lunes, 17 de diciembre de 2018, 10:23
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

REY DE HOY REY DEL MAÑANA

|


Felipe vl

Este pasado día 6 quedará grabado en la memoria de muchos no como el final, sino como el principio de la nueva etapa del reinado de S.M Felipe VI, Rey de España pero que también es, ha sido y será a semejanza de su padre, Don Juan Carlos I, Rey de los españoles.


Juan carlos

Desde el principio hasta el final en su discurso por los 40 años de nuestra Carta Magna vimos al Rey, pero también al hombre que hay tras él. Al esposo, padre y al hombre comprometido con su cargo, su obligación, sus ideas y sus principios. Algo bien poco que podemos decir de los miembros de PODEMOS que se presentaron con una Marianne morada en la solapa de sus chaquetas, dado que para ellos la tricolor no representa la República populista que pretenden implantar a golpe de falsas consultas simbólicas y comprando votos a diestro y siniestro más adoctrinando mentes en las Universidades del Reino de España. Consultas que seguirán hasta febrero. Pido unidad para hacer frente a un enemigo en común.

Nunca, jamás una Marianne morada, estará a la altura de una Flor de Lis y de una Constitución que encarna el más férreo progreso de nuestra democracia, es un pilar sagrado que recoge los deberes y derechos fundamentales de todos los españoles. Porque 1978 fue un año de decir adiós a los fantasmas de 1936-1975 y avanzar, avanzar a un mañana en el que todos tendríamos nuestros derechos y libertades bien asegurados. Y las palabras que su Majestad pronunció: -A esta tarea de servir a España, dedico mi vida. Recogen en sí el mensaje de estos 40 años.


Que bajo un Rey, un hombre solo, pero fiel a los principios parlamentarios y a la democracia, más que a cualquier político que se vote en las urnas, se salvaguarda, se sanea y sale de nuevo a la superficie nuestro futuro, nuestra libertad, nuestro pasado, presente y futuro. No dudo que son tiempos difíciles para la Corona y la democracia, hay muchas tempestades avistadas en el horizonte: El auge de los populismos de extrema derecha, la decadencia de la extrema izquierda pero su incansable ataque a la corona, morir matando si hace falta como quien dice, las tentativas de reformar la Constitución pero sin saber que puntos, más los irresolubles problemas del Separatismo Catalán etc....toda catarata de poluciones que afecta a los sanos ríos debe cortarse por lo sano. Pero jamás por la violencia. Hay que saber conocer al enemigo, sus puntos débiles, y allí es donde debe ser golpeado si queremos que sea vencido.

Ejemplar de constitucion

Toda España está en deuda con la Corona, y con los Padres de la Constitución que hicieron que aquello pudiera salir adelante. Y admirable es que pese a todos los intentos por derrocar esa democracia, esta ha salido y seguirá saliendo fortalecida, sana, firme y vigorosa. Esta Constitución recoge por primera vez el derecho de todos y nos une a todos y fue sometida a Referéndum para mostrar que se deseaba un cambio por parte del pueblo. A diferencia de la de 1931 que se aplicó en Octubre, de manera inmediata, y sin escuchar la opinión del pueblo, lo que a la postre causaría enfrentamientos que germinaron en parte en la Guerra Civil. Aquella Constitución solo amparaba a una parte de la población española, esta ampara a toda. Junto con la de 1876 es la Constitución que más tiempo ha durado en la historia de nuestro país, y como tal debe seguir siendo así.


Proteger y salvaguardar nuestra herencia e identidad es nuestro mayor deber junto con nuestros valores y principios democráticos. El Rey ha sido quien más lo mostró aquel día. Ahí está el ejemplo a seguir.


Íntegro y esperanzador. Así es como un servidor expone aquí su opinión respecto al discurso de Su Majestad, que a su llegada fue recibido con ¡Vivas! y aplausos de todos los presentes frente al Congreso de los Diputados. 


Que este año de 2018 quede grabado no como el final, sino como el principio del futuro de España y la Corona. 


Porque sin sacrificio y lucha no puede haber victoria. Y luchar es ahora nuestra mayor obligación. Luchar contra aquellos que siguen atacando la Constitución, contra aquellos que dicen República y libertad pero es en realidad 


Tiranía enmascarada, contra aquellos que desean romper la Unidad del Reino de España y crear estados sacados de la manga y destruir el legado de tantos siglos de convivencia, historia e identidad. un discurso moralizador ante la generalizada corrupción política y la amenaza de una república de corte marxista, así calificarían también muchos el discurso del Rey. Muchos discursos regios de la historia marcaron el futuro de un país. Recordad el de Jorge VI del Reino Unido contra la amenaza Nazi y la II Guerra Mundial, el de Juan Carlos I en el 23-F contra el Golpe de Tejero, el de Haakon VII cuando se negó a colaborar con los nazis y que prefería abdicar antes que vender Noruega a los invasores. Ejemplos íntegros que nunca deben ser olvidados. Son la balanza del reloj de la historia mundial y europea que jamás debe volver atrás, sino seguir adelante.


Vamos a trabajar codo con codo y hombro con hombro para que dentro de 10 años la Constitución celebre su Aniversario de Oro y que este brille con fuerza, futuro e inmortalidad.


Y de querer reformarse habrá de reformarse aquello que se considere necesario, pero jamás abolir la forma de gobierno que es nuestro pilar de sostenibilidad en España, ni mucho menos la inviolabilidad de la figura de nuestro Rey. Porque Felipe VI es el Rey de los Españoles. De aquellos que sabemos que un monarca y solo un monarca debe capitanear la nave de la historia de España de manera constitucional, regia, digna e íntegra para llegar sanos y salvos a un nuevo puerto. Amén, Amén.


Siempre y así ha de ser, debe recordarse que España avanzó a una democracia plena y segura gracias a la figura de un Rey. El Rey de hoy, el Rey del mañana. 1812 fue el comienzo, 1978 la la continuación de ese comienzo y 2018 la madurez de ese largo progreso de gestación y madurez político-nacional. ¡Viva 1978-2018! 


Nuestras manos señores y señoras , sobre el Sacro Documento y de manera inquebrantable ese juramento, nuestro y de todos. ¡Gracias Majestad por estar ahí! ¡Nunca se vaya, nunca nos deje!


FELIZ 40 ANIVERSARIO A TODOS


Conde Bevilacqua Benedetti

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.