martes, 25 de septiembre de 2018, 19:03
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La Hermandad Nacional Monárquica de España, rinde homenaje a los Reyes Fernando VI y Bárbara de Braganza

|



El Rey Fernando VI

                                   Retrato del Rey Fernando VI de España (1713-1759) 

                                                      Pintura de Louis-Michel van Loo



Daniel Jesus Garcia Riol

A las 10 de la mañana del pasado sábado 16 de junio de 2018, una delegación de la Hermandad Nacional Monárquica de España llegaba a la madrileña iglesia de Santa Bárbara, las históricas Salesas Reales de la capital de España.


La delegación fue cordialmente recibida por don Agapito, párroco del templo quien, revestido con capa pluvial y estola, condujo a los asistentes ante el espléndido monumento funerario de rey don Fernando VI.


Situado en el lado de la epístola de la iglesia, fue mandado construir por Carlos III con diseño y bajo la dirección de Francisco Sabatini. La urna sepulcral, sobre un pedestal, sienta con dos leones de bronce, cubierta en parte por un paño de pórfido y toda ella construida con preciosos mármoles. Le acompaña una inscripción latina en letras doradas elogiando la figura del soberano. A ambos lados del pedestal, se muestran las alegorías de la Justicia y la Abundancia y, sobre la urna, la alegoría del Tiempo sosteniendo un retrato del Rey.


Salesas Reales de Madrid6


Bajo la regia efigie, dos angelitos llorantes y dos esferas terrestres coronadas (España y sus Indias). La Fama y un querubín sostienen las armas reales en mármol blanco y el Toisón de Oro en bronce dorado a fuego. El conjunto de las esculturas se debe al artista Francisco Gutiérrez.


Don Francisco Rodríguez Aguado, Presidente Nacional de la H.N.M.E, acompañado por su esposa, doña Rosa Jiménez Guardia, vicepresidenta de la H.N.M.E. en Andalucía, procedieron a depositar una corona de laurel adornada con los colores nacionales ante el monumento. En la cinta podía leerse: “La Hermandad Nacional Monárquica de España a Su Majestad el Rey don Fernando VI”.


Salesas Reales de Madrid


La delegación pasó entonces al espacio que otrora ocupara el coro bajo de las monjas salesas, para situarse ante el monumento funerario de la reina doña Bárbara de Braganza.


Dicho monumento se encuentra ubicado al otro lado del muro de la Iglesia, justo a espaldas del de su esposo el rey don Fernando VI.


Este segundo sepulcro regio, más sencillo que el anterior, tiene por motivo principal la urna que está situada sobre un pedestal. Acompañan al conjunto dos angelitos llorantes y un almohadón sobre el que surgen, bajo una corona real, una calavera, un cetro y una tibia. Le acompaña una inscripción latina en letras doradas elogiando la figura de la soberana, fundadora del antiguo Monasterio. Completan el conjunto dos angelotes sosteniendo el retrato de la Reina. La obra es del artista Juan León.


Salesas Reales de Madrid4


Don Armando Ruíz de Arriaga, presidente de la H.N.M.E. en Madrid y doña Ana Estevan Díaz, secretaria de Cultura de la H.N.M.E, procedieron a depositar una corona de laurel adornada con los coloresnacionales ante el monumento. En la cinta podía leerse: “La Hermandad Nacional Monárquica de España a Su Majestad la Reina doña Bárbara de Braganza”.


De igual modo que ante los restos del monarca, a continuación se rezó un responso por el eterno descanso del alma de la que fuera soberana consorte de España entre 1746 y 1758, y fundadora de las Salesas Reales, cuya Iglesia quedó consagrada en 1757.


Posteriormente los miembros de la delegación se concentraron ante la imagen de la Inmaculada Concepción, patrona de la H.N.M.E., para proceder a rezar la oración oficial que don Emilio Mora y Lorenzo Beaunier escribió en su día.


A continuación, don Eduardo, otro de los sacerdotes adscritos al bellísimo templo, ofició la Santa Misa, que fue seguida con recogimiento y fervor por los asistentes. En ella se pidió por España, por SS.MM. los Reyes reinantes, por las almas de SS.MM. don Fernando VI y doña Bárbara de Braganza, y por la Hermandad Nacional Monárquica de España, a quien el celebrante agradeció el bello gesto de realizar este homenaje a los monarcas fundadores del templo.


Salesas Reales de Madrid2


En efecto, la HNME está orgullosa de este buen rey, cuyas realizaciones más importantes para España fueron, entre otras:


El establecimiento de un nuevo modelo de la Hacienda, planteado para sustituir los impuestos tradicionales por un impuesto único, que gravaba en proporción a la capacidad económica de cada contribuyente.


La creación del Giro Real en 1752 , un banco para favorecer las transferencias de fondos públicos y privados fuera de España, al que se le puede considerar el antecesor del Banco de San Carlos, que se instituyó durante el reinado de Carlos III.


El impulso del comercio americano, que pretendió acabar con el monopolio de las Indias y eliminar las injusticias del comercio colonial.


La modernización de la marina para garantizar el control de nuestro imperio en ultramar. Tamaña tarea fue encargada a su ministro, el marqués de la Ensenada, quien incrementó el presupuesto y amplió la capacidad de los astilleros de Cádiz, Ferrol, Cartagena y La Habana, lo que supuso el punto de partida del poder naval español en el siglo XVIII.


El Concordato de 1753, por el que se obtuvo del papa Benedicto XIV el derecho de Patronato Universal, que supuso importantes beneficios económicos a la Corona.


El florecimiento cultural con la creación en 1752 de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la ordenanza del 2 de julio de 1751, que prohibía la masonería en España.


Por su parte, la reina doña Bárbara de Braganza aportó a España su gran formación intelectual, llegando a dominar seis idiomas; amando la música de tal modo que contó con Doménico Scarlatti como maestro de clave y quien le dedicaría la publicación de sus sonatas. La Reina protegió al célebre castratoitaliano Carlo Broschi, más conocido por el nombre de «Farinelli», quien con su singular voz protagonizaba largas veladas musicales.


Aún con el pesar de no haber logrado tener descendencia que continuara su estirpe, Fernando VI y Bárbara de Braganza dejaron una España que comenzaba su modernización, que era respetada internacionalmente por su política de neutralidad y que contaba con una corte ilustrada y culta, valorada en toda Europa.


Salesas Reales de Madrid5


Un justo homenaje pues, el que la H.N.M.E tributó a un buen rey, que amó a España y a su reina hasta la locura de su enfermedad final.


Jornada pues, memorable, en la que la acogida fraterna de los sacerdotes y la elegancia de las trazas dieciochescas de este extraordinario templo barroco madrileño, obra de los arquitectos Francisco Moradillo y François Carlier, quedó grabada en todos los asistentes quienes, tras abandonar el recinto, posaron para una foto de familia en la escalinata exterior.



_______________________________________

Autor: Daniel Jesús García Riol

Secretario de Relaciones Institucionales de la HNME

Placa de Justicia del Capítulo Noble de Fernando VI













Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.