domingo, 17 de noviembre de 2019, 23:37
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

4 de mayo de 2018-4 de mayo de 2019 Un año bien aprovechado. Por Conde de Bevilacqua

|

¿La momia de la contrarrevolución? Ese fue el primer artículo que escribí para el Monárquico, en el que daba a conocer al lector el descubrimiento del cuerpo momificado del padre del último Shah de Persia, el cual fue encontrado durante unas excavaciones en Teherán. Y que fue rápidamente enterrado de nuevo en otro lugar; para evitar que los nostálgicos y partidarios de la destronada monarquía iraní pudieran peregrinar de todos los rincones de Irán para mostrarle sus respetos.

Desde entonces y hasta hoy, ha sido un no parar, un viaje que espero no termine nunca.

Ha sido un año en el que sinceramente, servidor se ha encontrado muy a gusto, como no se encontraba desde hacía tiempo. Doy por ello las gracias al Excmo. Señor Don Francisco Rodríguez Aguado, Presidente de la HMNE, quien me recomendó entrar a escribir en esta revista.

Puedo decir sin duda alguna, un año después, que ha valido la pena.

He trabajado con el Monárquico durante un año, 12 meses y 365 días y he escrito 45 artículos, incluyendo esta carta que aquí escribo ahora, más el pequeño artículo sobre Leonardo Da Vinci por sus 500 años de fallecimiento. He compartido historias, biografías y puntos de vista políticos, tanto nacional como internacionalmente hablando. ¿Mi propósito? Que el ser humano conozca, aprenda, reflexione y sobre todo que avance en el pensamiento, sin retorno alguno a ninguna ideología retrógrada.

Esta revista es ante todo una gran familia que componemos todos nosotros, una familia que se encarga de que todos los días se lea la verdad y las historias que pasan tanto en España como fuera de ella. No somos para nada unos nostálgicos de tiempos pasados, justo lo contrario. Somos partidarios de que la historia de España avance y reconociendo sus errores, evitando además la repetición de estos. Es una lucha interminable, pero que así sea, porque vale la pena y es necesario.

El Monárquico es ante todo una casa con las puertas abiertas a todo el mundo. Nuestro deber y tarea es dar a conocer al mundo la historia de nuestro país y nuestros Reyes, artistas, científicos, viajeros y otros temas y personajes que comparten muchas similitudes con nosotros, y que se parecen a los personajes actuales de hoy en día, más de lo que creemos en realidad. 

Por tanto, solo puedo terminar diciéndoles tanto a los directores del Monárquico como a cada uno de mis lectores que muchísimas gracias. Seguiré escribiendo por aquí todo el tiempo que sea posible. Por muchos años, que sea así.

¡Viva la cultura y España!

¡Viva el Rey!

Conde Bevilacqua Benedetti

Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.