domingo, 16 de junio de 2019, 15:35
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

​La Hermandad Nacional Monárquica de España consagrada al Sagrado Corazón de Jesús.

|

El pasado domingo 7 de abril de 2019 pudimos vivir, junto con un amplio grupo de componentes de la Hermandad Nacional Monárquica de España (HNME), una memorable jornada que quedará en el recuerdo de todos nosotros para siempre, por muchas razones, pero sobre todo por recordarnos la esencia de la religión católica en el corazón del pueblo español, por resaltar la pertenencia de España a una Monarquía que forma parte del ADN de nuestra Patria y la preferencia y protección que tanto la Virgen Nuestra Señora, como su hijo Nuestro señor Jesucristo han deparado a esta tierra a lo largo de toda su historia, impulsando grandes hazañas de colonización y cristianización que han llevado la cultura grecoromana y la religión cristiana a un continente (el americano) y buena parte de los demás, como Oceanía, Asia o África, donde ha quedado la huella del imperio de la monarquía hispánica a través de tantos descubridores, colonizadores, religiosos, universidades, etc… Nada sería igual en el mundo sin la influencia de la España católica a lo largo de la historia.


Monumento Nuevo Sagrado Corazu00f3n Jesu00fas Cerro u00c1ngeles

Pero volvamos al cerro de los Ángeles, donde encontramos una bella historia de amor, historia de amor que sería contada por un equipo de voluntarios dedicados a mostrar al visitante no sólo los lugares históricos emblemáticos, sino su conexión con la historia y con la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús, latente en todo el entorno, y siempre ligada al Sagrado Corazón de María.


El origen de esta Peregrinación se encuentra en el I Congreso de Historia y Monarquía de la Hermandad Nacional Monárquica de España, dedicado a SM El rey Alfonso XIII y las Relaciones Internacionales, celebrado en el mes de febrero de este año, en el que el presidente del comité de Honor, D. Jorge Fernández Díaz recordó la relación de Alfonso XIII con el Sagrado Corazón de Jesús, y el centenario este año de una histórica consagración de España. Todo ello nos llevaría a esta emocionante Peregrinación al Cerro de los Ángeles.


File6


La visita comenzaría a los pies de los restos del monumento al Sagrado Corazón de Jesús, que construido en 1919, sería fusilado y derruido en 1936. A continuación, y siempre encabezados por nuestro Presidente Nacional Excmo. Sr. D. Francisco Rodríguez- Aguado Salas, una magnífica guía nos fue guiando por todo el Cerro empezando por el Centro de Interpretación, donde se nos ofreció un vídeo explicativo donde pudimos conocer los distintos elementos del complejo del Cerro de los Ángeles, (que incluye la Ermita de los Ángeles, restos del Monumento antiguo, Convento, Monumento nuevo y Basílica) así como nos introdujo en el origen de la devoción al Sagrado Corazón y a la espiritualidad del mismo.


La Espiritualidad se enraíza ya en el siglo XVIII, en que el novicio jesuita Bernardo de Hoyos, siguiendo las huellas de Santa Margarita de Alacoque, experimentó el amor de Dios de una manera inefable al descubrir la devoción del culto al Sagrado Corazón de Jesús; sintió, además, movido por un carisma a extender esa devoción en toda España, llegando incluso al príncipe, futuro rey Fernando VI. El Señor le concede diversas gracias místicas y el 14 de mayo de 1733 en Valladolid, en la acción de gracias de la Comunión, escucha en su interior una promesa: “Reinaré en España y con más veneración que en otras partes”. Se consagra al Corazón de Jesús, en el viernes posterior a la octava del Corpus, que será establecida por Pío IX en 1856, como fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. La devoción se extiende entonces por España, Filipinas e Hispanoamérica, la España referida en la promesa de 1733.


La Espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús, ese corazón vivo de hombre que, siendo Dios, se hace carne para inmolarse y salvarnos y luego ese corazón humano del Dios vico se queda con nosotros en el sagrario y en nuestro corazón si queremos hacerlo sagrario. Pero ese corazón vivo está indisolublemente unido al Sagrado Corazón de María, el de la Disponibilidad (Hágase en mi según tu Palabra), el de la cooperadora con el Espíritú de Dios (haced cualquier cosa que os diga), el de la dolorosa (una espada te traspasará el alma), el de la Madre (de Dios y de los Cristianos-He ahí tu madre, he ahí tu hijo) y el de la madre del Redentor, para guiarnos a sus hijos en esta devoción por el Sagrado Corazón de su Hijo, que sea la guía de nuestra vida.



La visita nos lleva en este recorrido espiritual, a la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, seguida del convento del Carmelo, el monumento nuevo y la Basílica que se encuentra en su base, donde se nos mostraría una magnífica exposición de elementos artísticos de esta devoción, el padre Bernardo de Hoyos, el sagrado corazón, Santa Maravillas de la Cruz, etc.


En la ermita pudimos contemplar el bonito retablo barroco que guarda en su hornacina la imagen de nuestra Señora de los Ángeles, de la que la tradición cuenta una emocionante historia del origen de esta advocación de la patrona de la diócesis de Getafe. Allá por el siglo XVII, unos pastorcillos la encuentran pastoreando el ganado en el cerro y la llevan a templo parroquial en Pinto. Expuesta a la devoción popular, a la mañana siguiente la imagen ha desaparecido y se encuentra en cerro; este suceso se repite durante varias veces, es llevada a la parroquia de Getafe y se reproduce el resultado, concluyendo la devoción popular que los ángeles de Dios son los que quieren a la señora en el Cerro. Desde entonces los lugareños guardan esta piadosa devoción a la Virgen de los Ángeles, en el cerro de dicho nombre.


En nuestra peregrinación llegamos al Convento de Carmelitas y nuestro particular camino espiritual, tras la institución de la fiesta del Sagrado Corazón en 1856 por PIO IX, el Papa León XIII realiza el 11 de junio de 1899 la consagración al Sagrado Corazón de Jesús de todo el género humano, con una piadosa recomendación de construir monumentos en honor del Sagrado Corazón de Jesús, a raíz de la cual, con la iniciativa en 1900 del abogado y terciario franciscano Ramón García Rodrigo Nocedal, con las aportaciones de miles de españoles que colaboraron y la donación del Conde de Guaqui de la imagen de Jesús, fue mandado construir por el Ayuntamiento de Getafe. Fue una obra conjunta del arquitecto Carlos Maura Nadal y del escultor Aniceto Marinas, que no se terminaría de construir hasta 1919.


El 30 de mayo de 1919, en el Cerro de los Ángeles (Getafe), centro geográfico de España, se congregaron las autoridades religiosas, civiles y militares, con gran multitud de fieles, junto al recién construido monumento al Sagrado Corazón de Jesús. El nuncio de Su Santidad, Francesco Ragonesi, lo bendijo. Luego, el arzobispo de Madrid, Prudencio Melo, presidió la santa misa. Antes de la bendición final se leyó un telegrama del papa Benedicto XV. El nuncio impartió la bendición papal y, a continuación, se expuso solemnemente el Santísimo Sacramento. Estando entonces arrodillados todos los presentes, el rey Alfonso XIII, de pie, en nombre del pueblo español, hizo lectura solemne de la oración mediante la cual se expresaba públicamente la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús: “España, pueblo de tu herencia y de tus predilecciones, se postra hoy reverente ante ese trono de tus bondades que para Ti se alza en el centro de la Península... Reinad en los corazones de los hombres, en el seno de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las aulas de las ciencias y de las letras y en nuestras leyes e instituciones patrias”.


Meses después ingresaba en el Carmelo de El Escorial sor Maravillas de Jesús y daba vueltas al abandono del lugar en el que se encontraba el Sagrado Corazón y a lo expuesto que estaba a cualquier acto vandálico o sacrílego. En junio de 1923, recibió del Señor la inspiración de fundar un Convento del Carmelo en el Cerro de los Ángeles: “Aquí quiero que tú y esas otras almas escogidas de mi Corazón me hagáis una casa en que tenga mis delicias. Mi Corazón necesita ser consolado y ese Carmelo quiero que sea el bálsamo que cure las heridas que me hacen los pecadores. España se salvará por la oración”. El 19 de marzo de 1924 cuatro carmelitas se instalaron en una pobre casita, siendo la hoy Santa Maravillas la primera priora.


El 7 de Agosto de 1936 milicianos del Frente Popular fusilaron primero la imagen de Jesús y demolieron el monumento con dinamita después para no dejar rastro de él. Al terminar la guerra civil, y examinar los restos, se pudo comprobar que la piedra que contenía en Corazón de Jesús del monumento demolido, tenía muescas de los disparos recibidos, pero ninguno había impactado en el corazón.


Terminada la guerra, el régimen de Franco recuperó su nombre original y dio orden de construir un nuevo monumento, réplica del anterior, que comenzó a edificarse en 1944 según el proyecto de los arquitectos Pedro Muguruza y Luis Quijada Martínez. La imagen del Sagrado Corazón de Jesús y su pedestal fueron de nuevo obra de Aniceto Marinas, y los grupos escultóricos de la base de Fernando Cruz Solís. Cuenta una anécdota que, llegando a la mitad del monumento, este no avanzaba, hasta que alguien puso una imagen del Sagrado Corazón de María y se continuó avanzando con rapidez. Está rematado con la leyenda “Reino en España”, en el centro figura la locución “España al Sagrado Corazón de Jesús” y en la base se encuentra un altar, debajo del cual se encuentra la oración “Sagrado Corazón, en vos confío”.


Pte HNME y Rouco


Este nuevo monumento fue inaugurado en el año 1965 en el mismo lugar que ocupaba el original. Las ruinas del primitivo (la base y el arranque del pedestal) fueron trasladadas al otro lado de la explanada, cerca de la ermita de los Ángeles. Pero la restauración no termina aquí y diez años después de la inauguración del monumento, en 1975, se inaugura el santuario del Sagrado Corazón de Jesús, en la base del monumento, obra no existente en el proyecto anterior. Allí tuvimos la suerte de asistir a una misa oficiada por el Eminentísimo y Reverendísimo cardenal, Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid. Que saludó a la Junta Nacional en el presbiterio, recibiendo un diploma de reconocimiento de la Hermandad.


File5 (1)


Acto seguido todos los miembros de la HNME allí presentes nos dirigimos a las ruinas del Monumento primitivo donde el Presidente Nacional Excmo. Sr. D. Francisco Rodríguez- Aguado Salas, dirigió unas palabras para agradecer la presencia en este acto del Obispo de le diócesis de Getafe y exponer el marco y motivo de una consagración de la Hermandad Nacional Monárquica de España al Sagrado Corazón de Jesús, precisamente en el centenario de la consagración que se hiciera de España en 1919. A su vez el Excmo y Reverentísimo Sr D. Ginés García Beltrán, Obispo de Getafe, coincidió en que si ya en 1919 las circunstancias eran entonces difíciles y especiales, también ahora es necesario acudir a la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús para que siga transformando y caldeando nuestro corazón y poder afrontar los problemas y las dificultades de los hombres y mujeres de este tiempo.


HNME Consagra SCJ7ABR19


Por último se celebró una comida de hermandad en el propio Cerro de los Ángeles, antes de de clausurar una jornada memorable, que permanecerá en la memoria de los asistentes para siempre junto con el orgullo de haber estado allí.





Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.