martes, 23 de abril de 2019, 08:06
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Monarquía o República

|

El adoctrinamiento llega hasta tal punto que algunos ciudadanos ven como única solución a todos los problemas actuales y a su pérdida de confianza en nuestro sistema político y en algunos de nuestros gobernantes la eliminación de nuestra querida Monarquía. La defensa y las ventajas de tener una monarquía en España la podemos analizar desde dos perspectivas: Causas Remotas y Causas Próximas.


CAUSAS REMOTAS


El Historiador y filósofo Escocés D. Hume (1711-1776) escribió que “la costumbre como vida tradicional constituye la guía fundamental de la vida humana”.


La eliminación de la Monarquía en España representaría una ruptura con un Sistema de Gobierno que España ha ostentado durante cientos de años. También significaría una ruptura con la Cultura de la Transición Democrática; entre otras no hay que olvidar que la Monarquía Española tuvo y sigue teniendo un papel fundamental en la consolidación de la democracia. Así pues, como señaló Unamuno: el conocimiento y el respeto de la vida tradicional o intrahistoria; supone una guía importante para comprender el Alma de un País y de sus Gentes.


CAUSAS PRÓXIMAS


El Rey desde su infancia se ha preparado y ha sido educado especialmente para ejercer como Monarca y como Jefe de Estado Español y en este sentido ningún político puede estar más preparado que Él para ejercer dicha Jefatura; por consiguiente el Rey, está en una posición más ventajosa con respecto a cualquier político que tenga que ostentar dicho cargo y máxime cuando cada cuatro años se pretende cambiarlo; sería ridículo que esta gran ventaja que tenemos con respecto a otros países la eliminásemos. Dicha ventaja radica, en que una de las varias funciones de un Jefe de Estado es la de representar a España en su relaciones con otros países aparte de lo mencionado con anterioridad; porque el Rey no tiene ningún color político es decir ninguna connotación ideológica por lo que está garantizado su compromiso y su objetividad con otros países. Y en referencia a que dicha Jefatura representada por el Rey implica un gasto innecesario es una razón sin fundamento ya que en el caso que no tuviésemos un Rey lógicamente algún político (Presidente u otro) tendría que ejercer dicho cargo asignándosele esa partida presupuestaria; quizás con mayor gasto o con algún escándalo de corrupción que afectaría en las relaciones con otros países.


La historia nos ha demostrado que la trayectoria y el egoísmo de algunos políticos locales llega a tal extremo de querer repartirse España en varias repúblicas bananeras y para ello han de eliminar las tradiciones e identidad de todo lo que represente a España, incluido la Monarquía: último sentimiento de Unidad Nacional; que no es otra cosa que la unión y el hermanamiento de todos los Pueblos de España. No estamos preparados ni educados para una República Nacional lo podemos comprobar en anteriores experiencias y en la actual división Territorial de España que se traduce en el egoísmo individual de algunas Autonomías. Por consiguiente Sí a nuestra Monarquía y Sí a nuestro Rey Don Felipe VI.



___________________

Autor: Manuel Alonso de Caso.




Deja tu comentario

1 Comentarios

1

Muy bien, Manuel de Caso. Perfecto en sus desarrollos filosófico e histórico. Pero, sobre todo, OPORTUNO. Escritos como el suyo deberían proliferar en las revistas de gran tirada. Y en los programas de T.V. La ignorancia es el mayor de nuestros males. Y el mejor caldo de cultivo para los engaña-bobos y los demagogos. Reciba mi modesta felicitación.

escrito por MARIO TECGLEN 02/mar/16    00:19

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.