domingo, 16 de junio de 2019, 14:33
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Desmontando a Margot... rescatando a Margarita

|


Reine Marguerite de Valois

Margarita de Valois fue Reina de Navarra, y pudo haberlo sido de Francia. Pero sus errores políticos y su esterilidad impidieron que fuera así. Su negativa a divorciarse marcó un exilio que duraría casi 20 años, en Usson, sin embargo, y pocos lo saben, esta mujer marcaría la transición dinástica que Francia habría de sufrir. El paso de los Valois a los Borbones, pues su matrimonio con Enrique de Navarra permitió que este fuera rey de Francia en 1589 cuando murió el último de los hermanos de Margarita.


Margarita a su vez, ha sufrido el acoso constante de una leyenda negra en los últimos 400 años. La leyenda de la Reina Margot, la Reine Margot, que a la postre inspiró a Alejandro Dumas para su novela. Esa leyenda muestra a Margarita cómo una ninfómana, incestuosa y partidaria de la Liga Católica que protagonizaría algunas de las carnicerías más sangrientas en las Guerras de Religión de Francia que enfrentó a católicos y protestantes.

Ante todo Margarita fue una víctima constante de todo eso. Primero de su madre y sus hermanos, y posteriormente de su esposo y partidarios. Moneda de cambio que fue pasando de mano en mano, sin poder amar, hasta que esta se rebeló. Pero nada de lo que le tocó vivir las guerras, la cárcel, la sangre derramada a su alrededor y el exilio acabarían con sus ganas de vivir. Esta es su historia.


INFANCIA FRUSTRADA

Margarita nació el 14 de mayo de 1553 en Saint-Germain de Laye en Francia. Fue la 7 hija de Enrique II y Catalina de Médicis. Tres de sus hermanos; Francisco, Enrique y Carlos serían Reyes de Francia, lo mismo que su hermana Isabel fue reina de España al ser la segunda esposa de Felipe II. Apenas conoció a su padre al morir este en 1559 durante un Torneo de Justas, en el cual resultó mortalmente herido en un ojo. Su hermano Francisco, casado con María Estuardo, subió al trono como Francisco II. Apenas reinó un año, pues murió de una infección de oído en 1560.


Henry II of France.

Al ser su hermano Carlos demasiado joven para reinar solo su madre se convirtió en Regente. La relación de Margarita con su madre siempre fue distante y fría. Por un lado la amaba, y por otro la temía y odiaba dado que nunca le mostró afecto maternal.


Margarita creció aún así en un ambiente culto y refinado, en el Castillo de Amboise. Aprendió español, latín e italiano, sabía cabalgar bien, bordar y bailar de manera elegante. Compuso así mismo prosa y poesía y sabía tocar y disfrutar de la buena música. Esta infancia tranquila terminó en 1562 cuando estallaron las Guerras de Religión que marcarían casi toda su vida.

Catherine de medici


LAS GUERRAS DE DIOS

Margarita se vio entonces envuelta en las guerras de los católicos y protestantes en las que su familia también acabaría enfrentada en bandos opuestos. Aunque católica, Margarita llegó a proteger a algunos protestantes mientras que su hermano y madre eran partidarios de tomar medidas más extremistas lo que aumentó que estos se alejaran de ella aún más. Catalina de Médicis trató de reconciliar a los dos bandos, por ello, se realizó un viaje que duraría 2 años por toda Francia. La llamada Grand Royal Tournée de 1564-66. Durante este período, Margarita tuvo una experiencia directa de la peligrosa y compleja situación política en Francia, y aprendió de su madre el arte de la mediación política. Poco sirvió esa gira para mediar entre católicos y protestantes, pues la guerra siguió.


AMORES Y MARIDO

En los mismos años, Margarita tuvo una excelente relación con su hermano Enrique. El duque de Anjou confía tanto en su hermana que, cuando tiene que partir en 1568, para ponerse al frente del ejército real, le encarga la defensa de sus intereses frente a su madre.

Para Margarita es la primera tarea política de su vida y la princesa cumple concienzudamente la misión encomendada, aunque su hermano, al regreso, ni siquiera se lo agradece. El duque de Anjou había descubierto un idilio secreto de Margarita con Enrique de Guisa, hijo del difunto y ambicioso líder de los católicos más intransigentes y su presunto plan de matrimonio. La reacción de la familia real es muy violenta: Catalina y Carlos la golpearon y enviaron a Enrique de Guisa lejos de la corte. Este episodio pudo ser la causa original del "odio fraternal perdurable" que se produjo entre Margarita y su hermano Enrique, y el enfriamiento, no menos duradero, de las relaciones con su madre.

Finalmente Catalina acuerda el matrimonio de su hija con Enrique de Navarra, reino protestante, y refugio de varios hugonotes. Esta idea no agradó a Margarita, pues Enrique no era apuesto, presumía de su falta de higiene y su plato favorito era la tortilla de ajos. No, definitivamente no era una idea romántica. Pero esta unión podía poner fin a las guerras civiles.


BODAS SANGRIENTAS

La boda entre Enrique y Margarita se celebró en París el 18 de agosto de 1572. La ceremonia se lleva a cabo de acuerdo con los deseos de los numerosos protestantes que han acudido a la misma en apoyo de su líder; lla bendición tiene lugar delante del atrio de la Catedral de Notre Dame de París, modo la celebración de la misa de los protestantes.


King Henry IV of France

A la noche se celebra un baile en el Louvre y todo París lo celebra, bajo una calma tensa. Pero entonces, el día 22, Gaspar de Coligny, líder de los Protestantes, sufre un atentado que origina la Matanza de San Bartolomé. Durante dos días las Matanzas se suceden por todo París entre católicos y protestantes, según las crónicas París amanece ese día 24 con más de 10.000 cadáveres en sus calles. Los asesinos penetraron a su vez en el Louvre para matar a Enrique. Algunos invitados fueron masacrados delante de los invitados y la familia real. Margarita entonces se interpone entre los asesinos y su esposo, salvándole así la vida. Así mismo la princesa ocultó en sus habitaciones a su esposo y algunos hugonotes.


Viendo que París es demasiado peligroso para vivir, Enrique decide convertirse al Catolicismo y tanto él como Margarita se marchan a Navarra. Pero este plan se aplazaría al menos 4 años. En 1574, cuando muere Carlos IX, protestantes y católicos moderados (llamados los "Malcontentos") exigen la moderación del Estado en los asuntos religiosos. Francois de Alencon y Enrique de Navarra preparan una conspiración para hacerse con el poder; ésta fracasa y dos cómplices de la misma son arrestados y decapitados. Enrique consigue escapar del Louvre en 1575. Margarita en cambio es arrestada por su hermano Enrique III al descubrir su complicidad en la fuga de Enrique y la mantiene vigilada todo el día. Solo en 1576 y en reclamación de su esposo, Margarita es liberada y parte a su nuevo reino.


REINA DE NAVARRA

La estancia en la corte navarra fue apacible, y pronto el matrimonio se empezó a querer. Sin embargo Margarita tendría que aguantar las constantes infidelidades de Enrique. Mientras tanto Margarita llenó la corte de artistas, poetas y escritores para así recrear un ambiente del que había disfrutado en su infancia. El matrimonio, pese a intentarlo, no tuvo hijos. Esto marcó la distancia entre la reina y su esposo.


1589 AÑO 1 DEL BORBÓN

En 1589 Enrique III es asesinado por un monje protestante. Pocos meses antes había muerto su madre, Catalina de Médicis. Por lo tanto ahora Enrique es Rey de Francia como Enrique IV de Francia. Sin embargo, el rey quiere divorciarse de Margarita para casarse con su amante Gabrielle de Estrées, algo a lo que Margarita se niega exiliándose en Usson. Allí tendrá varios amantes y escribirá sus Memorias. Con la muerte de Gabrielle en 1599 Margarita accede a divorciarse de Enrique, eligiendo a su nueva esposa. Mária de Médicis. En 1598 las Guerras de Religión llegaron a su fin y Enrique fue aclamado por toda Francia.


VUELTA A PARÍS. ÚLTIMOS AÑOS Y MUERTE

Margarita regresa a París en 1605, siendo recibida como la última de los Valois y con clamores del pueblo de París. Se instala en el Hotel de la Reine en donde establecerá su propia corte. Su belleza no había decaído, excepto que había engordado de manera horrenda, pero mantiene su espíritu alegre de siempre. Implanta un estilo de moda barroca que pronto seguirán la reina y damas de la corte. Margarita es conocida en Francia por haber introducido la moda de empolvarse el rostro.


Su relación con Enrique y María es excelente y tratará a los hijos de estos como si de una tía suya se tratara. Conserva su voraz apetito por los hombres, así como su interés por los libros y por las fiestas suntuosas celebradas en el magnífico palacio que se hace construir en la orilla izquierda del Sena, frente al Louvre (hoy no queda nada de ese edificio que inició el carácter aristocrático de dicho barrio hasta que fue consagrado a la Iglesia y a la universidad). Palacio en el que organiza fiestas y representaciones (principalmente ballets), recibe a los poetas y a los filósofos de los que se rodea . Margarita perpetúa el recuerdo de la brillante corte de los Valois.

Enrique murió asesinado en 1610 por el desequilibrado, y católico fanático, Francois de Raveillac. Margarita le lloró desconsoladamente y estuvo en su funeral. María de Médicis se convirtió en Regente de su hijo Luis XIII.


Margarita murió el 27 de marzo de 1615 a los 62 años. Con su muerte la Dinastía Valois tocó a su fin.


Maria de medicis


Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.