sábado, 23 de marzo de 2019, 21:30
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

237 años de la Pascua Militar

|

La agenda de los Reyes ha comenzado, como en años anteriores, con la celebración de la Pascua Militar. El origen de esta conmemoración se remonta al siglo XVIII. Carlos III, proclamado rey de España en 1759, consideró que para defender su imperio, asediado por Inglaterra, necesitaba disponer de un mejor Ejército y una Armada con capacidades suficientes para responder a los enemigos de las Españas. Con este objetivo, aprobó en 1768 una nuevas Ordenanzas Militares que proporcionaron un renovado espíritu de servicio a la patria y una organización más eficiente de los ejércitos reales. Este nuevo impulso militar le permitió acometer nuevas empresas de colonización y conquista en alejados territorios.


La Pascua Militar que se celebra desde hace 237 años, cada 6 de enero, obedece a la orden del rey Carlos III que así lo mandó celebrar con motivo del victorioso hecho de armas de la reconquista de Menorca a los británicos, en 1782.


Es una ceremonia castrense con la que se inicia el año militar y en la que es tradición realizar un balance de lo acaecido el año anterior y en la que se fijan las líneas de acción a desarrollar en el año que comienza.


Este año la ministra de Defensa, hizo referencia a la Constitución, "marco de convivencia en el que todos tienen cabida, bajo la mayor garantía, que es el imperio de la ley", y pidió mantener a las Fuerzas Armadas "alejadas de decisiones partidistas o coyunturales", ya que estas son "principales garantes del ordenamiento constitucional". De los políticos ya sabemos como esperar a ver lo que hacen y no lo que dicen que harán.


La ministra que ya nos tiene informados de su más que obsesión de que ocurra, en su tiempo al frente del ministerio, el primer ascenso a oficial general de una mujer en las Fuerzas Armadas españolas, nada ha dicho de la adecuación de los niveles retributivos de los militares a los del resto de empleados de la función pública. Discriminación esta que es inaplazable y en la que el Gobierno no debiera mirar para otro lado, aprovechándose de la escasa capacidad reivindicativa del colectivo militar.


Desde que S.M. el Rey se hiciera cargo de la Jefatura del Estado el acto institucional de la Pascua Militar tiene lugar en el Palacio Real de Oriente de Madrid. Para la tradicional celebración se reúnen en el Salón del Trono, presididos por SS.MM. los Reyes, acompañados del presidente del Gobierno, ministros, autoridades civiles, y una nutrida representación de las Fuerzas Armadas de todas las jerarquías y empleos militares.

El Rey ante el Gobierno y la plana mayor de los tres ejércitos pronuncia su discurso en el que refleja la situación española. El Rey nos ha recordado que la Enseña Nacional es la “bandera de todos”. El Rey ha destacado que la Bandera y el Escudo de España son “reflejo de nuestra historia y diversidad” y representan la “confianza en el futuro” y el deseo de “seguir construyendo una sociedad libre y democrática”.


Con anterioridad, en Barcelona, el inspector general del Ejército de Tierra, que ejerce de representante institucional de las Fuerzas Armadas en Cataluña, Aragón, La Rioja y Navarra, dijo en su mensaje. «Para los catalanes y resto de españoles, nuestro confianza en que se respete la legalidad y nuestro deseo de que se recupere la concordia y la cohesión social».


En su intervención, el teniente general también destacó la labor de la Unidad Militar de Emergencias y sus múltiples intervenciones en España y en los incendios forestales de Chile y Portugal y en el terremoto de México y ha afirmado que sería «muy deseable» que se alcanzaran los «necesarios acuerdos”» de actuación en las autonomías que todavía no los han suscrito, en alusión a Cataluña y País Vasco, lo que «redundaría en la protección global del territorio y en la seguridad de los ciudadanos».


En Sevilla el teniente general Gómez de Salazar, como jefe de la Fuerza Terrestre, ha condecorado con la cruz blanca al mérito Militar entre otros a una civil, Pilar Rodríguez Reyes, vicerrectora de la Universidad Pablo de Olavide. En su intervención, Gómez de Salazar reivindicó el papel que desempeñan actualmente las Fuerzas Armadas. "Los ejércitos son sociedad y necesitan sentirse sociedad” En su discurso expresó su deseo que tiene bastante que ver con el momento político que se vive en España con Cataluña: "Ojalá esta escena de unión entre pueblo y ejército se repitiera en todos los rincones de España. Les aseguro que ésa es la mejor forma de sentirse español y de conseguir entre todos que España sea todo lo grande que se merece". 

Deja tu comentario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.