viernes, 22 de noviembre de 2019, 11:07
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

UN REY QUERIDO Y ADMIRADO

|

Nuestro Rey compartió su tarea con el resto de padrinos: el Rey Harald V de Noruega, la Princesa Marta Luisa de Noruega; Federico, Príncipe Heredero de Dinamarca; Victoria, Princesa Heredera de Suecia y Marit Tjessema, abuela materna de la confirmanda. La ceremonia luterana, oficiada por la obispo de Oslo y la Presidenta de la Conferencia Episcopal Evangélica noruega, tuvo lugar en la capilla del Palacio Real de Oslo ante representantes de varias casas reales europeas, la Familia Real noruega al completo y las principales autoridades del país nórdico.

La Princesa, llamada a convertirse en la primera Reina noruega desde el siglo XV, vestía el tradicional bunad pero cubierta con una túnica blanca, habitual en el rito evangélico.

Ingrid Alexandra recibió la confirmación arrodillada ente el altar tras renovar los votos del bautismo.




Momento de la confirmación de Ingrid de Noruega




La Princesa Ingrid Alexandra recibe la confirmación en la Capilla del palacio Real de Oslo

Foto: EFE


La evolución clínica del postoperatorio de Don Juan Carlos mantuvo la duda hasta última hora sobre la presencia de Don Felipe en la ceremonia. Finalmente pudo asistir, aunque lo hizo sin la compañía de la Reina Letizia. Como en ocasiones precedentes, Don Felipe VI, un monarca querido y admirado dentro y fuera de nuestras fronteras, volvió a ocupar el relevante lugar que le corresponde entre los monarcas europeos y, como gesto de cortesía y gratitud hacia sus anfitriones, lució la banda y la placa de la noruega Orden de San Olav. 





Don Felipe (arriba) y la Princesa Victoria de Suecia, padrinos de Ingrid


SM don Felipe VI enciende la vela votiva

Foto: EFE


Rey en Noruega


Los seis padrinos con la Princesa Ingrid Alexandra




Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.