jueves, 5 de diciembre de 2019, 15:40
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

SÍ ES POSIBLE. Por Ramón Palmeral

|

Ilustracion 1


Mi vida tanto laboral como personal me ha ido muy bien. Tengo la edad intermedia entre el aprendiz y el sabio, la de «viejo-joven». Estoy jubilado, escribo, pinto y doy conferencias. Tengo 40 libros publicados, de diferentes temas, que no voy a enumerar, entre ellos un opúsculo de frases seleccionadas titulado Pensamientos líkidos, (que no líquidos) compuesto por 333 pensamientos, libro que tendrán casi todos mis amigos, estos amigos me animan a seguir escribiendo sobre lo que ellos llaman un libro de autoayuda, aunque la idea principal no lo fuera, sino la de hacer una recopilación de frases y pensamientos que fui recogiendo a lo largo de años de lecturas y experiencias.

      Cada vez que empiezo un libro nuevo, nunca sé cuándo lo acabaré, porque lo importante es el camino, puesto que, en vida, nos hallamos en un estado de tránsito hacia lo eterno mortal, en un regreso siempre a la nostalgia de un pasado que nunca fue mejor que ahora. Y me digo que nunca podré escribir todos los libros que deseo escribir, me faltarían dos o tres vidas más, porque mi edad mental es la de un hombre de unos cuarenta años, porque mi idea o mi principal idea, es la de que siempre he de estar aprendiendo y metido en proyectos, porque además de escribir pinto, doy conferencias, soy rapsoda, he memorizado más de treinta poemas de varios poetas famosos y tengo un montón de lectores y de amigos.

He pasado años con molestias y dolores en una rodilla, que se ha empeñado ella en amargarme los días, pero bien sabe ella (la rodilla) que he aprendido a que mi rodilla no puede interferir en mis proyectos ni en mi vida. ¿Qué quiero decir con esto? Que sí se puede, una frase que usan los políticos para demostrar que todo cambio es posible si hay voluntad política, por parte de quienes ejercen el poder real y dominante. Siempre existen otros caminos y otras posibilidades, otros estados sociales viables y mejorables. Todo es posible en todos los órdenes de la vida. Porque esto es un axioma.

El título que he elegido para este libro se llama, de momento, Tus zonas de éxito, emulando aquel famoso libro del Dr. Weyne W. Dyer Tus zonas erróneas, que tanta fama le dio al autor. Libro que he leído, como otros millones de lectores. Yo parto de la idea principal que me dio un famoso pintor: «Todos podemos tener éxito en la pintura y en la vida, si usamos la parte de nosotros que más poder tiene». Años después me di cuenta del dogma, porque implica, primero: ser uno mismo, el estilo personal y usar esas capacidades que cada uno posee, y lo segundo: ser diferente a los demás, en aquello que nos hace  seres únicos y poderosos. Y es cierto, cada uno poseemos unas zonas de éxito que no usamos, bien porque las desconocemos o porque, como nuestra educación y control social tiende hacia el pensamiento único (medios de comunicación, TV, prensa, libros y parámetros imitativos sociales), nos convertimos en masa. Pero hemos de salir de ese barro común del alfarero para iluminar un jarrón único, y ser como un faro atrayente en medio de la muchedumbre.

   Y de este asunto va este nuevo libro Tus zonas de éxito, de conseguir y descubrir tus zonas de éxito que todo el mundo tiene y posee, sería como el duende de los artistas del flamenco, unos lo tienen y otros no. No todo el mundo conoce su potencial, su duende, sus dones. Por lo tanto, todos podemos tener éxitos si nos proponemos averiguarlo.

Firmado: Ramón Palmeral, para El Monárquico, Alicante 7-08-2019




Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.