lunes, 18 de diciembre de 2017, 13:48
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Desengaño

|






Miguel Adrover






España. Primera semana de octubre del año 2017.



A quién sepa entender.



Cuando me canse de lamer mis heridas, empezaré a buscar el Olimpo de los dioses mortales, ese en el cual un día se escondieron todos aquellos que me iban a salvar.


Ese día, las llamas de los incendios iluminaran todas aquellas promesas incumplidas, todas aquellas mentiras que como verdades nacieron. Y los gritos de los embaucadores llenarán el firmamento a modo de estrellas fugaces, sin destino y sin final.


Me caeré del caballo alado, el cual un día creí dominar, buscando el ocaso de los días envueltos en aurora boreal, en los que más de cuarenta años creí habitar.


Volverán las piedras preciosas, de barro manchado con sangre inmoral, sus tejados a apedrear, mientras, yo me mantendré a cobijo, bajo el alero que me ofrecerán las alas de un gorrión que un día confió en mí, cuando queríais que su vuelo cercenara yo.


Y en esta habitación del desengaño viviré, mientras me convierto en coleccionista de verdades calladas y promesas nacidas de boca pequeña y dedos cruzados.


Y en ella, agazapada, nunca vencida, viviré esperando que un día se abra la puerta. Desde aquí, a solas, en el rincón del fondo, entornaré los ojos para veros mejor en esa penumbra gris que vosotros mismos habéis elegido y en la que os movéis.


Y no digo vigilaros, digo veros, porque caeréis por vuestro propio peso como lo que sois, ídolos de barro. Sí, vosotros, personajillos engreídos, más avariciosos que la misma avaricia, pantagruélicos devoradores de voluntades ajenas.


Me complaceré observándoos desde mi butaca formada con los sedimentos de la indiferencia que ahora me provocáis. Vosotros, que durante toda la vida habéis alimentado mi desilusión, ahora os habéis convertido en parte de la nada más absoluta.


Y desde ahora os prometo que nada hay peor que haber tocado las mieles en el mismo cielo de la placidez, y acabar en la indiferencia indigente de los que, cual traidores, han enlodado el nombre de los que un día en vosotros depositaron su confianza.




Firmado; La Democracia.





Miguel Adrover Caldentey

Director de El Monárquico





















1 Comentarios

1

Colosal muy bien Definido muy bueno me gusta

escrito por Marga Thomas sastre 05/oct/17    21:38

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.