lunes, 11 de diciembre de 2017, 03:01
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Técnica de reflexología para eliminar el estrés

|




DevoraNarvaez 1

El artículo que hoy propongo es acerca de uno de los usos simples de la reflexología. Una técnica rápida para armonizar las emociones y dolencias físicas y que nos despoja del cansancio, los nervios y la ansiedad en cuestión de minutos.


¿Te gustaría conocerla?. Entonces sigue leyendo este artículo.


En Occidente no sabemos el poder que tiene cada parte de nuestro cuerpo en general y los dedos de las manos en particular. Cada uno de ellos está relacionado con una emoción o un sentimiento diferentes.


La teoría indica que según el que presiones o masajes estarás aliviando un dolor específico.


Si pones una palma junto a la otra y presionas durante algunos segundos puedes volver a armonizar tu salud y tus emociones y llegar a eliminar lo negativo de tu vida (incluyendo ciertas dolencias o enfermedades que se desarrollan como consecuencia de las emociones tóxicas).


Para poder comprender mejor este mecanismo, primero hay que conocer el poder de cada dedo de la mano.



Pulgar: Preocupaciones, nervios y estrés.


Índice: Miedos.


Corazón: Ira, enojo y cólera.


Anular: Depresión, tristeza y falta de decisión.


Meñique: Pesimismo, falta de energía y ansiedad.


La explicación “científica” para esta técnica está basada en que las manos están conectadas con el cerebro, puntualmente, a la zona que se encarga de las emociones.


Para poder llevar a cabo este mecanismo debes sujetar cerrar el puño izquierdo y envolverlo o abrazarlo con los dedos de la mano derecha.


A continuación, ejerce una presión únicamente con el dedo específico de tu dolencia o problema. Si fuese el estrés, entonces el pulgar es el indicado. Mantén la posición unos 30 segundos, descansa otros 30 y vuelve a empezar las veces que quieras o puedas.


Otra opción para trabajar las emociones en las manos es mediante los dedos y está basada en un arte japonés llamado “Jin Shin Jyutsu” (en la traducción sería algo así como “arte de la felicidad“).


Se deben masajear puntos de la mano según lo que nos suceda. El dedo pulgar son las preocupaciones; el índice, los miedos; el corazón, la rabia; el anular, la tristeza y el meñique, las pretensiones.


Abre una de las manos y presta atención al dedo que coincide con tu situación.



Presiona en las dos falanges durante unos minutos usando el pulgar y el índice de la otra mano o bien con el puño cerrado para que el dedo en cuestión quede “encerrado”. Una vez que termines cambia de mano y repite el ejercicio.


Estas técnicas no solo nos ayudan en casos de estrés o problemas emocionales, sino también para aliviar dolencias físicas. En ese caso te explicamos para que “sirve” cada dedo.


Afecciones físicas relacionadas con los dedos de las manos:


Pulgar: Estómago y bazo, dolores de cabeza o estómago y problemas en la piel.


Índice: Riñones y vejiga, dolores musculares y problemas digestivos.


Corazón: Vesícula e hígado, dolor menstrual o de cabeza, problemas visuales o sanguíneos y fatiga.


Anular: Colon y pulmones, indigestión, problemas respiratorios (sobre todo, asma).


Meñique: Corazón e intestino, problemas óseos.


Si masajeas todos los días ambas manos y dedos unos minutos notarás una verdadera diferencia.




____________________________

Autora: Débora Narváez.

Terapeuta Reflexóloga- Granada.

Dama de la H.N.M.E.



















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.