martes, 20 de agosto de 2019, 07:17
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

"El Gobierno del Rey”

|

Una cosa que tenemos que tener muy clara todos los españoles, es que, “el Rey no gobierna, el Rey reina”, y lo hace según establece la Constitución española, de tal forma que Su Majestad el Rey Don Felipe VI, como Jefe del Estado, tiene sus funciones claramente delimitadas por la Constitución, y solo puede hacer aquello que le fija la Carta Magna.


Ante la situación de desasosiego social que se está viviendo en España debido a la incertidumbre política que conlleva la falta de Gobierno, y por lo tanto, el correspondiente desgobierno de España, somos muchos los españoles, que consideramos que el Jefe del Estado debería tener unas mayores competencias para tratar temas, y solucionar problemas, como el que estamos viviendo en España, donde los partidos políticos han dilapidado los resultados electorales de dos elecciones seguidas, y son incapaces de llegar a un acuerdo de gobernabilidad, lo que está ocasionando que España esté sufriendo una de las mayores crisis de la Democracia. Por ello, los españoles desesperados ante la pasividad e inoperancia de los políticos, claman por una solución rápida, y al ver que esta solución no llega de los políticos, reclaman que el Jefe del Estado, encuentre y plantee soluciones, el problema es que Su Majestad el Rey, no puede intervenir para desencallar el atolladero que se ha creado, ya que la Constitución española, no se lo permite.


El coste para España de la falta de Gobierno comienza a ser evidente, y sus consecuencias palpables ya que España tiene más de 40 tratados y 18 directivas internacionales pendientes de su aprobación por las Cortes, desde el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, a la prórroga de la Estación de la NASA en Robledo de Chavela, a todo ello habría que sumarle diversos acuerdos de distinto tipo con varios países. Por causa del no Gobierno, ya no se podrán aprobar diversos acuerdos, alguno de ellos tan importante como es la limpieza de las tierras contaminadas por el accidente nuclear de Palomares (Almería). Otra consecuencia del desgobierno es que Su Majestad el Rey no podrá viajar a Arabia Saudí, Marruecos, Japón o Corea del Sur, con la pérdidas de contratos que ello representará para las empresas españolas.


Dado el desgobierno que estamos viviendo en España, y ante la falta de una perspectiva clara de que esto se solucione, incluso aunque se celebren unas terceras elecciones, desde la Delegación Provincial de Barcelona de la Hermandad Nacional Monárquica de España, proponemos (que en caso de que España esté sin Gobierno durante más de tres meses, o como en la actualidad,- que en el momento de escribir estas líneas, ya llevamos nueve meses -, o en el supuesto de que se tengan que repetir las elecciones porque los partidos políticos no alcancen un acuerdo para formar Gobierno), la Constitución permita que Su Majestad el Rey pueda proponer un Presidente del Gobierno, y Ministros, ya sean de algún partido político, o políticos que ya no estén en activo, o funcionarios de carrera, o ciudadanos con dilatada experiencia en la función a desempeñar en los Ministerios, con el claro y único objetivo de que España no se paralice como está sucediendo ahora, con las consecuencias económicas y sociales que esto está originando en la actualidad a España, y a los españoles.


El Gobierno propuesto por Su Majestad el Rey, solo tendría que recibir el visto bueno de los partidos políticos, pero no sería preciso que los Diputados votasen para su aprobación, así el “Gobierno del Rey”, tendría la función de evitar que España se paralizase, con lo que por un lado los partidos políticos tendrían más presión si cabe para alcanzar un acuerdo de Gobierno, y por el otro, los españoles no tendríamos que sufrir las consecuencias de esa falta de acuerdo.


El “Gobierno de Rey”, obviamente tendría sus funciones limitadas a aquellas competencias imprescindibles para poder seguir gobernando España, y dado que no tendrían representación parlamentaria, las leyes que propusiese no serían aprobarlas en el Parlamento, sino simplemente serían refrendadas por Su Majestad el Rey, además las leyes que se promulgasen, solo tendrían vigencia hasta el momento en que se constituyese el Gobierno, y una vez constituido, el nuevo Gobierno las aprobaría o no, pero en cualquier caso, dichas leyes estarían en vigencia durante todo el periodo que estuviese gobernando el “Gobierno del Rey”, y por lo tanto, tendrían que ser acatadas y cumplidas.


Si transcurridos doce meses desde la formación del “Gobierno del Rey”, los partidos políticos no alcanzasen un acuerdo para formar Gobierno, se volverían a repetir las elecciones. Cuando por fin se pudiera formar Gobierno, el “Gobierno del Rey” dejaría de tener ninguna competencia, y sería disuelto, pero durante todo el tiempo que España estuviera gobernada por el “Gobierno del Rey”, España no se quedaría sin gobierno, ni rumbo.


Además, desde la esta delegación provincial de la HNME, proponemos que los políticos no cobren su salario, ni los partidos políticos perciban las ayudas que contempla la Ley, hasta que no se forme Gobierno, y si se da el caso como está sucediendo ahora en España, que ya llevamos dos elecciones seguidas, los políticos, y los partidos políticos, perderían su salario y todas las ayudas.


Sin duda, las funciones que tiene atribuidas Su Majestad el Rey, están demasiado acotadas y limitadas por la Constitución, y en nuestra opinión, al estar tan delimitadas, Su Majestad el Rey, como Jefe del Estado, tiene pocas opciones para solucionar la crisis actual de Gobierno, o mejor dicho, de no Gobierno, que estamos sufriendo en España, con cerca de nueve meses de desgobierno, y con todas las consecuencias e implicaciones económicas y sociales que ello está acarreando, y acarreará a España.


Queda claro que estos cambios obligarán a retocar en la medida de lo necesario nuestra Constitución, pero estos cambios son imprescindibles para dotar a Su Majestad el Rey Don Felipe VI, de la autonomía suficiente, y del poder necesario, para ser el último baluarte y el garante de la unidad, y del buen Gobierno de España. La demostrada imparcialidad de Su Majestad el Rey, y su preparación, son garantías más que suficientes para que sea él quien, llegado el caso de una Crisis de Gobierno, tome de forma temporal las riendas de España y pueda crear el “Gobierno del Rey”, y de esta forma se pueda garantizar la gobernabilidad de la Nación, y por ende, la tranquilidad y el futuro de todos los españoles.


Desde la Delegación Provincial de Barcelona de la Hermandad Nacional Monárquica de España, proponemos que Su Majestad el Rey, como Jefe del Estado, además de reinar, también pueda “gobernar”, aunque solo en aquellos casos extremos y excepcionales como el que estamos sufriendo en la actualidad. Somos plenamente conscientes de que la propuesta del “Gobierno del Rey”, está plagada de problemas legales y constitucionales, pero consideramos que la gravedad de la situación en la que estamos inmersos, así como la falta de una solución, y además la posibilidad de que si se soluciona, a buen seguro se pueda volver a repetir en un futuro no muy lejano, obliga a España a adoptar medidas excepcionales, que no son otras que las de garantizar el futuro de España.





_______________________

Autor: Pablo Martín Tharrats

Presidente de la Delegación Provincial de Barcelona

Hermandad Nacional Monárquica de España














Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.