martes, 23 de octubre de 2018, 02:35
Elmonarquico2015
Elmonarquico2015

Elegía al héroe del monopatín

|


IgnacioEcheverria

El pasado 3 de junio se cumplía el primer aniversario del asesinato en Londres, del joven español D. Ignacio Echeverría Miralles, por unos terroristas mientras intentaba ayudar a un policía londinense




JoseGabrielRiscoPablos


Poema de José Gabriel Risco Pablos





(Al Excmo. Sr. D. Ignacio Echeverría Miralles de Imperial, in memoriam) 


ELEGÍA AL HÉROE DEL MONOPATÍN


Antaño se lavaba el honor de un alma

empuñando el acero en duelos singulares.

Con el brío de Heracles se alcanzaba la palma

en campos de batalla y furibundos mares.


El legado de aquellos héroes es una ofrenda

que revive, cual joya oculta que deslumbra

al mostrar su esplendor, ahondando en la leyenda

del noble caballero que a nuestra Patria encumbra.


Entre los verdes cabos de Prioriño y Segaño

nació un alma de luz, forjada con amor

e impregnada en valores insólitos de hogaño,

en pos de la justicia y el bien con pundonor.


Sobre encrespadas olas su tabla deslizó...

Con rumbo recto y fijo en la navegación

surcó mares lejanos. A Londres arribó

con velas desplegadas de ambición y tesón.


La tempestad umbrosa presagiaba el ocaso.

Un día infausto, envuelto en brillos de metales,

hizo frente a las fieras con presuroso paso.

Su indómita proeza deslumbró a los mortales.


En la heroica hazaña –sin flechas en aljaba

ebúrnea de Artemis, sin magia de Merlín–

era su talle airoso el que aventuraba; su florete en la lucha, ágil monopatín.


Durante el forcejeo, y en acto generoso,

defendió nuestra causa con firme caridad.

Fue en la barbarie un almo resplandor impetuoso

que prendió la tiniebla con lúcida verdad.


Las hienas atentaron injuriando al Amor,

y él entregó su vida cual consagrado preste.

Nuestro héroe expiró musitando con fervor

una oración sencilla –oh bálsamo celeste–.


¡Pero él no ha muerto! ¡Cómo no ha de vivir

si su gesta resuena en vastas latitudes,

si venideros vástagos su estela han de seguir,

si es dechado luciente de sublimes virtudes!


Brota nuestra esperanza honrando su memoria,

y allí en lontananza vive junto al Eterno.

¡Gloria al héroe que deja su impronta en la historia,

esencia pura de una flor del pensil superno!      



_______________________________________

Autor: José Gabriel Risco Pablos

2º Premio de Poesía en I Certamen Internacional de Poesía y Relato Corto Felipe VI (2016)

















1 Comentarios

1

Lindas palabras para alguien q salvo una vida aunque no imaginar q su vida se iba.

escrito por Nieves Pablos Mateos 29/may/18    23:47

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.