martes, 19 de febrero de 2019, 13:51
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Actitud positiva

|




_____________________________________________________________

Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley,

la fuerza y el viento, mi única patria, la mar”.

(José de Espronceda)

_____________________________________________________________




En ese “tobogán” de la vida en el que parecen ir subidos nuestros días, donde nada es lo que parece; donde las sensaciones se van superponiendo unas tras otras como pliegues ocultando la fuerza o la verdad que apenas un segundo antes intentaban contagiar; donde las palabras parecen que pierden su poder y su belleza y también su encanto; en mitad de tan perverso “tránsito de locura” donde nos vemos inmersos más veces de las deseadas sin apenas opción aparente de cambiar o modificar el rumbo marcado – generalmente por los otros -, es donde ponemos a prueba – quizá sin darnos cuenta - nuestras capacidades. Mejor aún, esa especial capacidad que nos proporciona la fuerza interior, el entendimiento consecuencia del análisis, la seguridad en la certeza de ver la luz entre tanta sombra producida por el engaño y la vileza, la confianza basada en la esperanza del éxito que paciente parece aguardar… Esa capacidad mi querido Roberto, que yo llamo “actitud positiva” y que por supuesto tú puedes bautizar como consideres, es seguramente la que nos permita vislumbrar otro horizonte, pero no el utópico e irreal de mañana acostumbrándonos casi resignándonos a esperar desesperados, sino el de hoy; el horizonte más cercano, aquél que podemos “tocar” con las manos. El que depende de nosotros porque de nosotros son o deben ser muchas de las decisiones. ¿Qué es la vida en este sentido, sino una continua elección personal entre varias opciones?. En numerosas ocasiones no son tanto las desgracias, desdichas, contratiempos, situaciones adversas, etc. que nos suceden, como la lectura que de ellas hacemos. Estoy convencido que en la medida que seamos capaces de “invertir” la práctica que de alguna manera nos condena llenándonos de amargura, la que nos limita cerrando puertas paralizándonos, aquella que nos priva del derecho de ser felices, por aquella otra que por el contrario nos libera, nos “exculpa”, nos abre los ojos poniendo cara a la aventura y la esperanza, aquella que busca y encuentra otra nueva oportunidad – incluso para permitirnos volver a equivocarnos - …


Fíjate mi querido amigo, que no estoy hablando de aprender a aguantar o adquirir el hábito de paciente y monacal resignación ante la inconveniencia o “tempestad” social o emocional –que de las dos se dan-, sino que te invito y me invito a “aprender” a “darle la vuelta a las cosas”, a esforzarnos en hacer una lectura positiva de todo cuanto nos suceda, o al menos de lo que realmente nos duela.


Decía Borges que “la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce”, y es precisamente a esto que me refiero porque es muy difícil como decía otro pensador “hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo”.


Será en la serena reflexión, en la quietud del alma que nos procuremos, en esa meditación profunda en la que seamos capaces de “perdernos”, que encontraremos aquellas razones que tantas veces a la razón –dicen- se van escapando.


Quizá sea en la Poesía que encuentres esa paz tan necesaria y esa respuesta que me pides y yo seguramente, en mi torpeza y mi pobreza, no he sabido dar. Es por ello que te dejo estos versos de Pablo Neruda –aunque algunos dudan de su autoría- que tantos mundos maravillosos en mis silencios me han descubierto.


¡QUEDA PROHIBIDO !


“Queda prohibido llorar sin aprender,

levantarte un día sin saber que hacer,

tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,

no luchar por lo que quieres,

abandonarlo todo por miedo,

no convertir en realidad tus sueños”.

….

Un abrazo fuerte amigo, con el deseo que en el camino nos podamos volver a sonreír.





Juan A. PELLICER

(J. de Molay)














Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.