miércoles, 15 de agosto de 2018, 09:36
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

La Corona siempre debe ganar

|



Comenzaré este artículo nombrando cuatro años en la historia de la humanidad y cuatro países en concreto, Francia, 1789; Rusia, 1917; España, 1931 e Irán, 1979.


¿Por qué cayó Luis XVI?, ¿por qué cayó Nicolás II?, ¿por qué cayó Alfonso XIII? o ¿por qué cayó Mohammad Reza Pahlavi?, porque en todas las monarquías de la historia se han sufrido crisis, han sido salpicadas por la ineptitud de sus ministros y la corrupción de sus dirigentes. Pero siempre es el rey quien paga los platos rotos, que vienen acompañados por las crueles circunstancias del momento. En los momentos de crisis nacional los enemigos siempre aprovechan la inestabilidad y los escándalos para golpear y hacerse con las riendas del poder, porque esa es su única meta. El poder es el poder. El ello conlleva un único objetivo; destruir lo establecido.


Escudo de Espana

Ahora mismo esta historia se repite en España y ahora nos vemos en la circunstancia de tener un presidente del gobierno que no ha sido elegido por los españoles, que no ha ganado las elecciones y cuya experiencia, así como alianzas políticas, dejan mucho que desear.


Pedro Sánchez no sabe aceptar una derrota ni cuando no es no. La ambición sin límites ha hecho caer torres más altas, y ahora en su alianza con PODEMOS, ERC, PNV, EH-BILDU y otros partidos radicales hace peligrar el legado de la Transición, el legado del 78 y la misma institución de la corona.


Debo por lo tanto hacer memoria para recordar que solo bajo un rey o una reina, España ha sido España. Pondré los notables ejemplos de Isabel la Católica, Carlos I, Felipe II, Felipe V, Carlos III, Isabel I, Alfonso XII, Alfonso XIII, Juan Carlos I y nuestro actual rey, su hijo, S.M Felipe VI.


¿Pretende ahora el nuevo orden establecido de manera oportunista y habiendo jugado de manera sucia destruir lo que en 40 años se construyó?. ¿Incluso lo anterior en los últimos cinco siglos?.


Han de entender que Isabel unificó España y su nieto Carlos la engrandeció. Que Felipe II trajo importantes avances científicos y culturales a la corte. Que Felipe V acabó con la Guerra De Sucesión e implantó los avances y luces de la Casa Borbón, y que su hijo Carlos III, el Rey Alcalde, implantó al Reformismo Borbónico que trajo la Ilustración a España.


Que Isabel, siendo niña, no tuvo experiencia al ser la reina-niña, pero fue reina, y bajo su reinado quedaron sentadas las bases de una monarquía constitucional que su hijo Alfonso XII restauró acabando con las Guerras Carlistas y la inestabilidad que condujo la I República.


Alfonso XIII se enfrentó casi a los mismos retos, y hemos de recordar que es notable su labor al crear la Oficina Pro-Cautivos durante la I Guerra Mundial, así como permitir estudiar en la Universidad a las mujeres. Su nieto Juan Carlos I sacó a España de la dictadura, la salvó de un golpe de estado y legalizó los partidos políticos prohibidos durante 40 años, así como permitir el retorno de los exiliados.


Y nuestro actual rey, Felipe VI, no se quedará atrás. No pasará a la historia como el rey heredero del franquismo, es el rey de todos los españoles, igual que lo fue su padre. Muchos ingenuos, alimentados con cuentos de viejas ven a los Borbones como una especie de Calígula y Nerón, es inadmisible de todo punto inteligente.


Aquellos que hablan en nombre de la democracia, y que ahora ocupan el poder usurpado mediante un execrable juego de mentiras son quizás los menos demócratas que hay en España. Hablemos de corrupción.


Primer punto. Sánchez dirá que a raíz de la trama Gürtel, todo el PP es corrupto, cuando bien es sabido que el Presidente Rajoy ignoraba que muchos de sus ministros se estaban llenando los bolsillos de manera ilegal. No lo desmiento, pero es injusto juzgar a todos, meterlos en el mismo saco y dictaminar sentencia, más si como ha hecho Sánchez aprovechando la inestabilidad política causada por el independentismo catalán.


Segundo punto. PODEMOS dice defender la democracia y servir al pueblo, muy bien, si es así, ¿por qué sus dirigentes se compran chalets de lujo?, ¿o se financian con regímenes corruptos como lo son la Venezuela de Maduro y el Irán de los Ayatolás?


Tercer punto. Sánchez quizás haya olvidado que en el pasado el PSOE también se vio salpicado por los escándalos de corrupción. Sus miembros hablan en nombre de los obreros cuando muchos se van de cruceros de lujo o a marisquerías a llenar sus estómagos. ¿Y ellos se hacen llamar como las siglas de su partido dice?.


Es del todo inadmisible lo que ha sucedido, pero el temor es mayor habiéndose aliado Sánchez con los más radicales. No olvidemos que PODEMOS desearía proclamar la III república mañana mismo si pudieran, y acto seguido reescribir la historia y levantar monumentos a los asesinos de la Checka.


Por tanto diré que S.M Felipe VI es el más demócrata de los hombres que conocemos. No le han educado en el derecho divino de los reyes, sino en los principios y valores de la democracia. La democracia se debe usar para gobernar por todos, no por unos solos que solo gobiernan por sus intereses, puntos de vista o modelos de estado e implantando su ley. Ahí ya se roza el autoritarismo dictatorial. Han jugado con la democracia, y han ido en contra de ella. Si uno desea ser presidente del Gobierno, preséntese a unas elecciones.


Las alianzas de sectarismos extremistas son el cáncer de la democracia de hoy en día. Y por lo tanto yo aquí expongo mi opinión. Peligra la unidad de España, peligra su convivencia entre sus conciudadanos. Peligra el legado de la Transición y la Constitución del 78. Y peligran las libertades de expresión y la institución de la corona.


El Rey es el jefe del Estado y símbolo de unidad y permanencia de este. No permitamos que España retroceda en la historia. No volvamos a 1931 ni 1936. Debemos de mantener la cabeza fría y defender el legado y el sistema político.


Finalizo este artículo con una frase que dijo el historiador romano Dión Casio.


"La palabra democracia tiene un sonido agradable, pero en sus hechos se pone de manifiesto que no coincide en absoluto con su nombre. La palabra monarquía, por el contrario, resulta muy molesta al oído, pero es la forma de gobierno que tiene más ventajas. Porque es más fácil encontrar a un hombre bueno

que muchos".


Y por lo tanto así es como ha sido y debe ser. Felipe VI ese es el hombre bueno.


La corona debe ganar, siempre debe ganar.




Conde Bevilacqua Benedetti 















Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.