miércoles, 26 de junio de 2019, 08:30
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Sobre nuestra Hermandad

|


EscudoHNME

                                                              Hermandad Nacional Monárquica de España




Miguel Adrover

A veces, uno siente la imperiosa necesidad de decir algo que le escuece por dentro. A veces, te lo callas, y lo hablas o comentas en “petit comité”, y el resquemor interior aumenta.


Cuando lo que te atormenta es ajeno, siempre tienes la opción de criticarlo abiertamente, ofreciendo (aunque sea únicamente a ti mismo) tu propia solución a los problemas, criticando las actuaciones ajenas, o simplemente calificando de ineptos a aquellos que no colmaron tus ambiciones, ya sean políticas, vecinales, deportivas o culturales.


Pero cuando lo que te corroe por dentro, es algo que afecta directamente a un colectivo al que perteneces, al que deseas lo mejor, a un colectivo con el que compartes inquietudes, ambiciones, ideas e ideales, la cosa se complica más.


A la hora de escribir este editorial, siendo el director de este medio de comunicación al que tanto aprecio y en el que me siento tan apreciado, y además, ocupando el cargo de Secretario General de Cultura de la Hermandad, me duele tener que poner por escrito lo que desde hace tiempo ronda en mi cabeza, y sé con certeza, en la de más de uno.


Es por ello que pido perdón con antelación por si alguien se siente aludido, no es mi intención que nadie crea que lo que escribiré tenga algún tinte de querer personalizarlo en persona alguna, pero sí que quiero que se sienta aludido el colectivo, nuestro colectivo, nuestra Hermandad, todos y cada uno de nosotros.


Apreciados miembros de la Hermandad Nacional Monárquica de España, si señores, nosotros, empecemos a movernos en una misma dirección. Seamos conscientes de que todos formamos parte de algo grande, creámoslo, empecemos a organizar actos, a acudir cuando estos se organizan, a participar en las asambleas, no seamos coleccionistas de medallas, de diplomas o carnets con un escudo bonito, actuemos para hacer más grande la Hermandad, nuestra Hermandad.


Somos muchos, los que bajo las siglas de la H.N.M.E., decimos sentirnos orgullosos de ser miembros de un colectivo creado para salvaguardar los valores monárquicos, de un colectivo cuyo objetivo es que la monarquía parlamentaria siga siendo la clave de la unidad de España, los que nos arropamos bajo una misma bandera, los que al escuchar el himno de nuestra patria nos emocionamos, los que nos sentimos representados por SS. MM Los Reyes, y que amamos una gran nación llamada España.


Pero, nos hemos preguntado alguna vez qué hacemos nosotros para que la Hermandad siga creciendo, siga consolidándose como garante de los ideales que decimos sentir. Yo me pregunto a veces, ¿Participamos en los actos?, ¿Acudimos a las convocatorias?, ¿Nos interesamosen conocer quiénes somos?, ¿Hacemos lo posible para organizar encuentros, actividades, reuniones? ¿Informamos a otras personas que existimos? ¿Aportamos ideas? ¿Proponemos soluciones?, o simplemente pertenecemos a ella, porque un día alguien nos lo propuso y creímos que pertenecer a la Hermandad sería un buen cobijo para salvaguardar nuestras inquietudes monárquicas, que siempre habíamos atesorado entre un reducido grupo de confidentes y amigos. Pero una vez recibido el carnet y el diploma, ya creímos que estaba todo hecho.


No, no os respondáis ahora mismo, tiempo habrá para reflexionar sobre mis palabras, que para mí, hoy son una catarsis interior que deseaba desde hace tiempo.


Cada uno ya encontrara su momento para contestarse.


Dicho todo esto, dejadme ahora, si creéis que vale la pena seguir leyendo, que os comente lo que pienso yo que deberíamos hacer entre todos.


De mi parte, creo que ya es el momento de multiplicar, ha llegado el momento de crecer, no podemos olvidar que tenemos, que formamos, un gran colectivo humano, y ahora, con este nuevo empuje, con esta nueva apertura, con este nuevo aire que se respira en la H.N.M.E. lo que tenemos, es una gran oportunidad de hacer algo grande.


En la Hermandad hay personas que trabajan sin cesar para que este proyecto, salga adelante cada vez más reforzado, que aportan ideas, que tienen objetivos a corto, medio y largo plazo, que intentan buscar nuevas líneas de actuación, que hacen que cada céntimo de euro rinda como un euro, que aportan planes para el futuro próximo. 


Ayudémosles, empujemos entre todos, no pongamos palos en las ruedas de nuestra propia carreta, cuando nos soliciten ayuda, aunque simplemente sea contestando un correo electrónico, que puedan sentir que la tienen. Cuando sepamos que hay un acto, que se organiza un evento, una asamblea, si podemos, acudamos, ayudemos a dar la imagen que la Hermandad merece.


Probablemente los primeros sorprendidos seamos nosotros mismos, ya que comprobaremos que la nuestra es una Hermandad viva, en la que podemos, además de relacionarnos y compartir objetivos, opinar, debatir, proponer o decidir. Y como decía un célebre anuncio “esto no tiene precio”.


También, y ahora quiero hablaros desde nuestra área, desde el consejo de redacción de este medio de comunicación que dirijo, quiero deciros que hay un pequeño grupo de gente, que trabaja con tesón para que cada semana podamos editar El Monárquico, para que este sencillo medio sea un nexo de unión entre todos nosotros. Y que además, sea un escaparate hacia el exterior.


Intentamos cada semana que las noticias de nuestra Hermandad lleguen puntualmente hasta todos.


Y deseamos que todas las delegaciones se sientan representadas, que cualquier acto que realicemos quede reflejado, que todos sintamos que El Monárquico es un poco nuestro. Pero necesitamos vuestra ayuda, que nos informéis, que nos remitáis una foto, que participéis, y así, todos conoceremos mejor como se mueve, como evoluciona, nuestro colectivo.


Si nos ayudáis, enviándonos cualquier información referente a la hermandad, de cualquier acto donde participe cualquier delegación, nosotros la publicaremos, y nos haremos más visibles, no lo dudéis. 


Si habéis soportado la lectura de este artículo hasta aquí, estoy convencido de que sentís en el corazón el convencimiento monárquico que nos une, que es la bandera de la Hermandad, y os lo agradezco sinceramente.


Y a modo de conclusión, resumiendo en una frase todo lo dicho anteriormente, permitidme parafrasear a John F. Kennedy; “No te preguntes qué puede hacer la Hermandad por ti, pregúntate que puedes hacer tú por la Hermandad”.




_______________________

Miguel Adrover Caldentey

Director de El Monárquico.






















Deja tu comentario

1 Comentarios

1

Estimado miguel, estoy plenamente de acuerdo contigo. Adelante. Un abrazo.

escrito por j.m.Yribarren de Acha 13/ago/17    11:11

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.