lunes, 17 de diciembre de 2018, 11:12
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El ser Rey

|


Rey


Conde Bevilacqua Bennedetti

Imaginen a un niño pequeño, que nace en el exilio. Que ve a su abuelo morir cuando apenas lo conocía, que vive una guerra mundial y que ve que su padre no puede ser Rey. Y luego ese niño crece y ve morir a su hermano pequeño, delante de sus ojos, por accidente, algo que pesará para siempre en su alma. La gente ve que ese niño, y adolescente, luego convertido en esposo, padre y Rey desea y está dispuesto a sacrificar sus ideales por su nación, por su pueblo.


No hay mejor manera de describir y resumir la vida de S.M Juan Carlos I, porque su vida ha sido la de superarse así mismo y la de cada obstáculo que la vida le ha puesto por delante. La gente de ahora, sobre todo adolescente, no es consciente de que es la generación más afortunada que ha tenido este país en 50 años. Que sí no hubiera sido por la Transición y los padres de esta misma, incluyendo al Rey, hoy no tendrían ni la mitad de oportunidades que sus abuelos o padres no tuvieron.


Considero que este país y sus gentes se merecen lo mejor, y ya lo tenemos, pero, ¿ Y sí de repente ese legado muere? Desaparece y ya no queda nada. Solo recuerdos. Recuerdos que los que desean ver partirse España en mil y un pedazos como un espejo que cae al suelo, están dispuestos a destruir. La verdad, oh me he acostumbrado, mal que me pese, a que haya una gran división entre lo que la gente cree y lo que es verdad, y la verdad es que España siempre será España con un monarca, una constitución y una democracia y si eso se sacrificara de repente entonces ¿Qué quedaría? ¿Qué quedaría? ¿En dónde nos podríamos reflejar, si no hubiera espejo?


Ahora imaginen a otro niño pequeño, nacido de privilegios, pero que desea conectar, congeniar y llegar a sus ciudadanos. Porque lo han educado en servir al pueblo, llegar al pueblo y ser del pueblo. Que se casa con una mujer de ese pueblo, sin importar que no tenga sangre azul, y que es un buen padre, y a la vez un buen rey y que desea ser recordado como otro de los grandes que le precedieron. Estará exento de poderes que otros monarcas constitucionales tienen en los reinos que aún perduran en Europa, pero no por ello es un Rey carente de admiración, de respeto, historia y a la vez que cumple sus funciones como Primer Ciudadano de este país en preservar y hacer guardar los valores y leyes de la Constitución que defiende y ha de defender. Así es Felipe VI. Rey y hombre a la vez.


Todos y S.M en primer lugar no nos ocultaremos, no saldremos por la puerta de atrás. No permitiremos que unos matones irrespetuosos que escupen en el Congreso de los Diputados sean los que decidan nuestro futuro. Si el gobierno del insulto y el escupitajo es el que pretende gobernar España y manchar estos 40 años de trabajo de mentiras y esputo, que se atreva, porque les esperaremos con fregonas y lejía en la misma puerta del Congreso.


¿Para qué sirve la monarquía Señor Iglesias? Sí me dirijo a usted ahora. Para todo. Todo lo escrito aquí es lo que representa la Corona. Dígame usted ahora ¿Cuánto está usted dispuesto a sacrificar no por España, sino por convertirnos en estado satélite de Irán y Venezuela y que le nombren Presidente de la III República Bananera? Conteste si puede. Si su conciencia, de tenerla, se lo permite.


Rompo de nuevo esta mi lanza, a favor del Rey y España.

¡VERDE!



Conde Bevilacqua Benedetti












Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.