jueves, 14 de diciembre de 2017, 18:11
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Crónica literaria: "De qué hablo cuando hablo de escribir"

|


PortadaLibro




J.ManuelYribarren

En esta ocasión cambio totalmente de materia literaria porque voy a referirme a un escritor japonés, puntualmente aspirante desde hace varios años al Premio Nobel de Literatura, cuyo argumento podemos calificar como "ensayo autobiográfico", porque va contando de manera sencilla, amena e informal su vida, sobretodo la literaria, aunque el propio autor nos diga que no la escribió con esa intención.


HARUKI MURAKAMI, que este es su nombre, escritor desde hace treinta y cinco años, ha recibido numerosos premios, entre ellos el Frank Kafka y el Jerusalem Price. Sus obras han sido traducidas ya a más de cincuenta idiomas.


En España Tusquets Editores ha publicado ya con excelente calidad diecinueve de sus obras.


Quien escribe estas líneas ha leído y tiene en su biblioteca la obra completa de este autor al que admiro, motivo por el que me considero capacitado - valga la modestia - para exponer mi opinión sobre el gran autor japonés.


Se trata de un escritor tímido, solitario y reservado, por ello es todavía más de agradecer que se haya atrevido a escribir este libro.


El autor dice que los tres requisitos para que una persona pueda decir que se expresa con originalidad son los siguientes:


1.- Tener un estilo propio.


2.- Ser capaz de superar ese estilo peculiar.


3.- Con el paso del tiempo, la originalidad debe convertirse en norma.


Para mí - nos dice el autor - lo más importante es no perder nunca la sana ambición de lograrlo. Esa es la clave.


Portada dequehablocuandohablodeescribir HarukiMurakamiComo algunos platos de cocina - nos dice - una vez terminada la obra, debe reposar, y seguidamente la reescribe , para más tarde pedir la opinión de alguna persona, que suele ser su esposa. Porque siempre hay un margen de mejora.


Murakami describe con detalle su estilo, su técnica literaria, su concentración para poder escribir.


Hace una revelación sorprendente al decir que no desearía volver a vivir su juventud, aunque pudiera. Ni su paso por la escuela, ni por la universidad. Matizando a continuación que no le ha gustado el sistema de estudios de la universidad, ni de la escuela. Dice que se aburría. Está muy claro que es un autodidacta al que tiene que interesarle lo que estudia porque reconoce también que cuando alguna materia le interesaba , la aprendía sin problema.


Resulta curioso que diga que "la mayor parte del tiempo que pasó en la escuela fue tan inútil como aburrido, sin prestar atención a lo que ocurría en el aula".


No obstante, la conclusión a la que llega es tan real como actual: "que no aplasten los maestros la imaginación de los niños ................ que les dejen espacio para que sus personalidades encuentren un camino propio".


Murakami siempre ha vivido y escrito bajo una férrea disciplina: trabajo, corrección y ejercicio físico cada día.


Reconoce que leer muchos libros fue su mejor escuela, con lo que queda claro el motivo por el cual no se sentía cómodo ni en el colegio, ni en la universidad, porque lo que allí se trataba no era lo que a él le interesaba.


Refiriéndose a cada vez que comenzaba una obra dice: "mi corazón palpita con fuerza ".


Apenas había comenzado a ser conocido en Japón, su país, lo dejó todo: el negocio en el que trabajaba, la casa donde vivía y la ciudad de Tokio, cambiando su vida por completo.


Estaba claro que había nacido para escribir.


En cuanto a la crítica que ha recibido y que sigue recibiendo su obra, así como en cuanto a los críticos de la misma, nos dice: "haga uno lo que haga, siempre habrá alguien que le criticará ".


Nos deleita con un estudio muy interesante de los avatares por lo que ha pasado y sigue pasando su obra, primero en Japón, luego en Estados Unidos, Europa y Asia en su conjunto.


En este punto hay que detenerse en el trato que ha tenido en su país, Japón. Sus comienzos fueron muy negativos, su obra no fue bien tratada, otra persona quizá hubiera abandonado su ilusión de ser escritor. Sus lectores eran muy jóvenes y el reconocimiento popular no llegaba. Y el de los críticos tardó años en llegar. Pero él insistió, ya era traducido a otras lenguas y por fin los críticos tuvieron que reconocer la gran valía literaria que Murakami tiene.


Es de agradecer que sea ahora, cuando ya es un autor consagrado, cuando se haya decidido a escribir este ensayo autobiográfico sencillo, ameno, distendido, cuya lectura nos hace pasar unas horas muy agradables.


Por todo lo que acabo de exponer, recomiendo su lectura, tanto a los seguidores de su obra porque les van a descubrir cosas que - seguro - desconocían , como a los que por primera vez se lleven a las manos una obra de este autor, porque será muy buen comienzo para interesarse a partir de ahora por su obra.




_________________________________________________

Autor: J.M. Yribarren de Acha y de las Alas Pumariño

Abogado. Escritor

Secretario Nacional de Investigación y Ciencia de la Hermandad Nacional Monárquica de España

Presidente-Delegado de la H.N.M.E. en Alfaz del Pi (Alicante) y Secretario Provincial de Alicante.













 







Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.