martes, 21 de noviembre de 2017, 05:41
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Sus Majestades acudieron ayer a Naciones Unidas para la Cumbre del Clima

|

Sus Majestades los Reyes acudieron ayer a la sede de Naciones Unidas para asistir a la ceremonia de inauguración de la Cumbre del Clima, que tiene el propósito de servir de plataforma pública para que los máximos dirigentes -de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas y de las instituciones financieras, las empresas, la sociedad civil y las comunidades, tanto del sector público como del privado- aceleren la adopción de medidas ambiciosas para reducir las emisiones, fortalecer la resiliencia al cambio climático y movilizar la voluntad política con el fin de alcanzar un acuerdo jurídico mundial a más tardar en 2015, que limite a menos de 2 grados el aumento de la temperatura del planeta.La Cumbre sobre el Clima pretende tratar medidas y soluciones de los gobiernos nacionales y los grupos de gobiernos, en colaboración con diversos agentes del sector privado y la sociedad civil, para acelerar el logro de progresos en esferas que contribuyan considerablemente a reducir las emisiones y fomenten la resiliencia, como las de la energía, los contaminantes climáticos de corta vida, las ciudades y el transporte, la agricultura y silvicultura sostenibles, la adaptación y la reducción del riesgo de desastres, la financiación relacionada con el clima y los factores que impulsan la economía. En la actualidad, los países están elaborando un nuevo acuerdo sobre el clima y un nuevo conjunto de objetivos mundiales de desarrollo sostenible. Esos acuerdos se finalizarán en 2015. Los objetivos de ambos procesos constituyen una oportunidad sin precedentes para promover el desarrollo sostenible.


En su intervención, Don Felipe afirmó que el reto que representa el cambio climático "ha adquirido una mayor urgencia". "Amenaza los equilibrios básicos que hacen posible la vida y la continuidad de nuestra civilización y nos obliga, por ello, a actuar con decisión", destacó el Rey.
"Que nadie se llame a engaño. Ninguno de los países aquí representados puede esperar. Detrás del ascenso de unos pocos grados de temperatura, están en juego vidas humanas y la continuidad misma de nuestras sociedades. No podemos esperar, pero sí hay razones para la esperanza. Compartimos un consenso básico sobre el peligro que nos acecha. En los últimos años hemos avanzado con medidas que, aun siendo insuficientes, apuntan en la buena dirección. Ahora, toca acelerar el paso", afirmó Don Felipe, que recordó que "en menos de un año, en la Cumbre del Clima de París 2015, tendremos que tomar una decisión clave para el futuro del planeta: la adopción de un nuevo acuerdo global y vinculante que nos permita combatir el cambio climático de manera conjunta y coordinada. Seamos ambiciosos, seamos inteligentes… seamos sensibles y solidarios".


Don Felipe subrayó el compromiso de España y puso en valor las medidas emprendidas en nuestro país, como la reducción de emisiones, la apuesta por las energías renovables y tecnologías limpias -España se ha convertido en el primer país del mundo en el que la energía eólica se ha situado como la primera fuente de generación de electricidad a lo largo de un año completo-, los proyectos Huella de Carbono y Clima, así como los Planes de Impulso al Medio Ambiente y la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático.


El Rey concluyó su intervención poniendo de relieve que "la escala temporal de la lucha contra el cambio climático se mide en décadas y siglos. Por tanto, no podemos buscar las soluciones ni de forma aislada ni en el corto plazo; solo las encontraremos si somos capaces de forjar un compromiso global y duradero. No podemos permitirnos el fracaso. Hay demasiado en juego. Aseguremos que las siguientes generaciones puedan contemplar desde el espacio la visión que inspiró a mi generación: la de un planeta pequeño y frágil; perdido en la inmensidad del Cosmos, pero todavía capaz de albergar el milagro de la vida".
Sus Majestades los Reyes aprovecharon su presencia en la sede de las Naciones Unidas para mantener un encuentro con los funcionarios españoles allí destinados.
Durante la mañana, Su Majestad la Reina mantuvo encuentros con los máximos responsables de varias organizaciones de Naciones Unidas. En primer lugar, se reunió con el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. A continuación, se entrevistó con la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS/WHO), Margaret Chan. Doña Letizia concluyó la ronda de encuentros con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano da Silva.


A mediodía, el Rey asistió al almuerzo ofrecido por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y organizado por Pacto Global, que contó con la presencia de Jefes de Estado y de Gobierno y destacadas personalidades del mundo económico, empresarial y sociedad civil. Pacto Global es una iniciativa de Naciones Unidas por la que empresas privadas se comprometen a alinear sus estrategias con diez principios universalmente aceptados en cuatro áreas temáticas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción.
Por la tarde, Don Felipe se reunió con varios Jefes de Estado. Su Majestad el Rey comenzó esta ronda de encuentros bilaterales con el Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama. Posteriormente, se entrevistó con el Presidente de Túnez, Moncef Marzouki, y concluyó con la Presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye.
La jornada finalizó con la recepción que ofrecieron Sus Excelencias el Presidente de los Estados Unidos de América y Sra. Michelle Obama a los Jefes de Estado y de Gobierno participantes en la Apertura del Debate General del 69º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.