sábado, 20 de enero de 2018, 14:23
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Soberanos de leyenda IV (Brasil)

|


Foto dr olano

Como lo había anunciado en la última entrega, hoy, para terminar con la primera parte de nuestra serie sobre diferentes monarquías, me encargaré de hacer referencia a la Casa Imperial del Brasil.


Con ocasión de la expansión napoleónica sobre la península ibérica, la familia real de Portugal se refugió en su colonia del Brasil, desembarcando en Río de Janeiro el 7 de marzo de 1808. Así, Don Juan VI, por aquel entonces Regente de Portugal, estableció el Reino del Brasil proclamándose como Soberano del mismo el 6 de febrero de 1818. El 31 de julio de 1821, Juan VI regresó a Lisboa y al año siguiente, su hijo Pedro proclamó la independencia y fundó el Imperio que estuvo vigente durante 67 años. La Familia Imperial Brasileña, que se sucedió en el mando del Imperio y que sobrevive hasta nuestros días, posee la siguiente genealogía:


1° PEDRO I, emperador y defensor perpetuo del Brasil. Nació en Queluz el 12 de octubre de 1798, hijo de Juan VI, Rey de Portugal y de los Algarves y, de la Reina Joaquina Carlota de Borbón, Infanta de España. Desde 1801 hasta 1816 poseyó el título de Príncipe de Beira y luego el de Príncipe del Brasil de 1816 hasta el 12 de octubre de 1822, cuando a sus 24 años fue proclamado Emperador del Brasil. En 1821 había sido Regente del Reino Unido de Portugal, Algarves y Brasil.


Se le coronó como emperador en Río de Janeiro el 1 de diciembre de 1822 y el 10 de marzo de 1826 sucedió a su padre como rey de Portugal con el nombre de Pedro VI, abdicando mes y medio después en favor de su hija, la Reina María de la Gloria de Portugal. Posteriormente también abdicó al trono imperial del Brasil el 7 de abril de 1831.


A los diecinueve años había contraído primeras nupcias con la archiduquesa María Leopoldina de Austria y en 1829, en segundas con la princesa Amelia de Beauharnais, y en ambos tuvo descendencia, al igual que de relaciones extramatrimoniales con doña Domitila de Castro Canto y Melo, vizcondesa de Castro y marquesa de Santos. Murió en el Palacio de Queluz de Lisboa, en la misma habitación donde había nacido.


2° PEDRO II, emperador y defensor perpetuo del Brasil. Nació en Río de Janeiro el 2 de diciembre de 1825. Fue declarado mayor de edad el 23 de julio de 1840 y coronado como emperador en Río, el 18 de julio de 1841, a sus dieciséis años. Gobernó durante 48 años hasta que fue depuesto por una conspiración republicana el 15 de noviembre de 1889. Estuvo casado desde 1843 con la princesa Teresa de Borbón-Parma. Murió en el exilio en París el 5 de diciembre de 1891. En la jefatura de la Casa Imperial fue sucedido por su hija.


3° Su Alteza Imperial y Real ISABEL DE BRAGANZA Y BORBÓN-PARMA, de derecho ISABEL I, emperatriz y defensora Perpetua del Brasil. Nació en Río de Janeiro el 29 de junio de 1849. Por ausencias de su padre había ejercido la regencia del Imperio de 1871 a 1872 y de 1887 a 1888, año en el cual, el trece de mayo, abolió la esclavitud, por lo que fue conocida posteriormente como "La Redentora". Contrajo nupcias en la capital del Imperio el 15 de octubre de 1864 con el príncipe Luis Gastón de Orleans, conde de Eu, elevado por su suegro, con motivo de su matrimonio, a la categoría de príncipe imperial del Brasil y mariscal del ejército. La Emperatriz falleció en el exilio, en el Castillo de Eu (Francia), el 14 de noviembre de 1921. Fue sucedida en la jefatura de la Casa Imperial por su nieto. Todos los descendiente de Isabel poseen el título de príncipes de Orleans-Braganza, con tratamiento de Altezas Reales.


4° Su Alteza Imperial y Real PEDRO ENRIQUE DE ORLEANS-BRAGANZA Y BORBÓN-PARMA, de derecho PEDRO III, emperador y defensor perpetuo del Brasil. Nació en Boulogne-Billancourt el 13 de septiembre de 1909. Era hijo de la princesa María Gracia de Borbón-Parma y de don Luis Gastón de Orleans-Braganza, príncipe heredero de Grao Pará (por renuncia de su hermano mayor don Pedro Alcántara de Orleans-Braganza) , fallecido antes que la emperatriz Isabel, el 26 de marzo de 1920, asumiendo la jefatura de la Casa Imperial desde 1921. Contrajo nupcias en 1937 con la princesa Isabel de Baviera. Falleció a los 72 años de edad en Vassouras el 5 de julio de 1981 y fue sucedido por su hijo.


Su Alteza Imperial y Real LUIS GASTÓN DE ORLEANS-BRAGANZA Y BAVIERA, de derecho LUIS I, emperador y defensor perpetuo del Brasil. Nació en Mandelieu, el 6 de junio de 1938. Es el Gran Maestre de la Orden Imperial de Cristo y de las demás órdenes imperiales, a las que podré referirme en otra ocasión. En 1993, con ocasión del referéndum sobre la forma de gobierno que el pueblo brasileño deseaba, hizo con bastante éxito campaña en favor de la monarquía, y de su propia candidatura al trono del Brasil, contra las aspiraciones de su primo Don Pedro de Alcántara. Es soltero, pero la sucesión se encuentra asegurada en sus hermanos.


 En la actualidad el heredero al trono es Su Alteza Imperial y Real Bertrand de Orleans-Braganza. 

Nació en Mandelieu (Francia), el 2 de febrero de 1941. Es el Comandante Mayor de la Orden Imperial de Cristo y de las demás órdenes imperiales. 


En los últimos años, el príncipe Bertrand es coordinador y el portavoz del movimiento Paz no Campo (Paz en los campos), y ha viajado por todo Brasil una conferencia para los agricultores y empresarios en defensa de la propiedad privada y la libre empresa.

 
EscudoImperioBrasil

El escudo de armas de los Orleans-Braganza, con lo complicado que es describirlo, se pinta de sínople, una esfera armillar de oro, acolada la Cruz de la Orden de Cristo y rodeando la esfera un círculo o anillo de azur, simbriado de plata, cargado de diecinueve estrellas de lo mismo. Sobre el todo, escusón de Francia, cargado de un lambel de tres caídas, que es Orleans. El escudo va timbrado con la corona imperial del Brasil.


Al terminar lo referente a esta Casa Imperial, podemos decir, que si la expansión napoleónica obligó a la familia real de Portugal a asentarse en su colonia del Brasil y fundar en ella un Imperio, lo mismo pudo haber sucedido con la familia real de España y, tal vez, Fernando VII hubiese venido al Nuevo Reino de Granada, donde incluso en la primera Constitución de Cundinamarca de 1811, se reconocía la Independencia siempre y cuando el rey viniese a gobernar entre los cundinamarqueses. ¿Qué más pudo haber ocurrido? Pues que Fernando VII en caso de haber venido, habría establecido el Imperio de la Nueva Granada, del cual su hija Isabel II de España, habría sido la emperatriz Isabel I y el hermano del monarca, Carlos María Isidro de Borbón y Borbón-Parma, no habría encabezado las guerras carlistas al abolirse la Ley Sálica, que le impidió ser el rey Carlos V (El emperador Carlos I de España, conocido por nosotros como Carlos V, poseía esa nomenclatura pero en Alemania). Todo sin embargo, son suposiciones, que pudieron haberse producido.


Y, para culminar, citaré nuevamente a Santo Tomás de Aquino, cuando expresa, "pertenece a la noción de rey ser uno sólo el que presida y sea pastor, buscando el bien común de la sociedad y no el suyo. Como compete al hombre vivir en sociedad, porque él mismo no se basta a procurarse lo necesario para vivir si permanece en solitario, es preciso que la sociedad de muchos sea tanto más perfecta cuanto más suficiente sea por sí misma para lograr lo necesario para la vida. por eso, el que dirige una comunidad perfecta, o sea, una ciudad o provincia, es llamado rey por antonomasia, el que gobierna la casa, por el contrario, no se llama rey sino padre de familia. Tiene, sin embargo, alguna semejanza con el rey, puesto que a veces los reyes son denominados padres del pueblo." Luego, es evidente, que bajo estas consideraciones plasmadas en "La Monarquía", rey es aquel que dirige la sociedad de una ciudad o provincia hacia el bien común, que es la esperanza de todos.


En una próxima entrega, se iniciará lo referente a los reinos e imperios de África, que son bastante complejos y, luego entraremos a los más conocidos, que son los de Europa.






__________________________

Autor: Hernán Alejandro Olano García.

Presidente Delegado Nacional de la HNME en Colombia















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.