martes, 12 de diciembre de 2017, 13:17
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Tributo a Miguel Ángel y a todas las víctimas de la barbarie

|



                Miguel Ángel Blanco, asesinado por la banda terrorista ETA el 13 de julio de 1997



XavierEguiguren






Luces que brillan y chisporrotean después del segundo disparo, acompañan mil zumbidos que se ensañan con un alma que es obligada a salir de su envoltorio de carne y piel, a golpes de intolerancia.


¡Me duele mucho la cabeza!.


Tengo miedo a la muerte, pero mis pensamientos siguen su camino, no se detienen en la oscuridad.


Me preocupan mucho mis padres, mi hermana y mi novia, cuánto van a sufrir cuando se enteren. Si encuentran mi cuerpo sin vida, bajo el cielo aparentemente impasible, de día o de noche, intentaré gritar y decirles lo que me ha dicho un pajarito, que no tema, que no he muerto.


Las nubes llorarán por mi y por todas las víctimas de estos bárbaros y su barbarie. La atrocidad no crece paseando en un cochecito de bebé con su mamá, la siembra el hombre que ha matado, y la riega el que mañana matará.


Que estoy haciendo aquí, liviano sobrevuelo la copa de los árboles, me veo tirado en el suelo como un muñeco roto, desvencijado, no quiero que me recuerden así, doblegado nunca, esos, me obligaron a apoyar las rodillas en el suelo.


Que bello recuerdo, acaricia mi espíritu un fugaz olor a días de verano en Espadañedo, mezcla de colores todos ellos hermosos y vivos, corazones que se intercambian y que me aman al tiempo que me dan muchos ánimos.


Un mar de manos blancas que se extienden hacia el horizonte, acompañan millones, que digo, miles de millones de bocas que corean mi nombre "Miguel Ángel".


Mi esencia se halla plena, no me olvidéis, no nos olvidéis. Mi espíritu es vuestro espíritu, mi espíritu es el espíritu de Ermua.








Autor: Xavier Eguiguren














Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.