martes, 21 de mayo de 2019, 20:50
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015
“Si la poesía es el arte de evocar y sugerir sensaciones, emociones y hasta ideas mediante el empleo particular del lenguaje, entonces el pintor también es poeta.”

Onofre Prohens, Amo y Siervo de la Luz

|



RafelCalle 3





                                                                                                        

El genio del color halla en el lienzo 
la histórica misión de la hermosura,
él, amo de la luz, de la luz siervo,
la luz es un lenguaje que su pincel captura.

En el mundo que siente, las flores tienen alma,
son ímpetus de un sol policromático,
delirio de las rosa enamorada
lirio paradigmático,
bugambilia incendiaria.
Definitivamente, el colorido mágico
del jardín de la luz mediterránea.






Onofre Prohens Payeras (San Joan, Mallorca, 1930), Caballero de la HNME, ahora disfruta plenamente de su invierno, merced a una envidiable salud. Se dedica a disfrutar con sus innumerables amigos en reuniones y eventos sociales, gastronómicos, culturales y artísticos y, sobre todo, de lo que sin duda es su gran pasión: la belleza de las cosas.



OnofreProhens


De su prolífica carrera como pintor, su obra está expuesta en los museos de arte contemporáneo de Tokio, París, Barcelona, Cuenca y Raíces (Paraguay); ha expuesto individualmente en París, Tokio, Ginebra, Frankfurt, Estocolmo, Barcelona y Valencia. Y le ha dado tiempo de fundar en 1970 el Grupo Mallorca, que reúne los mejores pintores mallorquines de la actualidad.


Entrevistamos a don Onofre, en su casa, verdadero santuario de bellísimas obras de arte, con motivo de la exposición de 16 obras, durante el mes de enero, en los salones del Club de Golf de Son Quint, sito en la carretera de Son Vida, Palma. Tal exposición coincidirá con la entrega de galardones a los tres primeros clasificados en el I Premio Internacional de Poesía y Relato Corto Rey Felipe VI, que se celebrará el próximo sábado 29 de enero.


Pregunta. D. Onofre, ¿cómo surge en usted el mundo del colorido?


Respuesta. Mi madre, desde muy joven, pintaba flores y paisajes. En nuestra casa de Es Molinar, siempre había pintores, mi padre era muy buen pescador y un día sí y otro, también, estaban Coll Bardolet, Miret, José María Costa, venían a comer, sobre todo, el pescado escabechado, my rico, por cierto. Como anécdota te diré que mi padre pescaba a menudo en  El zaca, el barco de Errol Flynn, pues eran muy amigos. En fin, en casa siempre había olor a pintura.


P. ¿Quiénes han sido sus referentes?


R. Los clásicos me gustan mucho; si tengo que elegir, me quedo con Sorolla, pura luz mediterránea. En cuanto a los de aquí, Xim Torrens me es inolvidable, primero fue mi maestro y luego nos hicimos muy amigos. Muchas veces, nos levantábamos a las seis y nos íbamos a pintar, a él le gustaba pintar muy de mañana.


P. ¿Es necesario saber dibujar para ser un buen pintor?


R. Es muy importante. Si bien, ha habido y sigue habiendo muchos pintores que han triunfado sin ser buenos dibujantes, la pintura tiene dos secretos: el dibujo y la combinación de colores. Si conoces y dominas los dos, pues eso.


P. ¿Qué le dice la pintura abstracta a un figurativo como usted?


R. La respeto, pero ni la entiendo ni la siento. Claro está que como en todos los estilos hay obra buena, no tan buena y algún camelo.


P. ¿La pintura mallorquina?


R. Me encanta la escuela pollensina, Mateu Llobera, Dionis Bennassar… Entre los mallorquines, Gelabert y Antoni Ribas y, entre los que se pueden considerar mallorquines, Coll Bardolet y Casimiro Martínez Tarrasó.


P. Le he oído decir que la pintura también es poesía.


Pintura

R. Es otra faceta que me viene de mi madre, era muy aficionada a la poesía. Me gusta decir que si la poesía es el arte de evocar y sugerir sensaciones, emociones y hasta ideas mediante el empleo particular del lenguaje, entonces el pintor también es poeta. En poesía se trata de combinar palabras, la música es combinar sonidos, y la pintura es combinar colores. Siempre es combinar, también en la cocina; un buen plato es combinar sabores.


P. Cuál es su mayor virtud como pintor y como ser humano?


R. Como pintor, ser honesto y pintar lo que siento; ser sincero conmigo mismo. Como ser humano, dormir tranquilo y, desde luego, lo mejor para dormir en paz es tener la conciencia limpia.


P. ¿Su color?


R. Los morados. Con azules y carmín fabrico mis morados.


P. ¿Por qué ese gran amor por las flores?


R. Me gusta mucho el jardín, es un lugar donde cada día cambian los tonos, cada día hay una explosión de colorido. Y es que la naturaleza es el mejor maestro.


P. ¿Su flor preferida?


R. La bugambilia.

Pintura1


P. ¿Qué piensa de la sociedad que nos ha tocado vivir?


R. Es una pena que los valores éticos y morales estén cayendo en desuso. Por otra parte, qué lástima que la juventud de ahora, más preparada que nunca, tenga tan difícil encontrar la oportunidad de labrarse un porvenir. En cuanto al asunto político, estoy muy decepcionado, al igual que muchos españoles.


P. ¿Qué le aconseja el maestro Prohens a alguien que empieza en esto de la pintura?


R. Pues, hoy en día que el arte y la cultura están tan desvalorizados, le diría que no se desanime, los principios siempre son difíciles, pero la pintura te lleva a subir un escalón cada día. Y, sobre todo, que sea honesto consigo mismo y con los demás.


P. Siendo usted monárquico, Caballero de la HNME, es de suponer que el trabajo de Su Majestad el Rey, le tenga profundamente interesado.


R. Por supuesto que sí. Son tiempos difíciles, pero nuestro Rey está muy preparado. Lo está haciendo muy bien y estoy seguro de que lo seguirá haciendo muy bien.


P. A día de hoy, ¿qué le falta por hacer?


R. A mis ochenta y seis años, aunque ya he escrito varios libros y he sembrado árboles, aún me quedan muchas cosas por hacer. Cada día me levanto pensado en algo nuevo que hacer.


P. Pues muchas gracias, don Onofre. Ha sido un placer charlar con usted, además, siempre se aprende de los maestros. Le deseamos que tenga mucho éxito en la exposición de Son Quint.


R. Muchas gracias a ti, Rafel; el placer ha sido mío. Un saludo muy cordial para los lectores de El Monárquico. Os espero el sábado 29 de enero en Son Quint, en la entrega de los galardones del Premio Rey Felipe VI.




















Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.