sábado, 23 de marzo de 2019, 18:10
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Pongamos en práctica la sinergia

|






Miguel Adrover

Cada vez es más habitual oír hablar de buscar sinergias en el sector asociativo, de cooperación o empresarial. Pero a mi entender, la misma definición de sinergia, todavía queda muy alejada de la comprensión común, algo que contradice totalmente la realidad del significado de dicha acción.


El término sinergia significa cooperación, y su uso más frecuente era, hasta hace muy poco tiempo, utilizado en el campo de la medicina, donde se hablaba, y habla, del efecto sinérgico de dos órganos como la mejora que se produce por el hecho de que dichos órganos trabajen asociados.


Si aplicamos esta acción al mundo asociativo, cooperativo o empresarial, la sinergia seria la producción de efectos adicionales que resulta del trabajo conjunto entre dos o más organizaciones, teniendo en cuenta que estos efectos que actúan en beneficio hacia ambas partes, no se produciría si esas organizaciones actuaran por separado.


Pero como todo en esta vida, cualquier efecto asociativo tiene diferentes maneras a la hora de desarrollar su acción con la interacción. En la aplicación de esa energía productiva adicional dentro de las organizaciones que se hallen involucradas podemos distinguir varios tipos de sinergias. Entre ellas, y a mi modo de ver, hay una sinergia que se activa en las actividades operativas, una sinergia que basa su máxima productividad en la inversión, y por último, una sinergia de afinidad, (quizá la más simple), que tiene ancladas sus raíces en el objetivo primordial en que entidades afines compartan ideas e ideales.


Quizá, casi seguro, al llegar a este punto del artículo, queridos lectores, os estéis preguntando a cuento de qué viene hablar de la sinergia. Sencillamente, creo que hoy en día impera en nuestro mundo, en nuestro ámbito de vida, la necesidad de cooperar, de marcar una línea operativa en la misma línea, y sobre todo, de conseguir entre todos unos objetivos afines.


A nadie le extrañará que la editorial de “El Monárquico” abogue por el respeto a la Familia Real, que entre los objetivos editoriales, uno de los principales sea agrupar a los defensores de la monarquía, y a la vez cooperar para que la H.N.M.E. sea un referente de unidad, de cooperación y de afinidad entre los defensores de que España es un país soberano, miembro de la Unión Europea, constituido en Estado social y democrático de derecho, y cuya forma de gobierno es la monarquía parlamentaria.


Las sinergias que desde la dirección de “El Monárquico”, y desde la secretaría de Cultura que dirijo, creo deberíamos empezar a demostrar y poner en práctica, afectan principalmente a los conocimientos, capacidades y prácticas de actuación conjunta que pueden aplicarse a las distintas organizaciones que defendemos el mismo ideal.


Estas sinergias pueden manifestarse en cualquier nivel de las direcciones funcionales de entidades, tanto a nivel de la dirección general como en la de cualquiera de los departamentos que integren las distintas asociaciones. Pero una vez más, opino que no debemos mirar tan lejos ni arriba, miremos a nivel de calle, a la altura de los ojos, mirémonos a nivel personal, a nivel individual.


Empecemos a manifestar una sinergia operativa a nivel de individuos, no tengamos temor de manifestar nuestras convicciones, estoy convencido de que, sin darnos cuenta, obtendremos un beneficio social a través de las consecuencias de esa colaboración.


Parafraseando a John F. Kennedy, quién dijo aquello de que, “No te peguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tú país” creo que es el momento de que empecemos a utilizar la sinergia para conseguir objetivos comunes. Pongámonos en marcha, avancemos juntos, aunemos fuerzas y esfuerzos, utilicemos nuestro potencial como sociedad.




___________________________


Autor: Miguel Adrover Caldentey

Director de “El Monárquico”




















Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.