lunes, 24 de septiembre de 2018, 13:36
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

El Rey en Barcelona

|



Carlossesma

El próximo viernes, día 17 de agosto, en Barcelona, SS.MM. los Reyes estarán en el acto en honor a las víctimas del atentado terrorista islámico del año pasado en Barcelona.


Los Monarcas estarán este viernes en la Ciudad Condal, en medio de una patente división de opiniones. No siendo este, un acto de valor de los Reyes, ni un hecho que deberíamos considerar excepcional, ya que es el deber del Jefe de Estado estar allí, recordando a las víctimas del horrible atentado de hace un año.


Reyes ramblas barcelona 20170819 45

                                                                      Barcelona 2017


Hoy, Diego Carcedo ha publicado en el “El Boletín” una editorial, que resume de una manera nítida que el Rey, que ya ha demostrado que está y sabe estar donde tiene que estar, tenía bien claro que no faltaría al homenaje a las víctimas del atentado de las Ramblas, con el artículo que por su relevancia se reproduce a continuación:


Parece que la sensatez ha cundido entre una parte del independentismo catalán y el viernes que viene el Rey Felipe VI no será recibido en Barcelona con el rechazo agresivo que los radicales del “procés” pretendían. El Rey, que ya ha demostrado que está y sabe estar donde tiene que estar, tenía bien claro que no faltaría al homenaje a las víctimas del atentado terrorista perpetrado el 17 hará un año en las Ramblas, y allí estará demostrando que ejerce su responsabilidad.


Ese día la inmensa mayor parte de los españoles, catalanes incluidos, estaremos representados por el Rey de todos, compartiendo el recuerdo del dolor de los que perdieron la vida, de los que sufrieron mutilaciones, de sus familiares y del sufrimiento de todos los ciudadanos de bien que rechazan la violencia como vía para conseguir sus objetivos. Sólo los que ven en la violencia su recurso para imponerse a los demás, boicotearán el acto.


Boicotearán el acto e intentarán con sus amenazas que otros, entre los que me gustaría encontrarme, no se sumen con su presencia a condenar hechos de semejante naturaleza. ¿Cómo se puede recriminar nada a quien desde, la posición que sea, se sume a recordar y homenajear a quienes sufrieron semejante barbaridad? Si el soberanismo catalán ya adolece de argumentos legales, el extremismo radical que exhiben algunos exaltados, lo descalifica y empaña más su imagen.


Vivimos por fortuna en una democracia consolidada, respetuosa con los derechos de todos y garantista con sus leyes e intérpretes de que quienes sean acusados puedan defenderse. No hace tanto que no era así, pero parece que algunos tienen la memoria borrosa. El Felipe VI ha dado pruebas de que es el Rey de todos los españoles, incluso de los que no quieren serlo, y de que no se deja intimidar ni se niega a escuchar.


Antes al contrario, busca la conciliación con el mismo empeño con que condena a quienes no la desean. Por eso es más tranquilizador para todos, que los responsables de las organizaciones secesionistas hayan reflexionado y se opongan a que algunos monten un espectáculo de boicot que altere la paz de los homenajeados y deje mal la imagen de España, de Barcelona y de los catalanes. El Rey estará allí para defender que las minorías salvajes que se creen dueñas de la razón, como los yihadistas que perpetraron el atentado, no puedan imponer a nadie su voluntad.”


B 02


Pero como aparentemente la sensatez de algunos sectores de la sociedad catalana parece estar en entredicho, es necesario que todos estemos ese día junto a las personas de bien, y con nuestros Reyes a la cabeza, para en primer lugar recordar a las víctimas del atentado, y a la vez demostrar al mundo que España es una nación democráticamente madura, que las Instituciones funcionan y que nos sentimos orgullosos de nuestra Monarquía Parlamentaria, al igual que hacen el resto de los países que tiene la suerte de contar con este sistema de gobierno, que no olvidemos, fue elegido por TODOS los españoles, cuando votamos Sí a la Constitución, cosa que cierto sector independentista no recuerda; tanto es así, que en una entrevista de la Cope a Inés Arrimada este lunes recogida por Europa Press, ha afirmado que los partidos independentistas y el Govern “van a aprovechar la ocasión para intentar desacreditar e insultar al Rey”. Ha criticado que Sánchez irá a los actos del aniversario del atentado “como un invitado más” y que a su juicio está renunciando a ser presidente de Cataluña”.


También ha insistido en que el presidente del Gobierno mira hacia otro lado ante el independentismo y ha alertado de que “el nacionalismo avanza cuando ve debilidad” en el Ejecutivo, como considera que está pasando actualmente.


En este sentido, Arrimadas ha asegurado que los independentistas “están muy envalentonados” desde que Sánchez llegó al Gobierno y lo ha acusado de desproteger a los catalanes que no son independentistas.


Ines arrimadas 655x368

“Lo del Rey es muy visible pero es que hay millones de catalanes que nos sentimos abandonados por el Gobierno”, ha afirmado, y ha reclamado un acuerdo entre partidos constitucionalistas como el que hubo con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


A pocos días del homenaje a las víctimas, todo está preparado y, salvo sorpresas de última hora, controlado tanto por la Casa del Rey como por La Moncloa para que la visita transcurra con normalidad, y esto no ha sido casualidad, sino fruto de conversaciones discretas entre socialistas y dirigentes de ERC, que tanto Omnium Cultural como la ANC, las dos principales entidades independentistas, se hayan desmarcado en los últimos días de las llamadas al boicot a Felipe VI durante el acto oficial, aunque han convocado para esa misma tarde una concentración ante la cárcel, para homenajear y pedir la libertad de los encausados por el intento de independizarse de España. Y en palabras de la periodista Esther Palomera: “Tampoco que el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, y el ex consejero de Interior, Joaquim Forn, hayan rechazado públicamente que el soberanismo les convierta, como pretendía, en protagonistas del homenaje, y hayan dejado claro que el 17-A debe ser un día dedicado exclusivamente a las víctimas. Y mucho menos que Podemos haya defendido con rotundidad la presencia del Rey en el homenaje y haya cargado contra Torra por pretender utilizar el acto para escenificar diferencias políticas.


La última en condenar la pretensión del independentismo de convertir ahora al monarca, como símbolo del Estado, en objetivo de su acción política y en centro del hostigamiento ha sido la siempre ambigua alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien en las últimas horas ha pedido que no se politice el acto, cuya organización corre a cargo de su Ayuntamiento. En su opinión, hay otros muchos días al año para hablar de Monarquía o República”.


Para finalizar solo deso que no se produzca el secuestro nacionalista del Rey, convirtiendo el homenaje a las víctimas en otra agresión contra España.


Por Carlos Sesma

Fuentes: El Boletín, Europa Press, COPE.

Fotos: GNU, Casa Real.














Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.