domingo, 21 de octubre de 2018, 23:12
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Simone Veil, la grande dame francaise

|



Simone Veil


                                                                                          ´´El dolor es la raíz del conocimiento´´

                                                                                               Madame Simone Veil (1927-2017)



Hace 1 año el pasado 30 de junio Simone Veil cerró los ojos y abandonó este mundo. Pero dejaba tras de sí una vida intensa, llena de tragedias, pero a la vez de supervivencia, superación y de lucha por un mundo mejor. Desde el pasado día 30 la que fuera Presidenta del Parlamento Europeo entre 1979-1982 descansa en paz por fin, y junto a su marido, en el Panteón de París, donde descansan las insignes personalidades de Francia. Pero el camino largo que esta gran dama tuvo que recorrer no fue fácil, ni mucho menos un camino libre de espinas. Algunas causaron heridas muy profundas.


Sobrevivir al horror

Simone nació el 13 de julio de 1927 en Niza, Alpes Marítimos, en una familia judía y cuyo padre había estudiado arquitectura. Tuvo 3 hermanos y vivió en paz y felicidad hasta que en 1940 Alemania invadió Francia, estableciendo el Régimen Títere de Vichy en el Sur. En 1943 Simone acabó el Bachillerato, pero ya por aquel entonces la situación de los judíos franceses era terrible. En marzo de 1944 fue deportada, junto a su familia, a Auschwitz, donde permaneció hasta su liberación el 27 de enero de 1945. Ella y sus dos hermanas, Milou y Denise , fueron los únicos supervivientes de su familia. Su madre murió de tifus en Auschwitz y su hermano y padre fueron asesinados en Lituania. Habiendo acabado la guerra Simone volvió a Francia con sus 2 hermanas.


Simone Veil1

La política

Establecida en su hogar de nuevo Simone empezó a estudiar derecho y ciencias políticas, y fue en ese período en el que conoció a su esposo Antoine Veil, con quien se casó en 1946, y tuvo 3 hijos.


Entre 1974-79 Simone se convirtió en Ministra de Salud, Seguridad social y familia. Ambos cargos los ocupó durante los gobiernos de los Primeros Ministros, Chirac y Barre. En este cargo aprobó leyes polémicas como el acceso a los anticonceptivos en 1974 y la legalización del aborto en 1975. Esta última ley aprobada le valió las críticas de la Iglesia Católica y de la Comunidad Judía. Militó así en el Partido en Defensa de la Democracia francesa hasta que este fue disuelto en 2007.


Presidenta del Parlamento Europeo

El año de 1979 fue el año culmen del poder de Madame Veil, pues fue nombrada Presidenta del Parlamento Europeo, cargo que ostentó hasta 1982 y consiguiendo antes que se aprobara el sufragio universal para las elecciones europeas. En 1981 fue galardonada con el Premio Internacional Carlomagno, en favor de la UE.


Retorno breve y reconocimientos

En 1993 volvió a ocupar el puesto de Ministra de Salud y Sanidad, cargo que ostentó hasta 1995. En 1998 fue nombrada miembro del Consejo Constitucional de Francia, cargo en el que estuvo hasta 2007, límite establecido para ocupar el mismo. En 2005 regresó a Polonia, y visitó el campo de concentración, junto a con otras víctimas del Holocausto por el 60 aniversario para honrar a las víctimas. Aquel mismo año fue galardonada con e Premio Príncipe de Asturias de cooperación internacional por la defensa de la libertad, la dignidad de la persona, de los derechos humanos, la justicia, la solidaridad y el papel de la mujer en la sociedad moderna. En 2008 ganó el Premio Carlos V , otorgado por la Fundación Academia Europea de Yuste en honor a «sus reconocidos méritos en la lucha por el avance de la igualdad de las mujeres».


Fallecimiento

Tras retirarse de la política Simone vivió una vida apacible, aunque siguió haciendo apariciones públicas y recibió honores como ser la 6 mujer en ocupar un puesto en la Academia Francesa, ocupando el antiguo sillón de Racine. En 2013 enviudó de Antoine. Justo 1 año antes recibió la Cruz de la Legión de Honor.


Simone de Veil murió el 30 de junio de 2017, 2 semanas antes de su 90 cumpleaños. Justo 1 año después y presidido su funeral de Estado por el Presidente Macron, esta Gran Dama, ejemplo de fortaleza, moral y lucha por la igualdad fue enterrada en el Panteón de París al lado de su esposo.


Que el legado de Simone Veil perviva siempre como el brillo del bello y eterno París.




Conde Bevilacqua Benedetti 










 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.