sábado, 23 de septiembre de 2017, 07:42
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Soberanos de leyenda- I

|

De cuantas cosas se puede una persona enterar en un viaje de estudios a Europa!!, por ejemplo hace unos días llegó a mis manos en Madrid, un libro titulado "Soberanos de Leyenda", que prologado por el Senador del Reino Juan Van Halen y Acedo y, escrito por Antonio García Jiménez, presenta la genealogía de las veinticinco familias reales extra-europeas menos conocidas. Así por ejemplo encontramos referencia a la nobleza de la República Centroafricana; de Etiopía y de Egipto; del Imperio Dingisuayo, de los Reinos de Swazilandia y el de Lesotho; los Al Genusi de Libia, de los Reinos de Marruecos, de Mauritania, Tunez y Buganda, la Dinastía del Trono del Pavo Real, los Hachemitas de Irán y de Jordania, del Reino Mutuakilita del Yemén, del Sultanato de Turquía y de los Reinos de Kwait y Arabia Saudíta, a todos los cuales espero referirme en una serie de artículos que aparecerán poco a poco en este medio.


Pero, volviendo al libro y, para no agotar los temas, lo que más me llamó la atención en la citada obra del Capitán García, Miembro de Número de la Academia de Genealogía, Nobleza y Armas de España y del Colegio Heráldico de España y de Las Indias, fue encontrar un capítulo dedicado a las familias reales de América. 


Lo reconozco, sólo conocía la existencia en América, del Imperio en Brasil y el de México, por tanto, mucho me sorprendió encontrar otras tres dinastías reales continentales: La Casa Real de Hawaii, La Casa Real de Mosquitia y La Casa Real de Araucania y Patagonia, última que más me llamó la atención, al punto de haberme dirigido personalmente en Francia a su Jefe, Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia, para conocer algunos aspectos históricos de la misma, con los cuales complemento el escrito de García Jiménez.


Hace 171 años, el doce de mayo de 1825, nacía en La Chéze, poblado del cantón de Hautefort en la Dordoña francesa, Orélie-Antoine de Tounens (foto), un extraordinario genio que siendo Procurador de los Tribunales de Perigueaux, concibió el establecimiento de una confederación de estados americanos, unidos a través de una monarquía constitucional, bajo la protección del Emperador Napoleón III.


Con muy pocas pertenencias, pero con muchas ideas integracionistas, Tounens desembarcó en las costas de Chile y poco después, el 17 de noviembre de 1860, fue proclamado como monarca del Reino Unido de Araucania y Patagonia, por las tribus rebeldes del cacique mapuche Quilapán. Inmediatamente el Rey dotó a su reino de una constitución que combinaba armoniosamente los principios de las monarquías tradicionales europeas con los principios de las monarquías constitucionales, adoptados por Montesquieu. La capital del Reino Unido de Araucania y Patagonia fue Angol, una pequeña villa al sur de Chile.


El Preámbulo de la Constitución de Araucania y Patagonia, se basaba en cinco principios: a) Un rey o una reina desarrollando el orden hereditario; b) Un grupo de ministros dependientes directamente del rey; c) Un Consejo de Privilegiados, compuesto por los nobles del reino; d) Un Consejo de Estado, que se encarga junto con los ministros de hablar en nombre del gobierno y, e) Un cuerpo legislativo elegido por sufragio universal. La Carta Constitucional, poseía nueve títulos integrados por un total de 64 artículos.


El 25 de enero de 1862, el gobierno chileno encarceló al Monarca, quien desde la prisión de Los Ángeles, y desde su reclusión, expidió el "Orden Hereditario de Sucesión Real", el cual iniciaba con su padre; en segundo lugar, su hermano Juan, nacido en 1805; luego su sobrino Juan Adriano; en cuarto lugar su sobrina Lida Joan; en el siguiente orden su segundo, tercer, cuarto y quinto hermanos; finalmente sus tres hermanas mujeres. Sin embargo, el padre del Rey murió el 4 de septiembre de 1862, al igual que su hermano Leonardo, quedando sólo su hermano Juan quien murió en 1873. Sus otros familiares renunciaron, como Su Alteza Real el Príncipe Juan Adriano de Tounens, a los derechos dinásticos para sí y por todos sus descendientes, por no poseer condiciones para aceptar la sucesión al trono.


Orlie Antoine de Tounens

El Rey Aurelio Antonio I, fue posteriormente deportado de Chile y se estableció en el exilio, dando lugar a la creación de una dinastía electiva que perdura hasta nuestros días. Entonces, al encontrarse sin descendencia, designó en París, en 1874, como su sucesor, a su amigo el Teniente General Gustavo Aquiles Laviardé y Colmant, a quien previamente había designado Príncipe de Aucas y Duque de Kaileou, títulos históricos del heredero al trono de Araucania y Patagonia. 


El 17 de septiembre de 1878, al fallecer en Tourtoriac (Dordoña) Francia -donde se encuentra su tumba- el Rey Aurelio Antonio I, le sucedió entonces Gustavo Aquiles I, quien como monarca de Araucania y Patagonia en el exilio, reino de 1878 a 1902. Este militar era hijo de Bertrand Laviardé y de María Colmant; había nacido en Reims el 7 de noviembre de 1841. Estuvo casado con María Elisa Octavie Guery. Al no tener descendientes, designó como su sucesor al Doctor Antonio Hipólito Cross Thor. Falleció el 16 de marzo de 1902, sin que ningún miembro de la familia Tounens hiciese reclamación alguna por el trono. El tradicional almanaque nobiliario "Gotha", decidió incorporar oficialmente el 30 de octubre de 1882 a S.A.R. Gustavo Aquiles I y a los miembros de su Consejo Real. El "Gotha" era la publicación que registraba los nombres de los nobles de todo el mundo y dejó de publicarse hacia 1930. Durante este reinado, los reyes de Gran Bretaña e Italia, el Sha de Persia y el Gobierno Francés, reconocieron la monarquía de Araucania y Patagonia y expidieron además el agreement para establecer allí consulados.


El tercer Rey de Araucania y Patagonia fue Antonio Hipólito Cross Thor, quien reinó como Antonio II. Había nacido el 5 de marzo de 1833 en Lagrasse, del matrimonio de Simón Cross y Josefina Thor. Fue médico particular del Emperador Pedro II de Brasil, quien le concedió la Encomienda de la Orden de la Cruz del Sur. Casado con Leonilda Méndez de quien tuvo sucesión. Después de divorciarse, contrajo segundas nupcias con Ana Federica Runzil. Falleció en Asnieres el 1 de noviembre de 1903 y fue sucedido por su hija. Aquí merece la pena anotar, que cuando el Rey Eduardo VII de Gran Bretaña sirvió como mediador a una disputa territorial entre Argentina y Chile, resuelta en diciembre de 1902 en el Palacio de San Jaime, la misma Gran Bretaña, Francia, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay e Italia, insistieron acerca de los derechos de los reyes de Araucania y Patagonia.


De 1903 a 1916, ejerció como la cuarta reina de Araucania y Patagonia, en el exilio, Laura Teresa I, hija del primer matrimonio del Rey Antonio II. Había nacido el 22 de diciembre de 1856 y estuvo casada con Luis María Bernard. Al fallecer el 12 de mayo de 1916, fue sucedida por su hijo.


Un quinto Rey en el exilio surge aquí, Jaime Antonio III, quien reinó hasta 1951. Había nacido en París el 15 de abril de 1880. Estuvo casado y, aunque contando con sucesión en líneas directa y colaterales, renunció por sí y por todos sus descendientes a los derechos de la Corona araucana el 12 de mayo de 1951 en favor de Felipe de Boiry Reynaud, previamente Príncipe de Aucas y Duque de Kaileou. Jaime Antonio III falleció el 26 de octubre de 1952 en París.


Felizmente reinante desde 1951, el actual Jefe de la Casa Real es S.A.R. el Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia, nacido el 13 de febrero de 1927 en París. Hijo de Ferdinand de Boiry y de Jeannine Reynaud. Casado desde 1950 con Dominicque Marquain, y al no tener hijos, ha designado como su sucesor a Su Alteza Felipe de Lavalette, Príncipe de Aucas y Duque de Kaileou.


El Príncipe Felipe de Araucania y Patagonia, actualmente reside en París y como Jefe de la Casa Real, posee el tratamiento de Alteza Real que le ha reconocido el gobierno francés. Su labor está centrada hoy día en el Gobierno en el exilio de su Reino y como Gran Maestre de las Reales Ordenes de "La Corona de Acero", "La Estrella del Sur" y de "San Jorge de Araucania", afectas a la devoción por la causa Mapuche, tribu que reconoce aún a su Rey, habiéndolo ratificado en la visita que éste les hiciera en 1991.


En La Chéze, lugar de nacimiento del primer monarca Aurelio Antonio I, se encuentra el Museo de los Reyes de Araucania y la Academia de Altos Estudios Araucanienses. El reino posee un Himno compuesto en 1864 por Guillermo Frick y, una serie de monedas, cuya última emisión es del año 1988. En los Estados Unidos de América patrocina la publicación de la revista "The Steel Crown", por la North American Araucanian Royalist Society.


El escudo del Reino, actualmente se dibuja cuartelado así: "En el primero con fondo de gules, tres haces de trigo de oro. Segundo de sínople un libro abierto de su color y brochante, una espada de plata puesta en palo con la punta al jefe. Tercer cuartel de sinople, una cadena rota de oro, puesta en faja y, cuarto; de gules, tres jarros de oro, cargados de dos fajas vibradas de sínople. Bordura general dantelada de azur cargada de ocho estrellas de oro. Sobre el todo, escusón de azur con un cabrío de oro y tres estrellas de plata. Timbrado con corona real araucana". En lo bajo, la leyenda "Independencia y Libertad".



Y para terminar, citaré a Don Antonio García Jiménez, cuando dice: "Los pueblos sin historia, creada artificialmente por la fuerza de las circunstancias, pueden permitirse el lujo de inventarse monarquías sin corona, que esto es en definitiva lo que llamamos República", es por ello que hoy existen repúblicas que parecen monarquías y monarquías que así mismo, parecen repúblicas como es el caso de Bélgica, al cual espero referirme posteriormente.






____________________

Autor: Hernán A. Olano García.

Presidente Delegado Nacional de la HNME en Colombia


















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.