martes, 21 de mayo de 2019, 21:35
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Lucus ab Iria Flavia

|


                                                                Miliario de San Romao da Retorta 





Xavier Eguiguren

Me abrazo a la almohada, la noche se acuesta, las piedras del camino corren más que el peregrino. Paso tras paso, sueño que me aferro al crujir de los árboles, estos se mecen con la intención de seguir durmiendo.


Me asomo al marco de un cuadro. Un Dios que pinta una luna que viste de mimo. Catalina, celestina que propone el amor a las eternas murallas. Altura empedernida, empedrado perímetro de tantas respiraciones como pedacitos de humanidad.


Desde Lugo a San Romao da Retorta, en la Galicia perenne habita el caminante, ahora en la novena etapa del camino de Santiago primitivo.


Son las conchas de bronce del casco viejo lucense, las que de manera tímida muestran la ruta a seguir, formalizan encuentros con la Iglesia de Santiago, a Nova, la Plaza Mayor, sus árboles frondosos y fuentes.


Retales de historia, la vía romana XIX, que unía Lugo con Astorga, la catedral de estilo románico consagrado a Santa María, la medieval y recoleta Praza do Campo, la puerta del Carmen y la infinita muralla romana, estructuras que contarán a otros peregrinos ese camino estático, suspendido en el tiempo, segundo tras segundo y siglo tras siglo.


Cruzar A Ponte Vella, puente de origen romano, balcón ancestral al río testigo del paso continuo de la vida, el Miño. Transitar y sentir la aldea de San Lázaro, con sus casas de piedra e iglesia del siglo XVIII.


Continuar entre prados y árboles, con un caminar sosegado, bifurcación a Santa Eulalia de Bóveda, cautivadora iglesia del siglo VIII. De bruces con un núcleo llamado Hospital, San Pedro de Baixo, y Taboeiro, todos ellos pequeños mundos que recuerdan que no existe una soledad absoluta.


San Romao da Retorta, el destino y el descanso se hallan próximos. Nos saludan las palabras grabadas sobre un miliario romano. Hablan de un camino, la calzada XIX Lucus ab Iria Flavia, de un cesar, de otro tiempo.


“Caio César Augusto, bisnieto de Augusto, Pontífice Máximo, tercero en el poder tribunicio, cónsul por tercera vez, Padre de la Patria”.



____________________________

Autor: Xavier Eguiguren 























Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.