sábado, 24 de agosto de 2019, 06:03
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

HOMENAJE PÓSTUMO AL GENERAL MÚSICO FRANCISCO GRAU VEGARA. Caballero Gran Cruz a la Lealtad Monárquica de la HNME. Por María Consuelo Giner Tormo

|

Recientemente el pueblo que vio nacer al General Músico Francisco Grau quiso ofrecerle un homenaje póstumo, que preparó el Ayuntamiento en el Parque municipal “Huerto del Cura”, con el fin de poder dar cabida a varios centenares de personas.

1. PACO GRAU

Don Francisco Grau Vegara nació en Bigastro, lugar del que nunca se desprendió, al contrario, fue llevándolo como bandera por todos los destinos que pasó. En su haber tiene más de 700 composiciones de todo tipo, destacando las marchas militares y procesionales.

El acto comenzó con la celebración de la Santa Misa, oficiada por D. Antonio Ramón Andreu, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Belén, de Bigastro y presidida por D. José Antonio Moya, párroco de la Iglesia San Vicente Ferrer, de Orihuela, hizo una preciosa homilía, con numerosas alusiones a Francisco Grau, alabándole como persona y como músico, haciendo referencia al himno de Bigastro, cuya letra y música hizo el General, aprobado por el Ayuntamiento de la localidad como himno de su querido pueblo, en 1982, diciendo: “Si nos fijamos en la letra, está clavada la personalidad, el estilo, la forma, el sentimiento de ser de este gran músico: el concierto de su vida”, recordándola: “Eres, Bigastro, mi patria chica / hermosa tierra en que nací /jardín de ensueño, vergel florido / en donde se honra a San Joaquín: / abuelo querido que guía nuestro fin. / hombres sin desmayo, que trabajan con tesón, / son para Bigastro noble orgullo y fiel blasón / ¡bigastrense soy y así lo grito con gallarda altivez!, ¡bigastrense y alicantino!, hijo de un pueblo con casta y fe / antiguo sitio de los canónigos, / dice la historia de este lugar, / entre el cabezo y el buen molino / feraces huertas, a España da / que el Thader las riega en su tramo final / calles con pendientes / van buscando el verde valle / lleno de naranjos / hortalizas y frutales. ¡Viva Bigastro! / ¡Viva! ¡Viva!”. Este es precisamente la historia, el concierto que acabamos de escuchar. Letra y música: Francisco Grau

A continuación, hizo una serie de metáforas musicales preciosas, diciendo: “Este concierto (el himno), donde refleja su propia personalidad, es el que ha ido tejiendo en el pentagrama de la vida -todos tenemos en nuestra historia que rellenar un pentagrama- pero él utilizó tres claves importantes. La primera clave fue la familia, el amor a su esposa y a sus hijos. La segunda, fue su profesión, la música, con gran tesón. La tercera clave fue su fe. Tres claves que dan sentido profundo a toda la partitura de su vida. Y así las vivió, y así las realizó, y así las unió; al mismo tiempo, como gran compositor, supo precisamente poner las alteraciones en los momentos importantes de la partitura. Puso los sostenidos para subir el amor de padre, de esposo, de familia, de amigos; puso sostenidos para subir en intensidad, en productividad y en calidad la música que él iba componiendo y dirigiendo. Puso sostenidos para fortalecer profundamente la fe. Fue un hombre creyente, fue un hombre de fe, nuestro amigo Paco. Y también puso esos becuadros para anular todo aquello que impide el ascenso de subir en calidad y en profundidad; así fue escribiendo toda su historia en ese pentagrama que concluyó el 21 de julio pasado, hasta que se le rompió la batuta..., pero abrió, entonces, un calderón, el calderón de toda la eternidad..., que cumple las palabras de Jesucristo: <<Quien cree en mí, aunque haya muerto, vivirá eternamente>>.  Este es el legado profundo que deja este gran director de música, este gran compositor. Es el legado que para todos nosotros será historia y formará parte de todos los archivos musicales, de los lugares por donde ha pasado... Méritos que han sido reconocidos a todos los niveles: militares, políticos, religiosos, ha sido reconocido en las diversas Academias donde ha formado parte, yo diría simplemente cosas cercanas a nosotros: ha sido distinguido por el Ayuntamiento de Bigastro, cuando lo declaró Hijo Predilecto de este pueblo de la Vega Baja; reconocido como Caballero Cubierto de esa institución de la vecina localidad de Orihuela, que permite pasar por la Catedral, cubierto, el día de la procesión de Sábado Santo. Él era miembro de esa hermandad. Ha sido reconocido en nuestra querida y vecina Torrevieja, donde recibió la Medalla de Oro del Certamen Nacional de Polifonía y Habaneras, del que fue presidente del jurado durante 25 años. Reconocido por donde ha ido pasando, porque ha dejado su huella y dejó su huella al retocar el Himno nacional, en la Alabanza a Dios, en las composiciones musicales, con las marchas procesionales..., la última fue cuando estuvimos en Cabo Roig, cuando compuso la marcha a la Samaritana... Supo interpretar el amor de Jesucristo, el dolor María..., dando muestras de su fe.... Nos estamos acordando de Francisco Grau ante el altar del Señor... Nosotros vamos a pedir que sea el Señor el que hoy le condecore, le suba al pódium de la vida eterna. Será el mejor premio y el mejor aplauso que haya obtenido en la historia de su vida”. Rvdo. José Antonio Moya.

Foto 2

La Santa Misa fue, en sí misma, un bello homenaje religioso, en el que la Banda Municipal interpretó varias piezas, como el Himno de Bigastro, La muerte no es el final y el Himno Nacional de España, durante el transcurso de la Santa Misa; anunciando que al término del homenaje, iban a trasladar las cenizas del General al altar de San Joaquín, el patrón de la localidad, mientras durara la novena y luego las pasarían definitivamente al cementerio municipal.

Al finalizar la Misa, empezó el homenaje civil. Entre los muchos asistentes, destacamos además de la Banda Municipal citada: la “Sociedad Unión Musical de Bigastro”, donde empezó sus primeros pasos en la música, con el bombardino, y de la que fue nombrado director honorario. Se encontraban numerosas autoridades civiles y militares, los miembros de su familia: Gloria, su viuda, hijos, nietos..., estuvieron presentes vecinos de la localidad, visiblemente emocionados.

En cuanto a las autoridades militares, destacamos, entre otras, la presencia del Coronel de Infantería de Marina y Subdelegado de Defensa de Alicante, Juan Bosco Montero Prado; el General de Brigada Jefatura del Mando de Personal de Madrid, Julio Herrera Isla; el Coronel 2º Jefe del MOE, Fernando Antón Bernalte; el Teniente Coronel de la UME, Olaf Clavería Gálvez; el Teniente Coronel de la Guardia Real, Francisco de Juan Rodríguez; el Capitán de la Academia del Aire de San Javier, José Manuel Castelló Sánchez; el Capitán del Regimiento de la Guardia Real, Pedro Soriano Morales; entre otras autoridades militares.

Acudió toda la corporación municipal y su alcaldesa actual al frente, Teresa Belmonte; otras autoridades civiles, como Ana Estevan Díaz, Vicepresidenta Segunda y Secretaria Nacional de Educación y Cultura de la HNME, el Delegado en  Alicante de la misma, Francisco Burló; la Directora del periódico digital El Monárquico, Consuelo Giner; el director del Conservatorio Superior de Música de Alicante, José Vicente Asensi, así como diferentes profesores del Conservatorio de Alicante, entre ellos Antonia Llinares, etc.

Varias personas subieron al escenario para dedicar unas palabras in memoriam, destacando las emotivas intervenciones de sus nietas y de uno de los hijos, en representación de todos los hermanos, además de una de las sobrinas.

Foto 3

Seguidamente Ana Estevan pronunció las siguientes palabras: “La Hermandad Nacional Monárquica de España ha querido estar presente en este emotivo homenaje al Excmo. Sr. D Francisco Grau Vegara, General de Brigada del Cuerpo de Música militar y Director de la Unidad de Música de la Guardia Real durante muchos años, al haber sido un miembro destacado de la misma con la categoría de Caballero Gran Cruz a la lealtad monárquica y en atención a los muchos méritos que han concurrido en su persona, así como subrayar las virtudes que le han hecho distinguirse, tanto a nivel personal como profesional. A título personal, quisiera mostrar mi especial agradecimiento al General Grau por haber prologado el libro de la que suscribe La importancia de la música en el reinado de Carlos V, que en este momento hago entrega a la alcaldesa, para que quede en este pueblo para siempre. ¡Hasta siempre, mi general!” Ana Estevan.

Cerró el acto la alcaldesa de Bigastro, Teresa Belmonte, hablando de la importancia de la figura de Francisco Grau para todos, no en vano nombrado Hijo Predilecto y confesándose aprendiz de Paco, por medio de sus valiosísimas enseñanzas y consejos.

Fdo.: Mª Consuelo Giner Tormo

Directora de El Monárquico.



Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.