martes, 21 de noviembre de 2017, 05:41
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Desde La Zarzuela se empeñan en acercar la Familia Real a la ciudadanía

|

Desde que Felipe VI asumió el mando al frente de la Jefatura de Estado, la Casa del Rey ha puesto en marcha una estrategia para cambiar la imagen actual que los ciudadanos tienen de la institución. La Zarzuela está empeñada en transmitir una mayor sensación de cercanía de la familia real. Un hecho que se ha visto reflejado en el protocolo marcado en los últimos actos oficiales presididos por el Rey.El compromiso institucional más reciente se celebró ayer. Felipe VI presidió por primera vez como rey -en 2011 lo hizo como príncipe de Asturias debido a una lesión en el tendón de aquiles de don Juan Carlos- el acto de apertura del Año Judicial en el Tribunal Supremo.
Para esta ceremonia, el Soberano recuperó el tradicional besamanos al monarca, suspendido durante los últimos años.
La explicación aportada por la Casa del Rey para justificar la eliminación de esta costumbre protocolaria es el débil estado de salud de don Juan Carlos en las últimas ocasiones.
Además de introducir de nuevo el besamanos, Felipe VI mantuvo durante esta jornada una actitud cercana con los periodistas acreditados y también con los trabajadores del Tribunal Supremo. En la celebración del cóctel posterior al acto, el rey se mezcló con los invitados y departió abiertamente con los presentes en este encuentro.
La recuperación del besamanos en la apertura del Año Judicial no ha sido el único cambio adoptada en las actividades oficiales de la institución desde el 19 de junio.
El ayudante de campo del rey ya no anuncia la entrada del monarca en el Salón de Audiencias. Ahora, Felipe VI espera a sus invitados en la sala, en lugar de ser éstos los que aguarden la llegada del soberano al encuentro

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.