan y de la instauración de la Monarquía en España, a saber: Torcuato Fernández-Miranda, Pedro Sáinz Rodriguez, Duque de Alburquerque, Laureano López-Rodó, Joaquín Satrústegui, Adolfo Suárez, Carlos Seco Serrano, Ramón Padilla, Enrique Tierno Galván, Jose María de Areilza, Juan Ignacio Luca de Tena, José Cavo Sotelo, Antonio Goicoechea, Ramiro de Maeztu, José Ortega y Gasset, Victor Pradera, Jose María Gil-Robles, Eugenio Vegas Latapié, Julio López Oliván, Conde de Fontanar, Aramburu, Miralles , Gregorio Marañón y Piniés, así la Unión Española y pido disculpas a quien haya podido omitir.


Trata la obra en profundidad dos temas tan espinosos como: por qué se decidió Franco por don Juan Carlos en lugar de por su padre, don Juan; y las dudas que tuvo Franco al final de su mandato sobre si se habría equivocado al nombrar a don Juan Carlos en lugar de a don Alfonso Dampierre, por aquello de la boda de la nieta de Franco, ante la insistencia tanto de su esposa como de su hija.


Nos cuenta el autor que doña Carmen y sus hijos "echan chispas" cuando se enteran de la firma del Decreto por el cual el Príncipe don Juan Carlos asume la Jefatura del Estado, aunque no fueron menos violentas al enterarse, las reacciones de don Juan y de sus colaboradores.


Ricardo de la Cierva- se nos dice en el libro- cuenta con emoción los últimos días de Franco: "Dios mío, cuánto cuesta morir ", dice. Pero su médico cree haberle oído decir más tarde: "No me deje".


El 14 de mayo de 1977 el Rey de derecho de España, don Juan III de Borbón abdica en favor de su hijo, el Rey de hecho, don Juan Carlos I. Es el hecho más digno de admiración de toda su vida.


"Como español antes que todo, no puedo admitir una interferencia en los asuntos internos de España. O llego a reinar de acuerdo con la voluntad de los españoles o moriré en el destierro". Grandes palabras pronunciadas por un gran hombre que era don Juan.


Un hecho que muy pocas personas conocen (copio literalmente ): en marzo de 1976, don Juan hace un viaje a Madrid para advertir abiertamente a su hijo que no puede continuar con Carlos Arias como Presidente del Gobierno. "O liquidas a Arias o esto se acaba", le dice a don Juan Carlos declara en la revista norteamericana Newsweek que Carlos Arias es un desastre sin paliativos. y finalmente le destituye el día 1 de julio de 1976.



Al abdicar don Juan III en favor de su hijo don Juan Carlos I, se cuadra, inclina su cabeza y le dice: "¡Majestad, por España, todo por España, viva España, viva el Rey!", a lo que su hijo le responde: "¡Señor, el mandato de Su Majestad el Rey Alfonso XIII "sobre todo España", creo que ha sido cumplido!".


El 6 de diciembre de 1978 los españoles votan a favor de la Constitución que establece como forma de Estado la monarquía liberal y parlamentaria.


El autor expresa con indudable admiración el ingreso de Pedro Sainz Rodríguez en la Real Academia Española. Utiliza más de dos páginas del libro para expresar su admiración hacia personaje tan ilustre.


Tres cuestiones quedan claras a lo largo de la obra: don Juan era anglófilo; Franco era germanófilo; y Franco quiso todo el poder para si mismo, porque nadie iba a sustituirle mientras él viviera, así lo tenía decidido.


Es digno del mayor elogio el que a la muerte de don Juan el gobierno socialista, que era el que gobernaba en España entonces, apruebe por unanimidad un decreto histórico situando a don Juan en el lugar que le corresponde en la Historia.


A su funeral de Estado asistieron reyes, príncipes, presidentes, y dignatarios de cien naciones.


Don Juan vivió sus últimos años con el orgullo de ver a su hijo hacer lo que él siempre propugnó, nos dice el autor al final de su admirable libro.


Para finalizar la crónica de esta obra magistral, digna de un gran maestro, como lo es Luis María Ansón, al que me honro en conocer personalmente, voy a citar cinco frases que constan a lo largo del texto, son estas:


1.- "La Institución Monárquica hereditaria es una de las conquistas más grandes y más felices de la ciencia política".

BALMES.


2.- "El Rey está para el pueblo, no el pueblo para el Rey".

LUIS MARIA ANSON


3.- "Don Juan debe pasar a la Historia con el nombre de Juan III".

CARLOS SECO SERRANO.


4.- "La Monarquía es a mi juicio, deseable para España, ya que es la Institución que mejor puede lograr la legitimidad nacional".

ENRIQUE TIERNO GALVÁN


5.- "Franco creyó haber aplastado a don Juan. Estaba seguro de haberlo dejado todo atado y bien atado. Pero los dictadores son solo los paréntesis de la Historia".

LUIS MARIA ANSON.


Aunque el libro ha sido publicado hace ya bastantes años, su lectura sigue siendo de la mayor actualidad, siendo de agradecer a su autor el esfuerzo que seguro ha tenido que hacer para escribirlo con tal profusión de detalles y riqueza bibliográfica y permitirnos con ello que podamos guardar en un rincón de nuestros hogares una parte de la historia reciente de España en la persona de don Juan III, tan magistralmente escrita.




_________________________________________________

Autor: J.M. Yribarren de Acha y de las Alas Pumariño

Abogado. Escritor

Secretario Nacional de Investigación y Ciencia de la Hermandad Nacional Monárquica de España

Presidente-Delegado de la H.N.M.E. en Alfaz del Pi (Alicante) y Secretario Provincial de Alicante.






















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.