viernes, 19 de julio de 2019, 08:34
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Un equívoco

|

Por Antonio Gamoneda



Amo mi cuerpo; sus vértebras hendidas

por aceros vivientes, sus cartílagos

abrasados, mi corazón ligeramente húmedo

y mis cabellos enloquecidos

en tus manos. Amo también

mi sangre atravesada por gemidos.



Amo la calcificación y la melancolía

arterial, y la pasión del hígado

hirviendo en el pasado, y las escamas

de mis párpados fríos.



Amo el estambre celular, las heces

blancas al fin, el orificio

de la infelicidad, las médulas

de la tristeza, los anillos

de la vejez y las sustancias

de la tiniebla intestinal. Amo los círculos

grasientos del dolor y las raíces

de los tumores lívidos.


Amo este cuerpo incomprensible

y su miseria clínica.

El olvido

disuelve la materia pensativa

ante los grandes vidrios

de la mentira. Aquí

no van a quedar residuos.



No hay causa en mí. En mí no hay

más que imposibilidad y

un extraño extravío:

ir de la inexistencia a

la inexistencia.

Es

un sueño; un sueño vacío. 


Pero sucede. Yo amo

todo cuanto he creído

viviente en mí. Amé las manos

grandes de mi madre y

aquel vértigo antiguo

de sus ojos y aquel

cansancio lleno de luz

y de frío.



Desprecio

la eternidad. He vivido

y no sé por qué. Ahora

he de amar mi propia muerte

y no sé morir. Qué equívoco. 


___________________


Antonio Gamoneda.- Premio Cervantes, Premio Nadal de Poesía, Premio Reina Sofía, Premio Castilla y León de las Letras.

 


Deja tu comentario

1 Comentarios

1

Enhorabuena al poeta. Ah pulso envio pero luego que ? Si con interrogante ya que sigue sin comentarios.

escrito por Joan-Estades-de-Moncaira 05/dic/15    00:14

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.