martes, 18 de diciembre de 2018, 16:23
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Algo falló en la educación

|




Me confieso una persona optimista, una persona que mira al futuro, una persona que siempre ve la botella medio llena. No creo en la expresión “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Yo soy más partidaria de aquella otra proclamando que “lo mejor está todavía por llegar”.


Dicho esto, debo hacer honor a la realidad.


Cuando decimos que contamos con la generación de chavales mejor preparados de nuestra historia, no estamos haciendo honor ni a la verdad ni a la realidad. Sin duda sí son los más “tecnológicos”, pero para nada los más preparados.


Las nuevas tecnologías deben ser sinónimo de avance, de rapidez, de mejora en el trabajo y en los estudios; nunca sustitutivas de la lectura, de la escritura, de la cultura, del saber en general; y mucho menos sustitutivas de un buen profesor.


Tenemos que tener la valentía de reconocer que el sistema educativo ha fallado. Cuando chicos de 15 o 16 años no tienen ni idea de quién es Federico García Lorca o Alfonso XII, o no saben resolveroperaciones matemáticas, o no tienen ni idea de poner los acentos a las palabras…, y lo único que saben es manejar teléfonos móviles, no me digan que estamos ante la generación mejor preparada.


Algo se ha hecho mal. Estamos enviando a realizar estudios universitarios a chavales que no dominan lo básico, y esto conlleva a una devaluación notable y notoria de la Universidad como centro del saber.


Cuando en los siglos XII y XIII, en España, se va produciendo progresivamente la creación de las Universidades bajo los reinados de Alfonso VI y Alfonso VIII respectivamente, esta creación de estos centros de enseñanza traía como precedente un movimiento de renovación ideológica, cultural y social, así como la introducción de nuevas materias de estudio y nuevos métodos pedagógicos.


Si hacemos la comparativa con nuestro siglo XXI actual, tenemos que la historia se repite: nuevas ideologías, nuevos sentidos culturales, nuevos estudios –en este caso tecnológicos- , pero quizá lo que ha fallado han sido los nuevos métodos pedagógicos.


La tecnología bien aplicada no está,o no debe estar, reñida con la literatura y las humanidadesbien enseñadas.


No cabe duda que la enseñanza tiene que estar adaptada a los nuevos tiempos tecnológicos porque ello va unido a nuestra competitividad como país, pero formando personas con cultura, con ideas y con criterio; nunca autómatas.


Legisladores, profesores, educadores… deben preocuparse por la Buena Enseñanza, con mayúsculas, de quienes van a ser el futuro de nuestro país.Un futuro, sin base en una buena educación, está abocado al fracaso.




_________________________________

Autora: María del Sagrario Gómez Sánchez

Jefe de Sección de Recursos Humanos en la Administración del Estado




















2 Comentarios

1

Viene de la Educación Secundaria, donde se deben hacer más trabajos de investigación por parte de los alumnos y que participen de su aprendizaje y los conceptos; hay un problema con el temario entre el mundo contemporáneo y la edad moderna. También soy partidario de ampliar el Bachillerato a 3 años.

escrito por anto 02/dic/18    10:55
2

Todo comienza en la Educación Secundaria; recortada y mediocre.

escrito por arrabal 20/nov/18    14:24

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.