martes, 21 de noviembre de 2017, 15:01
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La Medicina en el Arte: Pintura “La visita al hospital”

|



Óleo sobre tela “La visita al hospital”, de Luis Jiménez Aranda (1845-1928) Museo del Prado, Madrid.




FranciscoJ.Tostado

Hoy nuestra escena corresponde a la visita de una enferma en un hospital del siglo XIX. Podemos ver un grupo de estudiantes de medicina -todos con una elegante barba típica de la moda de la época- que acompañan al profesor mientras examina a la paciente ante la atenta mirada de los futuros galenos. La joven parece estar débil, semi-inconsciente, incapaz de incorporarse por ella misma -por lo que es ayudada por uno de los alumnos-, vestida con un camisón y gorro blancos, hecho que muestra la práctica de ciertos conocimientos de higiene. El profesor ausculta directamente a la enferma aproximando su oído a su espalda lo que nos induce a pensar que nos encontramos en la primera mitad del siglo XIX pues la auscultación indirecta a través de un periódico enrollado, fue ideado por el médico francés Laënnec (que posteriormente evolucionó a los actuales estetoscopios) en 1816. Vemos como otro ayudante, a los pies de la cama, tiene unas hojas con el historial médico que, junto con la ficha colgada de la cabecera, muestra toda la información de la dolencia de la paciente y sus tratamientos. En la imagen no faltan algunas botellas y un tazón con el que se administran los brebajes. Pero, fijémonos en dos detalles más: todos los estudiantes cubren sus ropas de calle con un delantal blanco -predecesora de las batas blancas-, como medida higiénica, a pesar de que la asepsia apareció unos decenios después; entre ellos hay una mujer, hecho extraordinario para ese tiempo en España pues, para que pudieran acceder a los estudios de Medicina debían hacerlo apadrinadas por un médico que las guiaran y les dieran el visto bueno para poder licenciarse -siempre con el recelo de sus compañeros masculinos-, eso sin contar con el papeleo burocrático que debían realizar por ser mujeres. 


¡Fijaros que en nuestro cuadro la mujer se encuentra en primera línea de la enseñanza clínica! … y digo enseñanza clínica y no “prácticas” pues, como bien me decía un profesor de la facultad…


“con los enfermos no se practica”


En la Edad Media y el Renacimiento, prácticamente todos los hospitales eran dirigidos por las comunidades religiosas y, durante el siglo XVIII, se crean los primeros hospitales municipales dirigidos por las autoridades civiles.


Su número creció a partir de la segunda mitad del siglo XIX gracias al descubrimiento de la anestesia y las técnicas quirúrgicas asépticas. Se agrupaban a todos los pacientes en una única sala, poniendo juntos enfermos con patologías muy distintas excepto en los sanatorios para tuberculosis y en los asilos mentales que se establecieron a finales de ese siglo.


Será en ciudades como París, Viena, Londres, Edinburgo, Dublín y Berlín, donde se localizarán los grandes hospitales de la época, contribuyendo al desarrollo de escuelas de clínicos que dejaron su impronta en la historia.


                                                                       Luis Jiménez Aranda en su estudio


No quiero acabar el post sin decir nada del autor de nuestro cuadro, Luis Jiménez Aranda (Sevilla, 1845 – Pontoise, Francia, 1928) Tuvo dos hermanos también grandes pintores españoles (José y Manuel) de los que se inició en su profesión. Tras estudiar en su ciudad natal, marchó a Roma y se instaló cerca de París donde participó en las exposiciones del Salón de París, siendo premiado en las Exposiciones Universales de París, en 1889, y Chicago, en 1893. El cuadro que nos ocupa le honró con la primera medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes españolas en 1892. La influencia de su hermano José hizo que su obra revelara un acento dibujístico y costumbrista, especializándose en la pintura histórica. 




__________________________

Autor: Francisco Javier Tostado

Médico especialista en Obstetricia y Ginecología

Escritor, amante de la historia y bloguero

http://franciscojaviertostado.com


























Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.