domingo, 21 de octubre de 2018, 22:41
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La teoría anatómica en el arte de Miguel Ángel

|


Teoria anatomica de Miguel Angel

“La creación de Adán” o ”Creazione di Adamo”, de Miguel Ángel Buonarroti (1475- 1564). Fue pintada en 1511. Ilustra el episodio bíblico en el cual Dios da vida a Adán, el primer hombre. Cronológicamente, es el cuarto de los paneles que representan episodios del Génesis en el techo de la Capilla Sixtina. Es una de las obras de arte más apreciadas y reconocidas en el mundo. Técnica: fresco. Estilo: Renacimiento. Lugar: Capilla Sixtina. Roma. Ciudad del Vaticano.



Zizi

En marzo o abril de 1508, Miguel Ángel recibió del Papa Julio II el encargo de decorar la bóveda de la Capilla Sixtina, en mayo aceptó y concluyó los frescos cuatro años más tarde, tras un solitario y tenaz trabajo. El proyecto del Papa era la representación de los doce apóstoles, que Miguel Ángel cambió por uno mucho más amplio y complejo. Ideó una grandiosa estructura arquitectónica pintada. Al tema bíblico general, el artista le dio una visión neoplatónica con la representación de nueve escenas del Génesis, cada una rodeada por cuatro jóvenes desnudos, junto con doce Profetas y las Sibilas. Un poco más abajo, se encuentran los antepasados de Cristo. Todas estas escenas están diferenciadas magistralmente por medio de la imitación de arquitecturas.


Es importante destacar que el artista aprendió la técnica del fresco a fuerza de sufrimiento, ya que según Vasari…”Hacía falta realizar en una única jornada toda la escena. La obra se ejecuta sobre la cal aún fresca, hasta concluir la parte prevista. Los colores aplicados sobre el muro húmedo, producen un efecto que se modifica cuando se seca. Lo que se ha trabajado al fresco queda para siempre, pero lo que ha estado retocado en seco, se quita con una esponja húmeda”.


En “La creación de Adán”, Dios está representado como un hombre mayor, de barba blanca y vestido con una túnica vaporosa, a su lado aparecen, presumiblemente, ángeles y con su brazo izquierdo rodea a una figura femenina, probablemente Eva, quien espera a su turno, para ser dotada de la divinidad de Dios. Adán, el primer hombre sobre la tierra, aparece recostado, estático, mientras su brazo izquierdo se extiende para conectar con el dedo de Dios y recibir con ello la chispa de la vida.


Según las Teorías Anatómicas, se manejan varias hipótesis acerca de “La creación de Adán”, siendo la más importante, la experiencia de Miguel Ángel en la anatomía humana, pero el Doctor Frank Lynn Meshberger observa que en las figuras y sombras detrás de Dios, aparece una acertada representación del cerebro humano, incluyendo el lóbulo frontal, el quiasma óptico (Optic chyasm), el tronco del encéfalo (Spinalcord) la hipófisis o glándula pituitaria (Pitituary gland) y el cerebro. Según la apreciación de Meshberger, el manto rojo alrededor de Dios tiene forma de útero humano pero los neurocientíficos Ian Suk y Rafael Tamargo ven allí a un perfecto cerebro. La bufanda verde que cuelga de Dios, podría ser, según Meshberger, el cordón umbilical recién cortado, mientras que para Suk y Tamargo sería la arteria vertebral (Vertebral artery).


Teoria anatomica de Miguel Angel2


De este modo, Dios no sólo aparece como dador de vida, sino que da al hombre una inteligencia suprema.


Los expertos en Neuroanatomía Doctores Ian Suk y Rafael Tamargo, se refieren también al fresco de la serie Génesis: “La separación de la luz y las tinieblas”, que alude al primer día de la creación cuando Dios “hizo la luz” y la llamó día, por considerarla “buena”, la apartó entonces de la oscuridad a la que llamó noche.


Teoria anatomica de Miguel Angel3


Miguel Ángel pintó a Dios visto desde abajo, en escorzo y con los brazos levantados. Sobre Él parece que el cielo se abre y las nubes dejan pasar la luz, aunque ésta sólo apunta a una dirección dejando a una zona en penumbras.


Suk y Tamargo descubrieron que justo en el cuello, en la extensión de la garganta, se puede ver la representación precisa de la médula espinal (Spinalcords) y un aparente cerebro humano.


Teoria anatomica de Miguel Angel4


Para los neuroanatomistas, Miguel Ángel encriptó en el cuello de Dios un cerebro en el que se identifican un quiasma óptico (Opticchiasm), el puente tronco-encefálico, llamado puente de Varolio (Pons) el lóbulo temporal, las pirámides del bulbo raquídeo y un pedúnculo cerebral . Esto justificaría las irregularidades anatómicas en el cuello de Dios, pues no concuerda que siendo Miguel Ángel un experto en anatomía y en el manejo de la luz, haya pintado con tal deformidad la sección que conecta la cabeza con el torso .Suk y Tamargo sostienen la hipótesis de que esto contiene un mensaje oculto que el artista plasmó en las protuberancias del cuello de Dios el que además iluminó de forma determinante, para convertirlo en el centro de atención. Por otro lado, en el manto que viste Dios y que cae sobre su torso , se aprecia lo que parece la médula espinal, que asciende hacia su cuello y se conecta con el cerebro.


La capacidad magistral de Miguel Ángel para combinar las esferas de la religión, de la ciencia y de la fe, lo convierten en uno de los mejores artistas de su tiempo. Las observaciones de los científicos precitados dan lugar a un debate: ¿El artista pintó de manera consciente estas representaciones de la anatomía humana, ancladas a su conocimiento profundo de la misma o sólo son abstracciones de neurocientíficos que tienden a confrontar el conocimiento,- en la figura de Miguel Ángel- con la autoridad de la iglesia?... ¿Miguel Ángel hizo una declaración visual en su lenguaje cifrado de que no es gracias a Dios que el hombre es poseedor de razón e inteligencia, sino que es por la estructura regida por el cerebro?.


Eso sólo lo supo el artista. Su silencio nos envía indescifrable mensaje.



___________________________

Zizi Kessler

Profesora de Literatura, Castellano y Latín

- Argentina -





Fuentes de consulta: 

- Revista de la Asociación Médica Norteamericana, artículo del Dr Frank Lynn Meshberger.

- Revista Neurosurgery, edición mayo 2010, artículo de IanSuk y Rafael Tamargo.

- El juicio del Siglo XX. Pinacoteca de los genios. 1964.

- La capilla Sixtina: iconografía de una obra maestra. Heinrich W. Pfeiffer
















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.