martes, 18 de junio de 2019, 19:11
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Las 5 etapas del Coliseo Balear

|


Coliseo Balear. Palma Mallorca





PericoColombs 3 1

El Coliseo Balear ha vivido 5 etapas diferenciadas desde su inauguración, conociendo épocas de vacas gordas y flacas, siendo su propietario, Exclusivas Balañá, el único faraón que tras llenar sus pirámides de dinero, alhajas y valiosos tesoros se ha enterrado en vida en su propio sarcófago, vendado y momificado para oprobio de los suyos y la afición, haciendo que ahora otro rasgue las pulgas del perro muerto que él tanto engordó.


A la consideración lógica de que no se torearan toros en Palma, durante la contienda civil, cabe añadir el vaivén de funciones experimentado desde la apertura del coso hasta nuestros días. 


La curva de desarrollo, iría en ascenso a partir de los años 50, a principios, hasta 1976 en que el declive es pronunciado para tocar fondo definitivamente como plaza de temporada en 1988 en que no se da ninguna corrida, para a partir de entonces pasar a dar una o dos corridas de toros en agosto por la noche.


El ruedo del Coliseo Balear vivió su máximo esplendor en 1967 al considerarse el coso mallorquín como la primera plaza de todos del Mundo. Ese año consiguió ofrecer al público 33 corridas, por primera vez superando a Madrid, que dio 31.


Todo este avatar taurino, de babor a estribor, y que ha acabado en caída en barrena, se lo comió solito el mismo empresario, don Pedro Balañá Espinós, propietario de todos los cines de Barcelona. El Balañá "de Verdad" era ante todo un buen aficionado, antes que empresario, aunque como a buen catalán le gustase en la misma intensidad los toros y el dinero.


Bajo su batuta y mando, lanzó inteligentemente toda una tramoya taurina para Palma y Barcelona, pero a la muerte de "Balaña Vell" todo el montaje se viene abajo ante la ignorancia e ineptitud supina de sus continuadores que no heredaron de su padre la afición, sino una fiebremalsana al vil metal, al dinero.


Así, dejan "el negocio" en manos de patanes, vendedores y hombres de confianza que ponen precios desorbitados a la plaza de temporada que cada domingo se llenaba hasta la bandera de turista aunque en ese momento hubiésemos toreado usted o yo, querido lector.


Se dejaron de lado las novilladas, pues para esto en 1962 (ya lo habían previsto) se daba entrada a utreros adelantados en corridas de toros, para así no tener que coordinar las combinaciones , ya que las figuras iban cómodas, de esta manera podían programar, junto a los exclusivistas, toda la temporada, pues se enfrentaban a un ganado de menor peligro y así, ya sin las grandes figuras fueron expulsando a los buenos aficionados de los tendidos, que enfilaron camino a las deliciosas playas costeñas, montados en el humilde "seiscientos” de su bienestar social.


De hecho, la clientela preferida eran los turistas, que también pierden poder adquisitivo, y cuya asistencia desciende notablemente al equilibrarse la balanza de pagos.


Pero una vez derogada la lidia de los utreros como toros, Balañá se encuentra que según qué figura de mentirijillas, de letra grande en los carteles, tienen que irse a su casa al no poder ni con el "medio-toro".


Las figuras inventadas o prefabricadas en régimen de exclusiva para sus apoderados, como Paco Alcalde, Luís Barcelo, Gregario Lalanda, Paco Bautista, Joaquín Bernadó, Manolo Blázquez, Curro Girón, y algunos más, no llenan la plaza de pagos europea. Ya no les funcionaba ni la fórmula paterna de "mañana, Chanaco y dos más".


PROGRAMATOROSENPALMADEMALLORCA1931005

Antaño, desde los años 30, en Palma se daban pocos festejos, aunque eso sí, de raigambre y solera. Todas las figuras de la época pasaron por Palma, (dedicaremos capítulo aparte a una afición que suponemos mucho más seria y exigente que la actual. Una afición que estuvo a punto de quemar la plaza de toros antigua porque se la hizo pagar 3 pesetas una corrida de Pablo Romero, que después se cayó: "Estam cansats de pillos" (Estamos hartos de pillos) rezaba una pancarta. 


Cabría pensar que haría ahora esta extraordinaria afición al ver su plaza convertida en un solar.  






_____________________

Autor: Perico Colombás

Periodista y crítico taurino





















Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.