martes, 12 de diciembre de 2017, 07:41
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015
El origen de mi fuerza, está en mi familia, mis padres y mis hermanos y, desde hace unos años, mi mujer.

Entrevista a Xavi Torres, un nadador legendario

|


Carlota Calle

Xavi Torres (Palma de Mallorca, 1974) nació con una amputación congénita de brazos y piernas (tetrafocomelia), sin embargo, lejos de apartarle de llevar una vida normal, le ha motivado para desarrollar una serie de valores como el espíritu de lucha y superación, que le han llevado a ser un nadador legendario y a escribir una de las páginas más laureadas de la historia del deporte paralímpico. 16 medallas en juegos paralímpicos: cinco de oro, cinco de plata y seis de bronce, además de campeonatos y récords mundiales. Como internacional tiene 458 entorchados. Campeón de España en 124 ocasiones.


Xavi Torres


¿Cuándo tiene consciencia el ser humano, a qué edad se da cuenta Xavi Torres, de la gran determinación que necesitará para tejer los días de su vida?


No creo que haya un momento concreto. Imagino que cuando yo era niño no era muy consciente de toda mi situación, pero quizás llegan algunos momentos de la adolescencia en los que te preguntas sobre tu futuro, como será, si estarás orgulloso de tu vida y muchas otras cuestiones. De todos modos, gracias al deporte, he podido disfrutar mucho del día a día, sin olvidar el mañana, pero no he sentido un sufrimiento por lo que podría o no llegar a hacer.


Para no reconocer un imposible lo mejor sería hacerlo alcanzable, eso es algo que podríamos interpretar de la trayectoria de Xavi Torres; si le digo que su secreto es una fuerza mental gigantesca, ¿qué nos contestaría?


No creo que sea así (que mi secreto sea una gran fuerza), para mí el entorno que me rodea es que me ha apoyado siempre a tener ilusiones, a mirar hacia delante, a creer en mis posibilidades y a no tener miedo al fracaso.


En todo caso, ¿cómo definiría el motor, la fuerza de Xavi Torres?


El origen de mi fuerza, aunque no me creo para nada un superhombre, está en mi familia, mis padres y mis hermanos y, desde hace unos años, mi mujer. Sin ellos no creo que fuese nada fácil hacer la mitad de cosas que hago. Aunque no creo que en eso sea distinto a cualquier persona; todos necesitamos 


Nadar. Y nadar y nadar, ¿para crecer? En su caso, ¿es un medio, es un fin, o las dos cosas?


Es una forma de vida. Ha pasado de una terapia a una diversión, de una diversión a un desafío, de un desafío a una profesión, y nunca ha dejado de tener parte de las etapas anteriores. Me ha ayudado a creer en mí, a marcarme desafíos, me ha hecho crecer, esforzarme y ser disciplinado, y creo que ese aprendizaje lo he aplicado a todas las otras cosas de la vida.









Conayuda              

El palmesano, medalla de plata, saluda al
neozelandés  Cameron Leslie, oro en 
la prueba
de 150 estilos, en los Juegos 
Paralímicos de
Pekín 2008.









Que hable el deportista de élite, el ciento cincuenta y nueve veces campeón de España, el plusmarquista mundial, el varias veces campeón olímpico, ¿cuéntenos que siente, qué piensa, qué quiere conseguir que no haya conseguido ya, cuando bracea en el líquido elemento?


Sigo nadando porque me divierte mucho, me hace sentirme bien. No es tanto una búsqueda de un objetivo sino que es más una búsqueda del bienestar. Eso no quita que compita al cien por cien y que me guste competir para ganar, y por eso entreno con la misma fuerza de siempre. Me gusta ver la evolución de mi deporte, como aparecen nuevos nadadores con los que convivo, aportar mi experiencia y hacerles más sencillo sus inicios. En cierto modo siento envidia sana de ver las condiciones que tienen desde tan jóvenes, cosa que no tuve yo, pero eso mismo me hace sentir orgulloso de que, gracias a todos los años que junto a más gente he pasado en este deporte, haya más facilidades para entrenar y estudiar a la vez, y ser así una gran deportista y también una persona preparada y formada para el futuro


¿El maestro o maestros, aquel o aquellas personas que nos transmitieron cosas esenciales para el desarrollo del hombre y del atleta?


Son muchos. Todavía hoy creo que me falta mucho por aprender. Me gusta escuchar, observar, ver y sacar conclusiones. Siempre digo que desde niño mis padres han sido una referencia fundamental, aunque en ese momento yo no me daba cuenta. Opino que nunca puedes dejar de querer aprender porque en el fondo, nunca terminas de crecer.


¿El rival por antonomasia? ¿Aquel adversario que nos produce una doble sensación, entre el deseo de competir con él y el miedo a no poder vencerle. Y extrapolando esa ambigüedad a la propia vida, ¿qué nos dice usted de ambas?


En la vida y en el deporte, el gran rival que te puedes encontrar es la inseguridad ante algo que vas a hacer. El no estar seguro de tus posibilidades también es un reto, una lucha buscando el superar esa sensación. Y para ello debes ser constante, comprometido y debes conocer bien tus posibilidades, valorarte y aplicar esas cualidades en el trabajo adecuado para lograr que seas tú mismo quien maneja las situación. Cuando el miedo o la inseguridad te controlan a ti, todo resulta mucho más complicado.


El amor. ¿Dónde ponemos el amor en la escala de valores de Xavi Torres? En todo caso, ¿háblenos de sus amores? De los de ahora, de los de ayer, de los de siempre y de lo que significan y han significado, en términos de muletas para el alma, en un ser humano decidido a vencer el lado menos amable de sus propias circunstancias.


La gente siempre está acostumbrada a ver mi cara amable, mis buenos momentos, alegrías,… Pero a veces, hasta llegar ahí, detrás de todo están las personas que te quieren y que están a tu lado de forma incondicional. Mi mujer es la que actualmente está día a día conmigo y por eso sitúo el amor en un lugar muy alto de mi lista.


Cuál es su opinión de los valores ético-morales que rigen hoy en día la sociedad, en general y, particularmente de la nuestra, la de nuestra Comunidad.


Esa es una pregunta muy amplia, pero yo siempre suelo hablar de dos cosas.


Una es la juventud; a veces cargamos contra la juventud porque si son de una forma o dejan de ser de otra y no me parece justo. La juventud es como es por lo que ven de sus mayores y de la gente adulta, y también se alimentan de lo que la sociedad les da. Aún así yo siempre rompo una lanza por la juventud, porque es el futuro; yo tengo la suerte de convivir con gente mucho más joven que yo, en mi deporte o en diferentes centros donde imparto charlas, y la verdad es que si todos dedicásemos un tiempo a entender a la gente joven de hoy, quizás tendríamos un concepto diferente. En el fondo también todos hemos tenido nuestra etapa rebelde, así que no creo que se les pueda culpar de algo que todos, en más o menos medida, hemos hecho.


Lo segundo que suelo comentar es que creo que a veces estamos poquito tiempo para conocernos a nosotros mismos y también a los demás. Nos encasillamos y encasillamos a la gente con cierta facilidad (injusta). El conocer a la gente (con sus capacidades y discapacidades) nos dará más información para valorar y para ayudar a que todos creamos en nosotros mismos, tengamos ilusiones y nos marquemos proyectos que se adecuen a cada uno. Hacer eso nos permitirá ser felices haciendo lo que hagamos, y ser felices es algo que creo que todo el mundo desea, sea a través de lo que sea.


Díganos una alternativa al botellón, esa práctica habitual de cierta juventud en los fines de semana. ¿Cree usted que el desencanto tiene algo que ver en que los jóvenes se aferren al alcohol para tratar de divertirse? En todo caso, ¿cuál es la razón de fondo del asunto?


La sociedad actual tiene que potenciar algunos valores que parece que están en desuso. El botellón hace muchos años que se hace ya, pero no era en la calle, era en bares o discotecas y no se llamaba así, pero no creo que se les pueda acusar como origen de ese tipo de actividades. Me gustaría saber la receta mágica para que la gente joven tuviera otras ilusiones que no fuera ir a emborracharse el fin de semana, pero creo que eso se va de mi mente.


No me gusta comparar generaciones porque no es justo. Seguramente los que estamos en los 30 y pico hemos sido también fruto de las críticas de las generaciones anteriores a nosotros, es como una ley de vida. Creo que a veces nos dejamos cegar por aquellos que hacen más ruido y nos olvidamos de los que de un modo más silencioso tienen sus ilusiones, músicos, deportistas, … todos ellos jóvenes que seguro tienen un buen porvenir.


Hablemos de la amistad, unos dicen (normalmente nuestros mayores) que no hay amigos, otros, sin embargo (habitualmente los jóvenes), dicen que la amistad es lo más grande. ¿Qué nos dice, Xavi Torres, tiene muchos amigos?


Muchos, muchos, no tengo. Pero los que tengo, son los mejores. Tengo muchos conocidos pero creo que la amistad no se mide por la cantidad.


¿Somos lo que comemos? En su caso, ¿qué importancia le otorga a la alimentación? ¿Su comida preferida?


Yo como mucho. Me encanta la pasta como buen deportista que soy. Trato de cuidar mi dieta pero también intento no privarme de nada. Eso sí, soy consciente que una buena alimentación es fundamental para mi profesión así que creo que lo llevo muy bien.


¿Es consciente que cada año es un año menos que le queda al competidor de elite, en beneficio del hombre de a pie? ¿Ha pensado en alternativas para el Xavi Torres acostumbrado al éxito de una figura del deporte?


Mi vida está muy llena, no es sólo deporte. Eso no significa que no añore el mundo de la natación, pero siempre he tenido ganas de hacer otras muchas cosas. Algunas las he podido compaginar con el deporte y otras las he tenido que aparcar, pero el competidor de élite y el hombre de a pie, nunca han estado separados en mi caso. Sólo soy una persona normal que se divierte haciendo lo que le gusta.





____________________

Autora: Carlota Calle















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.