lunes, 22 de abril de 2019, 16:00
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El carisma calasancio, Hijas de la Divina Pastora

|



Ana Estevan

La Divina Pastora de nuestras Almas y Santa Marina, además de ser Real, Ilustre y Venerable Imagen, por la devoción que le profesaron todos los sucesores de Felipe V, es Alma Mater de las Religiosas del Instituto Calasancio también llamadas: Hijas de la Divina Pastora.




El Beato Faustino Miguez, Escolapio y Farmacéutico fue el padre fundador del Instituto Calasancio: Hijas de la Divina Pastora.


El día 2 de Agosto de 1885, empezó el noviciado de las cinco primeras Hijas de la Divina Pastora en Sanlúcar de Barrameda previa autorización de Fray Ceferino González, arzobispo de Sevilla, y el 18 de mayo de 1897 el cardenal Marcelo Spinola aprueba las Reglas de las Hijas de la Divina Pastora; una de las mismas consiste en " Evitar que la inocencia del corazón se pierda entre las tinieblas de la ignorancia".



El carisma del Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora, aterriza en la educación integral de las personas desde la niñez y juventud y en la promoción social y humana de la mujer en la sociedad.



La Reverenda Madre Gemma Martinez de Jesús 


Nació en Villena el día 20 de Noviembre de 1878. Su primera profesión como religiosa fue en el Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora, el 26 de abril 1914 en Sanlúcar de Barrameda, y el 20 de abril de 1919 adquirió la Profesión Perpetua en la misma ciudad.


La Reverenda Madre fue la cuarta Superiora General en el Instituto Calasancio, y lo fue desde 1941 a 1954.


En su generalato se fundaron las casas de Sevilla, Almazán y Alicante y propició el traslado de los restos del padre fundador a la Capilla de Getafe, promocionando la apertura al Proceso Diocesano para su Beatificación. La Madre Gemma Martinez de Jesus, falleció el 29 de agosto de 1964 en Alicante.


La obra del Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora está extendida, hoy en día, en tres continentes: Europa, África y América del Sur.


Concluir que la Madre Gemma Martinez de Jesús, religiosa, docente y misionera, fue una mujer carismática y de grandes virtudes.


A mi tía tatarabuela agradezco, por transmisión familiar, dos enseñanzas : 


La primera es que " la felicidad consiste en que los demás sean felices. Un buen corazón prefiere dar a recibir", y la segunda que "la educación es para el ser humano llamada a Ser, es la posibilidad de Ser desde la Semilla".



__________________

Autora: Ana Estevan Díaz

Catedrática de Música 

Dama Gran Cruz de la HNME















Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.