lunes, 18 de diciembre de 2017, 13:49
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Historia de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire

|


Miguel Adrover

A lo largo de más de tres décadas, han pasado por esta Patrulla un total de 73 saltadores, acumulando en su totalidad más de 150.000 lanzamientos. Esta unidad tiene su base central en Alcantarilla (Murcia) y nació con el nombre de Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA).


La historia de dicha patrulla empieza el 12 de enero de 1952 en la misma base de Alcantarilla, donde el Teniente Abajo realiza el primer lanzamiento en paracaídas en apertura retardada (apertura manual) desde 1000 metros de altura.


Con este primer salto empieza en España una nueva modalidad de salto en paracaídas que con el tiempo ha ido perfeccionando el personal de dos de las unidades paracaidistas del Ejército del Aire: la Escuela Militar de Paracaidismo “Méndez Parada” (EMP) y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC).


Las mejoras en el material y la eficiencia con la que se utiliza han contribuido a alcanzar rápidamente un alto nivel en este tipo de lanzamiento en "caída libre", culminando tan solo unos pocos años después en las más modernas técnicas de lanzamiento.


Patrulla Acrobatica Paracaidista


Como depositaria de todas las enseñanzas aprendidas y ante la necesidad de situar a España dentro del alto nivel de los países de nuestro entorno, en el año 1978 se crea una Unidad independiente que reúne al personal experto de las dos unidades paracaidistas con una plantilla de 15 saltadores y con las siguientes misiones:


- Representar al Ejército del Aire en cuantas exhibiciones y competiciones paracaidistas sean ordenadas por el Mando.


- Servir de base del Equipo Nacional de Paracaidismo seleccionando al personal idóneo.


- Ser unidad de prueba y experimentación de paracaídas aportando conocimientos técnicos de material y personal para el apoyo a la enseñanza en la Escuela Militar de Paracaidismo.


Desde su inicio y hasta la fecha actual, la PAPEA no ha parado de cosechar éxitos. Su palmarés no puede ser más elocuente. Esta carrera de éxitos ha continuado a lo largo de los años en las distintas pruebas en las que ha participado a nivel nacional e internacional, exigiendo cada vez más un nivel más elevado consiguiendo estar a la altura de los mejores equipos del mundo, en la actualidad ya está considerado uno de los ocho mejores equipos de paracaidismo acrobático a nivel mundial.


Superadas 500 exhibiciones que se han realizado en lugares tan dispares como pueden ser playas, plazas públicas, estadios olímpicos, campos de fútbol, plazas de toros, ect., prácticamente todas las provincias españolas han podido disfrutar de ver a la PAPEA realizando lo que mejor sabe hacer, saltos en "caída libre" formando "estrellas", "formaciones", "relativos de campana" y "espejos" que hasta su rotura, encogen el corazón de los espectadores y demostrando su pericia en el manejo del paracaídas.


En la actualidad, su presencia es requerida en muchos puntos de la geografía española, donde se complementan como ya es habitual, con la Patrulla Águila y/o la Patrulla Aspa.


La aeronave que utilizan para sus exhibiciones es el C-212 ó T-12 de transporte ligero, usado tanto en el ámbito militar como civil, propulsado por dos motores turbohélices de 715 CV de potencia unitaria y que tiene una longitud de 15,22 m. y una envergadura de 19 m.


La designación del avión hace referencia a la nomenclatura de tres dígitos usada por la empresa, el primero de ellos hace referencia al número de motores y los dos siguientes al número de pasajeros que se fijaron cuando se diseñó el avión.

Fabricado por la empresa española CASA (en la actualidad EADS CASA), realizó el primer vuelo de prueba en marzo de 1971, entrando en servicio en 1974 y sustituyendo, entre otros, a los famosos Junkers JU52.


Es un avión sencillo para su mantenimiento, muy fiable, robusto, maniobrable y capaz de operar en condiciones atmosféricas duras.


Al ser un avión de ala alta y empenaje vertical elevado, permite la apertura de una rampa en la parte trasera del fuselaje, facilitando la entrada y salida tanto de tropas como de mercancías, bien sea estando el avión estacionado, rodando por una pista o en vuelo.


En su diseño destaca su tren de aterrizaje no retráctil, permitiendo realizar tomas y despegues en pistas poco preparadas, que unido a su capacidad STOL (short take-off and landing) hace de él una aeronave altamente operativa.


Con una capacidad de hasta 16 paracaidistas, es muy famoso entres ellos, y debido a su alta versatilidad, pudiendo elegir entre saltar por el portalón trasero o por la puerta lateral, hace que sea uno de los preferidos en el mundo del paracaidismo tanto a nivel militar como a nivel civil.


Esta versatilidad también permite realizar saltos de forma individual o en grupo además de lanzamientos de apertura automática y retardada.





__________________________________


Texto y fotos: Miguel Adrover Caldentey

El Monárquico



Fotos realizadas en la exhibición realizada en la Playa de Puerto Pollensa de Mallorca.













Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.