lunes, 17 de diciembre de 2018, 10:28
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Ferran Garrido, Presidente Provincial de la HNME en Valencia, el periodista que hizo de la poesía una forma de expresión cercana a la realidad de cada día y de la actualidad, hasta convertirse en el “poeta de la imagen”

|


IMG 20181123 WA0034

Qué es para usted la poesía y desde cuándo escribe?

Como decía Celaya, ”La poesía es un arma cargada de futuro”. Yo, a veces pienso, que también es un arma cargada de pasado… y de memoria. Creo que la poesía ha de despertar sentimientos y de remover conciencias. Concibo la poesía como un acto de comunicación íntima entre el autor y el lector. Para mi es una necesidad. Escribo por necesidad vital. Seguramente, tal vez, para mí es un antídoto a la realidad que vivo cada día como periodista, desde hace 35 años. Empecé a escribir muy joven, a finales de los años 70. Pero nunca tuve vocación de publicar. Tuve vocación de escribir, para mí, en un acto íntimo. Lo de publicar mi obra vino, con mucha humildad, mucho después.

¿Cómo afecta el periodismo en su trabajo como escritor?

Sin duda afecta. Algún crítico ha escrito que mis poemas son como la crónica de un instante, de un momento determinado, y puede que tenga mucho de eso. Esa es la razón de unir poesía y fotografía. Tal vez por la necesidad periodística de apoyar el mensaje con una imagen. Los periodistas tenemos el privilegio de vivir muchas cosas en primera persona, y toda experiencia vital se refleja, sin lugar a ninguna duda en mis versos.


Se le conoce como el poeta de la imagen… ¿Tanta importancia tiene para usted la comunicación audiovisual?


IMG 20181123 WA0039

Mucha, desde hace mucho que comparto el mensaje de mis poemas con una fotografía. Es la unión de dos artes, literatura y fotografía, que tienen ambas una gran carga comunicativa. Lo que no trasmite el texto lo comunica la imagen. La carga significativa crece de forma exponencial cuando se unen las dos. A veces un poema surge sobre la inspiración de una fotografía. En otras ocasiones es al revés. Un poema necesita una foto determinada. Cuento


¿Su último poemario “Reflejos”, es continuista con el anterior “La ausencia habitada” o es un paso más hacia la intimidad personal?


Es un paso más en mi evolución como autor. A ver, mis poemarios, lejos de ser recopilaciones temáticas, son como un diario. Escribo a medida que vivo. Los hechos, el entorno, un suceso, una cuestión personal vital, hace surgir un poema, y así es como va naciendo mi obra. Es cierto, como dice Carmen Amoraga en el prólogo, que desnudo mi interior en un “acto de valentía”. No sé, a lo mejor es más un acto de necesidad que de valentía. “La ausencia habitada” fue una primera publicación, una obra con mucho significado para mí… pero “Reflejos” creo que recoge poemas de un perfil más maduro. En algunos casos, más duro, más crudo. Con un significado más explícito. Se lo que quiero comunicar y lo hago. Aunque, a menudo, son los versos los que me llevan de la mano a la construcción de un poema. Como si tuvieran vida propia dentro de mi cabeza. Por eso escribo en cualquier sitio, a cualquier hora, donde surja la inspiración y esté donde esté. Tengo muchos versos escritos en la servilleta de una cafetería… Mis bolsillos van llenos de papeles con dos versos sueltos, o con uno, y después ellos mismos, en la calma del despacho, me llevan hasta escribir un poema completo.


¿Qué influencias podemos encontrar en su creación poética?


Es imposible renunciar a nuestro pasado literario y cultural. Nuestra literatura es tan rica que no podemos renunciar a la influencia de muchísimos autores. Aquí, por poner una primera raíz, evidentemente los poetas de la generación del 98. Reivindico su obra como el inicio de la literatura española moderna. La obra de Antonio Machado es absoluta.


IMG 20181123 WA0033

Pero mis grandes referentes nacen en la generación del 27. Para mí, la obra y la lectura de los poemas de Luis Cernuda ha sido fundamental. La influencia de Vicente Aleixandre es irrenunciable. Mi relación con la obra de Lorca llegó como un acto de justicia para leer y poner en valor sus versos y, en lo más personal, la obra y la figura de Federico me llegaron a través del poeta Luis Rosales, su gran amigo, a quien tuve el honor de conocer.


Cada vez que leo los versos de Miguel Hernández me enamoro de la vida y de su fuerza. Después llegaron los poetas de postguerra que son capitales para la literatura española. Y, en cuanto puedo, en poetas de una generación posterior a esa, reivindico a Jaime Gil de Biedma, el hombre, el poeta que supo hacer de la sencillez del lenguaje una obra de arte. Seguramente el poeta español más importante de la segunda mitad del siglo XX. 


Y, en lo más íntimo de mi cabeza, como valenciano orgulloso de nuestra cultura, siempre tengo presente la obra y la personalidad de Vicent Andrés Estellés.


En la actualidad leo mucha poesía contemporánea. Decía Lorca que “la poesía no requiere seguidores, necesita amantes”, y yo estoy enamorado de poetas actuales como Elvira Sastre, Irene X, Loreto Sesma, Sara Búho, Nerea Delgado o Erika Münchausen. Son mujeres que plasman toda la sensibilidad y la calidad de la poesía española de nuestros días. Son jóvenes y han sabido hacer de las redes sociales una plataforma para la difusión de su obra. Por fin, la poesía española se escribe en femenino. Y me encanta que sea así.


Yo también nací al público como poeta en redes, en Internet. Los tiempos cambian y también el canal de comunicación. Pero nunca renunciaré a la edición en papel. Soy un bibliófilo. Casi un fetichista de los libros. Vivo rodeado de libros.


IMG 20181123 WA0038

Admiro profundamente el trabajo de poetas actuales como Jaime Siles, todo un referente de la poesía española, Ricardo Bellveser, la poesía valenciana intelectual de nuestro tiempo, o Bibiana Collado, una autora joven, irrenunciable e insustituible en la poesía de este tiempo.


Y para terminar permítame que me centre un poquito en la cuestión monárquica…

Verá, para mi hablar de monarquía no es hablar de política. No lo considero una opción política. Es más una cuestión de visión de un modelo de estado que contemplo de manera transversal, independientemente de la opción política que tenga cada cual.


No hace falta ser de un partido u otro para ser monárquico, ni ponerse una etiqueta determinada. Estamos en el siglo XXI y el encasillamiento ideológico me parece un poco fuera de moda.


La monarquía, con independencia que uno se pueda sentir más o menos monárquico, es uno de los símbolos que contribuyen a configurar nuestro estado dentro del marco de la Constitución Española. Y, como tal, creo que ha de ser respetada. Una monarquía parlamentaria es una garantía de estabilidad para el sistema democrático, para nuestra democracia. Y no lo digo yo. Es una opinión compartida con personas que, desde diferentes ámbitos, algunos muy relevantes, se han manifestado así en estos últimos meses. Coincido en la defensa que hace de la Monarquía el ex presidente del Gobierno Felipe González, el académico y escritor Arturo Pérez Reverte, etc… Desde el respeto a todas las opiniones, no considero necesario abrir ese debate. En estos momentos la monarquía constitucional y parlamentaria es una garantía de estabilidad. Y, como tal, actualmente me parece la mejor de las opciones.


Además, en el plano más personal, todos tenemos una historia familiar a la que no puedo renunciar, y que me liga de una u otra manera a la lealtad a la Institución Monárquica. Pero no se crea, no es de forma ni atávica ni compulsiva. Es una conclusión tras el análisis, la comparación y el estudio de nuestra historia. Se puede perfectamente ser monárquico y moderno, y solidario, y tener conciencia social, y ser progresista. De verdad, no es incompatible.


Lo de llegar a la Delegación Valenciana de la H.N.M.E. cómo ha sido?


Pues mire, a veces la vida nos ofrece la oportunidad de hacer cosas que tal vez nunca pensamos hacer. Incluso a veces esa oportunidad nos presenta un plato que otros rechazaron y nos deja ver la posibilidad de trabajar en beneficio de causas nobles. Creo que la defensa de la Constitución Española y de la Democracia es una causa lo suficientemente noble como para recoger el guante y aceptar el reto. A veces, en tiempos difíciles, hay que saber dar un paso adelante. Tal vez sea este el mejor momento, el de la dificultad, el del gran reto.


IMG 20181123 WA0035

Una última pregunta. ¿Cómo fue el acto de presentación en Valencia?


Sencillamente entrañable. Por varias razones. Primero porque hemos descubierto el apoyo de mucha gente, un apoyo muy necesario. Además el acto fue emocionante y no lo olvidaremos jamás. Por otra parte, nos hemos sentido muy arropados por la presencia en Valencia de una gran representación de la Junta Directiva Nacional de la Hermandad. La lealtad y la amistad no tienen precio. Y lo pude experimentar en primera persona. Fue una noche muy especial para todos.


Muchas gracias por su tiempo…

No, no. Gracias a usted por aguantarme.


Breve biografía

Ferran Garrido ha consagrado su vida al periodismo desde hace más de 30 años. Como periodista de prensa escrita ha colaborado en periódicos como Las Provincias, Diario de Valencia o Superdeporte.

Su carrera radiofónica ha pasado por Radio Juventud, RadiocadenaEspañola y Radio Nacional de España.

Desde principios de los años 90, como redactor de Televisión Española, ha desempeñado diversas tareas en TVE, donde ha sido Jefe de Informativos de RTVE en la Comunitat Valenciana, Coordinador de Programas, Editor de Informativos y Coordinador de Deportes. Actualmente trabaja en los informativos de fin de semana de TVE. Ha recorrido medio mundo como enviado especial de RTVE en la cobertura de diversas noticias y acontecimientos.


Su tarea profesional ha sido distinguida en numerosas ocasiones. Premio Nacional de Periodismo para jóvenes profesionales (INJUVE 1990), Premio de Periodismo del Ateneo Mercantil de Valencia 2015, la Distinción 


Especial del Colegio de Psicólogos 1993, Premio de Periodismo del Instituto Valenciano del Corazón 1992.


En 2018, hace unos meses, fue nombrado Académico Correspondiente por la Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades. Es además Caballero Gran Cruz de la H.N.M.E., Alférez de los Reales Tercios de España, Caballero del Santo Cáliz de la Catedral de Valencia y miembro de la Cofradía de San Jerónimo del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Valencia.


Es, además, miembro del jurado del Premio Nacional de Novela “Ateneo Mercantil de Valencia” y del Premio de Periodismos Sanitario de la Comunidad Valenciana. Desde hace unos años es vocal de la Junta Directiva del Ateneo Mercantil de Valencia, donde preside el Club de Debate del Ateneo y responsable de Redes Sociales de la directiva de la Falla Exposición de Valencia.


Ana Estevan Díaz

Secretaria Nacional de Educación y Cultura

Vicepresidenta 2ª de la Junta Directiva Nacional




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.