domingo, 22 de octubre de 2017, 17:42
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Guillem Monserrat i Amics, ejemplo de solidaridad anónima

|






Miguel Adrover

Cuantas veces vemos a personajes famosos, ya sean artistas, deportistas, actrices o actores, que participan en eventos solidarios para recaudar fondos. Muchas veces estos son actos en los que su imagen únicamente sirve de reclamo para que la gente colabore o haga sus aportaciones.


Pero el mundo de la solidaridad no se conforma únicamente de estos actos protagonizados por famosos. Me atrevería a decir que el mundo de la solidaridad es como un iceberg, de los que únicamente se ve la parte que sobresale por encima del agua, aproximadamente un 10 %, pero la gran masa, la verdadera grandiosidad del mismo, el 90 % restante, está sumergido y no se ve a simple vista.


Y los que hacen posible esta grandiosidad del movimiento solidario es gente de a pie, gente normal, que desean de todo corazón aportar su granito de arena, juntando ilusiones, aunando empeños, ligando corazones, y llevando a cabo iniciativas que poco a poco toman forma y se convierten en algo que une a todos alrededor de un proyecto.


El pasado sábado 16 de septiembre, tuvo lugar en el pueblo de Cas Concos (Mallorca) una demostración de esta solidaridad demasiadas veces solo visible para los más cercanos. La culminación de un proyecto que en esta ya tuvo su tercera edición. Un proyecto solidario musical iniciado y continuado por Guillermo Monserrat Ballester, que cada dos años logra reunir a un nutrido grupo de amigos músicos y realiza un concierto con el que recauda fondos para la investigación contra el cáncer.


Guillem Monserrat i Amics (Guillermo Monserrat y Amigos) es un proyecto bianual que puede llevarse a cabo tras muchas horas de dedicación, ensayos y preparación en los que nadie cobra nada y todos ofrecen todo, para cuando llegue el día, normalmente a lo largo del mes de septiembre de cada dos años, durante las fiestas de Sant Nicolau, ofrecer a la población un regalo en forma de concierto solidario.


Este año más de 500 personas llenaron la iglesia parroquial de Cas Concos en un espectáculo de luz y sonido que será recordado por mucho tiempo debido a la calidad y buen hacer de todos los que participaron en él.


En esta edición la recaudación que se ha entregado a la Asociación de Baleares contra el Cáncer asciende a 5410 euros, un importe entregado integro para que desde la asociación puedan seguir invirtiendo en la investigación contra esta enfermedad.



Lo más importante, es que Guillem Monserrat durante estos años ha inoculado el germen de la solidaridad en todo un pueblo, ha implicado a artistas, instituciones y particulares, ha logrado que a su lado se junten un grupo de amigos y amigas que cuando termina una edición ya se están ofreciendo para participar en la siguiente, y ha logrado que la gente anónima tenga un lugar destacado en un mundo global donde cada aportación cuenta.


En el comunicado en el cual Guillem Monserrat agradecía al público, entidades y músicos la ayuda recibida e informaba de lo recaudado, él terminaba de la siguiente manera; De todo corazón y con sencillez, 5.410 Gracias y Hasta la próxima. 




Miguel Adrover Caldentey

Director de El Monárquico


















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.