lunes, 11 de diciembre de 2017, 20:00
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La mayor colección de "botijos" del mundo

|





                

El botijo es cual vasija,
es de barro y barrigudo,
con un asa y dos pitones,
uno gordo y otro enjuto..
.






Jesús Gil-Gibernau y sus botijos


Algo tan unido al pueblo español como es el botijo ha dejado de tener interés por su desuso. Llegó su “gran enemigo”, “la nevera” y sustituyó aquel indispensable utensilio que no podía faltar en ninguna casa, el botijo. Y es que nuestra querida España fue eminentemente alfarera, estuvo plagada de artesanos del barro, pero poco a poco han ido desapareciendo con el trascurso del tiempo y, una de las obras que dejaron de elaborar fue precisamente el botijo ante su falta de demanda.


El conservar nuestras tradiciones es importante, no podemos prescindir de nuestra historia y precisamente por ello, durante muchos años, compaginó su tiempo y esfuerzo en conseguir coleccionar tan singular y humilde utensilio.


D. Jesús Gil-Gibernau y del Río, es presidente regional de la HNME en La Rioja, y un amante de las tradiciones y cultura de nuestro país, por eso ha recorrido casi toda España visitando las alfarerías existentes, haciendo acopio de los botijos que aún se seguían haciendo en sus viejos tornos. La experiencia le fue muy positiva, ver alfareros, ya mayores, que utilizaban el torno, con el barro que extraían para con sus hábiles manos dar forma a ese elemento natural y conseguir hacer un botijo conforme habían aprendido de sus padres. Se dio cuenta de que cada alfarero tenía una manera de dar forma a su obra conforme su tradición.


Sintió la necesidad de ir guardando cada uno de esos botijos en la creencia que un día no lejano dejarían de producirse. Y fue este el inicio de su colección.


A partir de ese momento, gracias a internet y las nuevas tecnologías, pudo llegar a la completar la actual colección de casi 3500 botijos que posee. Quizá el lector no pueda apreciar este importante número de piezas, pero ponemos un ejemplo, si se coloca un botijo tras otro se superarían con creces los 500 metros lineales, sí ¡medio kilómetro!.


Actualmente esta colección se encuentra en plena Vía de la Plata, en Toral de los Guzmanes (León) dentro del Palacio de los Guzmanes, donde el “Museo del Botijo Español” está abierto a los visitantes.


Allí se pueden apreciar los más diversos botijos que, sin duda alguna, sorprenden a quienes acuden a visitarlo. 


Botijos de cristal, de cobre, de corcho, de madera, de porcelana y, por supuesto de barro. Botijos para niños, de novia (era parte fundamental del ajuar que aportaba la novia al matrimonio), de carro etc.


Fue tan importante el botijo que allá por los siglos XVII y XVIII que se fabricaron con la única finalidad de servir “de adorno”, con moldes esculpidos por artistas, servía de decoración pero siempre mantenían lo mas básico del botijo; “boca y pitorro”.


D. Jesús tiene la satisfacción de haber sido reconocido con el Record Guinness a la mayor colección de botijos del mundo y así consta en el Libro Guinness de los Records, pero sobre todo, está satisfecho por su humilde aportación a nuestra sociedad y conseguir recuperar parte de lo nuestro dejando este testimonio para futuras generaciones.



















1 Comentarios

1

Muy interesante! Felicidades por este escrito y magnífica colección.

escrito por Roser 21/nov/16    13:30

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.