lunes, 19 de noviembre de 2018, 01:31
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Juventud, Divino (y republicano) Tesoro

|



García Riol

Andan revueltos estos días algunos grupúsculos de la Universidad Autónoma de Madrid, tratando de sacar adelante un supuesto referéndum entre los estudiantes. ¿Se imaginan la pregunta?. En efecto, aciertan ustedes. La misma cantinela de siempre: “visibilizar la opinión de la juventud acerca de ser súbditos de una institución anacrónica, corrupta y vinculada al régimen franquista” (sic).


Resulta sorprendente tal aluvión de majaderías en una sola frase. Más les valdría a sus autores hincar codos y estudiar para poder luego expresarse con propiedad.


Mis poco aventajados alumnos/as: los españoles no somos súbditos de nadie, sino ciudadanos libres en un estado democrático de derecho. Ha sido una larga lucha desde la Constitución de 1812. Nos ha costado varias guerras civiles y no poco sufrimiento. Yo creo que los súbditos sois vosotros, que obedecéis sin rechistar las consignas de determinadas y extremistas siglas. Esa sí que es una manifestación de servidumbre.


Mis poco aventajados alumnos/as: las monarquías europeas no son una institución anacrónica, puesto que han sabido evolucionar con los tiempos, adaptándose perfectamente a los estándares democráticos del mundo de hoy. Así lo ponen de manifiesto todos los indicadores del Índice de Desarrollo Humano y los observatorios sobre la democracia de las naciones. Si queréis algo anacrónico, buscad en los postulados de las siglas que os dirigen y que siguen empeñados en reeditar regímenes fracasados y verdaderamente caducos.


Mis poco aventajados alumnos/as: desgraciadamente algunos casos de corrupción han sido protagonizados por personas cercanas al Rey. Estamos en un estado de derecho y los tribunales siguen haciendo su trabajo, depurando responsabilidades donde las haya. ¿Tiene un sistema republicano la varita mágica para librarse de la lacra de la corrupción?. Creo que desde los tiempos de Yugurta, francamente no.


Mis poco aventajados alumnos/as: la Historia de España no comenzó en 1931, ni en 1936, ni en 1975. Somos un país más que milenario y nuestra monarquía un hecho esencial en nuestra formación como nación. Si frecuentarais más las bibliotecas y menos las páginas web de grupúsculos radicalizados y extremistas, os daríais cuenta que durante el franquismo existió una importante oposición monárquica al régimen, tanto de signo juanista como de signo carlista. Aprenderíais que estas fuerzas vivieron el exilio y que participaron en las plataformas democráticas antifranquistas.


Además de eso, la legalidad vigente en 1975 era la única que se podía aplicar en ese momento y que don Juan Carlos I respetó para, de la ley a la ley, conducir a España hacia un sistema democrático. El Rey pudo haber perpetuado el régimen, pero prefirió, con la ayuda de todos los españoles de buena voluntad y diferentes sensibilidades políticas, iniciar el camino hacia la democracia, esa democracia que hoy os permite decir esas sandeces a pesar de su intrínseca mentira.


En sus “razonamientos”, plantean los promotores de este referéndum “a la búlgara”: “Los jóvenes estamos hartos de que se utilice la inviolabilidad de una Constitución votada bajo chantaje, mucho antes de que naciéramos y sobre la que ni nuestros padres pudieron decidir”(sic).


Ignoro quién os ha otorgado la representación de la juventud española y de su supuesto hartazgo, pero decir que la Constitución de 1978 fue votada bajo chantaje es una soberana estupidez. Eso significaría que el 91´81% de los votantes, que votó sí, nada menos que 15.706.078 personas, fue a los colegios electorales bajo coacción. ¿Cómo se puede chantajear a todo un pueblo que sólo buscaba, paz, trabajo y libertad?.


En cuanto a lo de decidir a cada momento, creo que no tendríamos fechas en el calendario para someter a votación constante aquello que no nos interesa. Ya sé que Fichte decía que la nación era un plebiscito permanente, pero tener que votarlo todo y todos los días me parece un ejercicio absurdo. Aunque no estaría mal organizar alguna consulta como, por ejemplo: “Referéndum sobre la inoportunidad histórica de la invasión musulmana del año 711”, yo no estuve y me gustaría votar. “Referéndum sobre la abolición preventiva de los regalos de Navidad”, ya se que las grandes superficies me van a llamar de todo. “Referéndum sobre la limitación de la estupidez humana”, aunque me meta en un lío. “Referéndum sobre el Código Civil”, yo no lo he redactado y me gustaría opinar. Para qué seguir.


La juventud es impetuosa, tendente a sacar conclusiones automáticas. Está guiada por un sentido justiciero que la reflexión del tiempo convertirá en espíritu de justicia. Es fuerza para nuestras sociedades. Pero, ¡cuidado!, en manos de interesados manipuladores, puede ser un ariete que los republicanos de laboratorio tratarán de emplear contra la Corona y la Constitución.


Terminó el recreo. Queda mucho curso y hay que seguir estudiando.




Daniel Jesús García Riol

Director de “El Monárquico”













Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.